Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lü- diciembre- 1983 SÁBADO -ÁBC V ha intentado siempre su propia ficha redactar las definiciobibliográfica, el nes con las palabras Diccionario fundamás sencillas que se mental del español de encuentren, y que México se pa piiblj éstas, formen parte del Dirigido por Luis FERNANDO LARA cado en 1983, y a Esdiccionario. Como no paña no ha llegado El Colegio de México Fondo de Cultura Económica. 480 páginas siempre na sido posible sirio en la segunda mitad del año. Pero su eión de surna importancia, pues la altura de hacerlo, la obra apela at conocimiento de sus novedad no es cuestión de fecha, sino de esos estratos está en proporción directa con lectores y a la ayuda del maestro o de los materia. Obsérvese el título: no es un diccio- el gradpqle difusión hispánica del elemento padres de familia para que suplan esas canarto de mejicanismos gemela de tos de en cuestión. rencias. Pero el recurso a este procediargentinismos, chilenismos, cubanismos etPues bien: el Diccionario fundamental miento, la ayuda exterior, es una merma del cétera, aparecidos desde mediados del siglo cuya publicación motiva esta nota, es un anti- rigor científico con que la obra está concepasado hasta hoy, ni es, por tanto, continuabida, pues con ello se quebranta un postudor en su país de la tradición de un Icazballado elemental de la lexicografía, que es la ceta o de un Santamaría. Es un diccionario autosuficiencia del diccionario. Él abandono del español de Méjico Es decir, no se proconsciente de este principio viene a ser una pone recoger el léxico diferencial de su país, renuncia a la utilidad de la obra. Renuncia, en él sector del léxico español que es privativo o realidad, innecesaria, ya que la aplicación de característico de aquella nación, sino el léxicodicha norma no es imposible, como lo degeneral de ella, que abarca juntamente la muestra el ejemplo de dos diccionarios, tan masa léxica que tiene en común con las resbien fundamentales de la lengua francesa: tantes tierras hispánicas y loa Ingredientes el de Q. Góugenheim (1958) y el de G. Maparticulares que a ella se unen en la tierra toré (1963) de 3.000 y 000 artículos, resmejicana, con exclusión, naturalmente, de pectivamente. Si, para poder cumplir ese reaquellos elementos hispánicos que no viven quisito, el diccionario mejicano hubiera tenido en el español allí hablado. que duplicar su caudal, ningún daño hubiera Pero será necesario empezar por hablar de sufrido con ello. otro Obra Porque este Diccionario fundaEl incremento del catálogo de vocea habría mental es sólo el primer fruto de un ambiSido perfectamente factible sin alterar las pecioso proyecto nacido en tomo a 1972: el queñas dimensiones del libro, simplemente Diccionario del español de México. Según con no haber incluido un millar de términos un informe del director de ésa obra- -et técnicos ajenos al vocabulario fundamental mismo de la que hoy comentamos- se traque fueron incorporados al diccionario por el taba de redactar, bajo el patrocinio del Gomero hecho d que aparecen en los libros de bierno de la nación, un diccionario de la lentexto; Esta ruptura del criterio unitario de la gua española escrita y hablada actualmente obra- -anomalía que tiene la apariencia de en la República de Méjico, con la finalidad de cipo minúsculo de la gran obra iniciada hace ser una imposición externa al equipo redac impulsar el reconocimiento de una norma una decena de años y cuya terminación aún tor- -hace que en ella encontremos términos nacional del español Estas palabras de no se ve próxima. La razón de la aparición de como gramema, verboide, morfema, sinLuis Fernando Lara han sido interpretadas este avance es la ejemplar preocupación del tagma, cuya explicación compete exclusiva. por algunos como un propósito separatista Gobierno mejicano por fomentar activa y ur- mente a los libros de enseñanza en que. apacon respecto al español de toda la comunidad gentemente la defensa del idioma español. rezcan utilizados. El espacio que estos hispánica; algo así como un intento de fo- Por ello sus finalidades primordiales son centenares de tecnicismos ocupan en el dicmentar fa formación de una lengua nacio contribuir, á la educación ttngüíatica de niños cionario podría muy bien haberse cedido a nal que rompiera amarras con respecto al y; aduKos de la enseñanza elemental y- -tevoces bastante más fundamentales cuya defibloque hispanohablante. Se trataría, pues, de niendo en cuenta la compleja realidad lingüísnición falta, como orquesta, fatal, sindical, una grave amenaza contra la unidad del tica de Méjico- ser un instrumento útil para milicia, fértil, parir y otras, sobre todo teidioma. la enseñanza del español a los hablantes de niendo en cuenta que muchas de esas palaCreo que él recelo no es muy fundado. El lenguas indígenas interesados en esa se- bras omitidas (entré ellas, jas que acabo de proyecto del gran Diccionario del español gunda lengua que es la der país en que viven citar. son empleadas para definir otros vocade México no es una tentativa de suplantar, y del que históricamente forman parte Dé blos. También sé hubiera ganado bastante nacionalísticamente, al diccionario de todos acuerdo con estos objetivos pedagógicos, se espacio útil para ef vocabulario fundamental ios hispanohablantes (lo que es, ó aspira a ha compilado un léxico selectivo, constituido si se hubiesen suprimido gran parte de las ser, el de (a Real Academia Española sino por las: 1.451 palabras que forman el voca- casi setenta páginas de gramática y ortograde completarlo desde la perspectiva de la bulario fundamental las que integran el fía que preceden al diccionario propiamente norma nacional del español hablado en 75 por 100 de todas las emisiones lingüísti- dicho, así como las ampliaciones de tipo enciaquel país. Su puntó de partida es el princi- cas cultas en el español de México y su clopédico que sin necesidad hinchan muchos pio, reconocido hoy por todos los lingüistas, lista se basa en los daíos obtenidos por artículos. El lugar natural de todas esas explide que, en una gran lengua de cultura, por computadora para el diccionario grande. caciones son los textos escolares. debajo de la supernorma que es el uso uniLa noble ambición de fomentar el buen coAmbos criterios- -selección estricta de entario ideal de todos sus hablantes, existe una tradas, norma culta- aplicados con método nocimiento y el mejor uso de la lengua espaserie de normas respectivas de los países científico, son el presupuesto necesario para ñola concentrando el esfuerzo sobre los niveque comparten esa lengua, en las cuáles de- realizar un diccionario fundamental. Como les elementales de la enseñanza es digna de terminados rasgos diferenciales- -aceptados muy pocas veces se cumplen con rigor estas nuestro más cálido elogio? La empresa de por la generalidad de los ciudadanos- -convi- condictonesr a la hora de confeccionar este este pequeño Diccionario fundamental del ven con una amplia masa de usos que son tipo de diccionarios, debemos manifestar español de México tan grande en sus obcomunes a todos los demás países que com- nuestro aplauso por su presencia explícita en jetivos, está llamada a desempeñar- -una ponen la comunidad lingüística. Lo que se las pautas sobre las que se ha compuesto la vez que supere sus inevitables defectos de proponen los lexicógrafos mejicanos es- etet obra, que comentamos. Algunas objeciones, rodaje -un papel de suma importancia en la borar un registro general del léxico español sin embargó, me atrevería a exponer acerca educación de su país. Ojalá todos los Gobiertal como se usa realmente en aquella nación, de otras características de ella. nos de las naciones hispanohablantes imiten tanto en lo que tiene de! acervo hispánico Con un léxico reducido como el que pre- el magnífico ejemplo mejicano. universal como en lo privativo de la tierra; y marcando, en todo caso, los niveles de uso senta este diccionario- -dicen sus redactoManuel SECO (culto, coloquial, vulgar, etcétera) especifica- rea- -es difícil, si no imposible, que la obra de la Real Academia Española pueda leerse con su propio vocabulario. Se DICCIONARIO FUNDAMENTAL DEL ESPAÑOL