Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 A B C EL ACCIDENTE DE BARAJAS JUEVES 8- 12- 83 José María Cagigal, mía figura que desaparece para el deporte español Numerosas personalidades y autoridades se encuentran entre las víctimas del accidente de Barajas. En el DC- 9 que se dirigía a Santander viajaban el director del centro médico Marqués de Valdecilla, de la capital cántabra, César Llamazares Ortega; el presidente de Astilleros del Atlántico, Felipe Font de Quero; el director del Departamento de Geología de la empresa avilesina Asturiana de Zinz, destinado en Santander y uno de los pintores más conocidos de Cantabria; José Valdés Leal, y el pianista En el DC- 9 siniestrado murió también un pianista sudafricano que acababa de triunfar en el Teatro Real sudafricano Marc Raubenheimer, en gira por España, que se dirigía a Santander a dar un concierto. Por su parte, en el avión de Iberia con destino a Roma hallaron la muerte el ex director del INEF y actual profesor de Teoría de la Educación Física de este centro, José María Cagigal, que viajaba a la Ciudad Eterna acompañado de otro profesor y de un alumno, y la actriz mexicana Fanny Cano. A continuación ofrecemos unas cortas biografías de los fallecidos: Un pianista que triunfó en España El pianista sudafricano Marc Raubenheimer, en gira por España, se dirigía a Santander, ciudad donde, en 1982, ganó el primer premio del concurso internacional Paloma O Shea. Horas antes de embarcar en el avión que debía conducirle a la capital cántabra, manifestó a las personas que le acompañaban que estaba cansado de los recitales en giras y que sólo se dedicaría a tocar conciertos. De treinta y un años, había interpretado el Concierto número 2 de Rachmaninov, con la Orquesta Nacional de España, en el Teatro Real de Madrid, los pasados días 25, 26 y 27 de noviembre, con gran éxito de crítica y público. Nuestro critico musical, Antonio FernándezCid, recoge a continuación una crónica de urgencia sobre la personalidad del pianista sudafricano: Cajigal, un profesor de Filosofía del Deporte Nuestro critico deportivo Güera escribe sobre Cagigal las siguientes líneas: Felipe Font de Querol, un empresario cántabro Felipe Font de Querol, presidente de Astilleros del Atlántico, con sede en Santander, y de Astilleros y Construcciones (Ascón) con sede en Vigo (Pontevedra) había nacido el 30 de septiembre de 1940. Doctor ingeniero naval, perteneciente a la promoción de 1967, estaba casado con María del Pilar Miret Buti. A la presidencia de las dos empresas, a las cuales ya pertenecía, llegó una vez se consumó el abandono de su anterior propietario- presidente, Roberto J. Slinin, en una situación verdaderamente crítica que está en vías de solución dentro del proceso de reconversión de los pequeños y medianos astilleros. La situación de las dos empresas que presidía reflejaba la situación de la mayoría del sector, aunque con características muy especiales. Ambas están en suspensión de pagos y con expedientes de regulación de empleo. La noticia del accidente causó una gran impresión en los centros de trabajo y nada más conocerse la noticia se trasladaron á Madrid todos los responsables de las empresas citadas. A los pocos días del accidente que, para consternación y dolor generales del mundo musical, costó la vida a la gran pianista Rosa Sabater, acaba de perderla en Barajas, pasajero de Aviaco, su colega sudafricano Marc Raubenheimer, figura de gran prestigio, muy ligado al ambiente español desde que, en agosto de 1982, se alzara con el último premio internacional Paloma O Shea. No deja de ser dramática coincidencia que la tragedia se produzca en viaje artístico justo hacia Santander, la ciudad que conoció su triunfo, en pleno desarrollo de una gira de recitales por distintos puntos de España. Sólo hace dos semanas tocó de solista con nuestra Orquesta Nacional. Había participado también, el último verano, en los fes- tivales de Granada y Santander, y desde la conquista del premio citado su carrera, ya considerable, puede afirmarse que logró mayor brillantez. Marc Raubenheimer, nacido en Durban, comenzó su vida pianística a los once años y tocó, a los trece, con la orquesta de su ciudad. Discípulo de Gulda, en Viena, con ampliación de estudios en Londres y Nueva York, poseedor de muchos premios, su presentación en la Wigmore Hall londinense, en 1980, y las posteriores en Washington y en el Carnegie Hall neoyorquino fueron saludadas por- las críticas con unánime aplauso. Nunca más verdad: el sino corta dramáticamente un futuro de los más prometedores. Marc Raubenheimer, de la mano entrañable de Paloma O Shea, había conquistado muchos amigos en España. Descanse en paz el entrañable artista. A. F. -C. José María Cagigal es el hombre que con más altura ha tratado en España la educación física y el deporte, si prescindimos del vaior histórico de los pioneros sobre el tema, que fueron los profesores de la Escuala de Educación Física de Toledo, bajo la dirección del general Villalba, labor que continuaría tantos años después su hijo, que sería también general. En uno de los libros escritos por Cagigal, El deporte en la sociedad actual que tuvo la gentileza de enviarme con una dedicatoria cariñosa, y al que puso el prólogo Ricardo de la Cierva, hay un párrafo que refleja el espírtu y la obra del autor: El drama actual del deporte es que los estudios serios que sobre él se hacen no son conocidos, no ya por la masa de aficionados, sino por la gran mayoría de informadores, ni siquiera por los dirigentes deportivos ni políticos responsables. Aquí la ignorancia no se queda en la masa, sino que invade esferas de altos responsables. Otro de sus libros, Deporte y agresión editado por Planeta, está vigente y lo estará, desgraciadamente al contemplar la violencia que se emplea en el juego, en las competiciones, en general. Cagigal consideraba que Ja agresión humana se halla en el centro del comportamiento del hombre que participa en el deporte. La agresividad se vislumbra en el protagonista del deporte y en el suceso del deporte- espectáculo donde tanto en el grito de ánimo como en el insulto o gesto conminatorio se manifiestan netos patrones de agresividad social El prologuista de este tratado de Cagigal fue el eminente doctor Rof Carballo, que había escrito dos libros, Violencia y ternura y Violencia y sociedad que Cagigal interpretó bien y aplicó al serial proyectado sin limitación, con el título de El deporte en la sociedad contemporánea Cagigal diferenciaba exactamente él deporte praxis es decir, el primer deporte, que, originado en un simple juego de esfuerzo físico, ha ido alcanzando relevancia higiénica, biológica, educativa, humanística, sociodinámica, de lo que hoy marcha con creciente vigor, ensanchando áreas de influyencia y constituyendo estructuras, qué es el deporte- espectáculo. En este libro recogía también Cagigal para su pedagogía lo que sobre la agresión: el pretendido mal había escrito el profesor Konrad Lorenz, premio Nobel de Medicina 1973. GILERA César Manzanares Ortega, un médico recordado César Manzanares Ortega, director del Centro Médico Marqués de León, estaba casado con María Teresa Camy y era padre de tres hijas. Cursó sus estudios de Medicina en la Universidad de Madrid y se especializó como nefrólogo en la Clínica de la Concepción, de Madrid. Hace unos doce años llegó destinado a la Residencia Cantabria, de la Seguridad Social, en Santader, donde creó dicho servicio. Después pasó, como jefe del repetido servicio, al Centro Médico Valdecilla, que regía desde hace siete años, hasta que en marzo de 1983 fue nombrado director del centro, donde era muy estimado por su categoría profesional y cualidades personales, y donde se ha sentido mucho su muerte. Políticamente pertenecía al Partido Comunista, del que llegó a ser candidato a diputado al Congreso, si bien últimamente parece que estaba apartado de la política y que, incluso, había causado baja en el PC. Fue autor de numerosos trabajos y publicaciones científicas, y como profesional consiguó gran prestigio tanto en el ámbito nacional como internacional.