Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, JUEVES 8 DE DICIEMBRE DE 1983 Fl i V UM. -I Xrá ritw- ÍW ESTALLA LA MUERTE 4 Los accidentes aéreos no suelen producirse por un solo fallo, sino por una confluencia de causas que el destino se encarga de reunir en la misma fracción de segundo. La niebla, la parca señalización de Barajas, que podría mejorarse; la ausencia de radar de superficie, algún fallo de atención del piloto de Aviaco, todo ello se reunió para desembocar en la tragedia. Barajas, aunque perfeccionable, es un buen aeropuerto y la demagogia no debe desencadenarse ahora sobr él. Nuestro portadista ha reproducido el momento del terrible choque: el DC- 9 de Aviaco equivoca la pista y se introduce en la de despegue; el ola del Boeing de Iberia destroza el morro del avión de Aviaco; luego, la explosión y la tragedia: noventa y un muertos. Aunque también cuarenta y cuatro personas se salvaron