Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Novedades Información La guerra de los niños Dirección: Javier Aguirre. Guión: J. Aguirre, L. Murlüo, L. Castra. Fotografía: Ángel L. Fernández. Color. Productor: J. L. Bermúdez de Castre. Distribución: Video Tricorp. Precio aproximado de venta: 9.000 pesetas. Principales intérpretes: Parchís. INFANTIL. Una aventurera en Macao Dirección: Josep Von Sternberg. Guión: Bernard C. Schoenfeld y E. Rubín. Fotografía: Harry J Wiid. Blanco y negro. Distribución: Video Technics, S. A. Precio aproximado de venta: 9.000 pesetas. Principales intérpretes: Robert Mitehum, Jane Russell. AVENTURAS. ¡Bienvenido, 4 Se encuadra en la mitología del cine americano, y es próximo y directo siempre. John Ford, el maestro, el profíftco y afortunado cantor del Oeste, del americano medio, a menudo apologista de virtudes castrenses y en toda ocasión del pueblo americano, es uno de los autores representados en video. En la selección de algunas de sus obras esenciales. Ford se define a sí mismo como autor de westerns relatos de guerra donde los hombres cuentan más que los acontecimientos, y de comedias donde la fuerza de los sentimientos cuenta más que lo efímero de las modas. Heroísmo, risa, moción. Nace el t de febrero de 1885 en Cape Elizabeth, cerca de Portland, pero su origen irlandés gravita en su mente y obra, en su conducta moral. El delator (1935) se basa en la novela del escritor irlandés Liam O Flaherty. La acción transcurre en los agitados días de 1922, durante la lucha por la liberación del dominio inglés. Es la historia de un traidor, un delator, que será juzgado por los suyos. Ford se interesa por el tema de la dignidad, la corrupción, la libertad y la opresión. Otro modo, y lugar, de oponerse a cualquier tipo de opresión, aparece Mr. Ford! en Él fugitivo según la narración de Graham Greene. Ahora es México, y la intransigencia de un régimen policiaco hostil a la religión. Contrario, en definitiva, a la libre elección de los demás, aunque sea quizá su película menos significativa. En El hombre tranquilo que obtiene en 1952 el Osear de la Academia de Hollywood, como en ocasiones precedentes con El delator Las viñas de la ira y ¡Qué verde era mi valle! el púgil americano de ascendencia irlandesa es una especie de alterego de Ford. Y en recuerdo del país de sus mayores, los exteriores están rodados en Irlanda. La diligencia poema del Oeste, clásico renovado, que se inscribe en la mejor antología del género. El tema se inspira levemente en Bola de sebo de Maupassant, pero su tratamiento es muy diferente. El viaje en esa diligencia reúne en un microcosmo la síntesis más sencilla y expresiva de personajes del Oeste. Es un recorrido por los sitios característicos del mismo, por sus paisajes humanos y geográficos más puros y definidos. A diferencia de la acritud y aguda violencia de Maupassant contra los burgueses como se ha señalado, en la película prevalece el humor y la ironía, la simpatía hacia el médico locuaz y borrachín, y la aventurera, satirizando Ford acerca de la falsa moral y el inconsciente puritanismo. En este sentido es una de sus obras más abiertas. Y un prodigio de sabiduría cinematográfica, de madurez e ingenio. En la vertiginosa carrera de la diligencia, acosada por los indios, cambia el tono y al humor se antepone la epopeya, la aventura, en conclusión, con su riesgo. Y con la natural alegría de vivir esos angustiosos momentos. Y, sobre todo, cuando existe el ideal americano, que siempre proclamó Ford. Lo importante es la contribución de John Ford a la historia del cine americano y universal, durante su fecunda vida, en setenta y ocho años. Su filmografía sobre el Oeste reúne algunos de los ejemplos esenciales en el tema. Después de esa obra maestra que es La diligencia Aquí tenemos Fort Apache (1948) que es parte de una trilogía de la caballería americana, iniciada con La diligencia y que concluye con Río Grande (1950) Vicente A. PINEDA NOTA: Todos los tflutos están distribuidos por VkJeotechnics. A 8 C 103 El grupo Parchís en una película ingenua y emotiva en su género. Javier Aguirre emplea aquí su óptica comercial, en un cine que llega a los niños. Una ciudad, otro tema. El de aventura en un medio exótico y lejano, idóneo, a la acción de los que buscan fortuna. La lucha entre el bien y el mal. Otras novedades Oeste Camino de Santa Fe de Michael Curtiz (Estados Unidos) El ángel y el pistolero de J. Edward Grant (Estados Unidos) La calle de los conflictos de Edwin L. Marín (Estados Unidos) Dramas La herencia Ferramonti de Mauro Bolognini (Italia) El jorobado de Nuestra Señora de París de William Dieterle (Estados Unidos) Los girasoles de Vittorio de Sica Bélicas Arenas sangrientas de Alian Dwan (Estados Unidos) La patrulla del coronel Jackson de Edward Omytryk (Estados Unidos) Beta Som de Charles Frend (Estados Unidos) Precio de venta de cada videocasete oscila, generalmente, de las 8.000 a las 10.000 pesetas. SÁBADO 12 1- 83 CONTROL DE CALIDAD Una revista mensual especializada, bajo el título El arcón del pirata dedica media página a comentar la aparición ilegal en soporte electrónico de la famosa película Ghandi acumuladora de Osear, advirtiendo de las pésimas condiciones de las copias, subrepticiamente comercializadas en video, mediante cohecho de quien permitió que sobre la base de una copia en 35 milímetros, de exhibición cinematográfica, se atrepellasen los derechos de autor y de propiedad industrial. Lo que sorprende es que se le aproveche la ocasión para esbozar una crítica de la realización de Richard Attenborough, cuando huelga cualquier apunte de este tipo que se hizo en su momento y en el lugar que le correspondía. En realidad hay que limitarse a denunciar el hecho. Estamos deseando que de una vez y para siempre se deje el tema de la piratería, al que la revista editada por el Centro Scotch de Información de Video, Video Respuesta acaba de dedicar un número monográfico que dentro de lo manido del tema aporta elementos y datos de interés y recuerda la escasa o nula calidad de esas casetes por utilizarse para su reproducción cinta virgen deficiente y seguir un proceso elemental de duplicación. Es un extremo de suma importancia el de (a garantía de la cinta. De ello depende la conservación de tas casetes y su vida útil. Las variantes son acentuadas, según la calidad del soporte. Con cintas precarias a los diez pases hay que retirarla de la circulación. A la inversa, una cinta de calidad alcanza hasta quinientas reproducciones sin que el deterioro sea manifiesto. Innumerables copias que existen en el mercado merecerían ser excluidas de los catálogos y a menudo dan una imagen errónea de obras destacadas, sometidas a esa especulación en detrimento de su interés y del usuario. El control de calidad urge. Se sabe que es tarea prolija, ingrata, costosa, pero hay que abordarla con resolución y sinceridad.