Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
II I ii U LII IU I T- -it- Frente a frente Lo que más Bgradez 4? o a mis padres es ese amor incondÍQlonai, Yo he tenido a mis padres p a r a Jo bueno y p a r a lo malo Por Natalia FIGUEROA S uno de los aninij ks exlrüiírdmanos que ht conocido dtccn que dijo uñuel lefirii ndcííJ a Anj; i; a MolinaY en ella sonríe frcníc a mi al recordar la frase. Se encoge de hombro? y mira a Hcf É. su ñipando, que escucha nuestra conversación al airí libre, lejos de poluciones y de ruídos, en el campo. Angela habla mli con ios ojo que con la VOÍ. Una voz pcrsonalísJma. T i e n e una mirada húmeda, caM al borde de las lágnmas a veces nosialgica, bnllanie, que la aleja de la realidad o L a devuelve a ella. Una miiüda melancólica, asombrada en determinado? momentos, arrogante, que planea de pronto sobre las cosafí, que se escapa buscando la absoluta libertad que exige para poder vivir. ¿Eso de- animal cincmalográficD A n g e l a ¿P o r qu ¿crees que se te rifan los directores de tantos países? ¿Qué les aportas tú? -Fe en lo tiu hago, Y... no s í no lo s Tampoco sé si se me rifan, como lü dices, Sonric. Parece, a raioí, inaccesible, Y sin embargo es de una sencillez y de una afabilidad extraordinarias, ¿Guindo supiste que querías ser actnz? D c s d e siempre. Desde que veía ¡1 mi padre y estaba con é en los teatros, en los camcrine Mira, cuando siSlo eramos cuatro h e r m a n o s viajábamos siempre con mis padre No nos separábamos nunca. Y recuerdo aquellos años como si hubiesen sido ayer mismo... Nos dormíamos en una roulottc en un camerín... JugAhamos entre bastidores... Yo me m i r a b a e n t o d o s los e s p e j o s (hasta en los ascensores) y ponía caras, hacía gestos... Era Juana la Loca, de pronto... Me disfia Jiba con todo lo quL cogfa, Era una Upoca bonita, Tuví unn inf índrí preciosa- Muy dura, pero noío (ros no nos tíibümos cuenta, lan pequeños. Desde luego mi mfancia no tenía nada que ver con la de mis a mi güilos o niños del cí. k gio. Fue una infancia muy, muy feliz. Luego, cuando nació el quinto hermano, ya no pudimos seguir lodos detrás de mi padre... Y mi madre se quedó con nosotros. Cuando venia mi padre a casa no sabia ni Tegsñamos. Y como mi niadic tampoco ha sabido regañamo i nunca, pues... E -Vengo de cinco meses de rodaje de- La Bella OterO una serie para las televisiones europcnis, un lema precioso. interesantísimo, estupendo... Creo que ha quedado muy, muy b; en. Eso me han dicho. Y voy hada la canciún- SE, quiero grabar un disco. Tengo mucha ilusión y es lo que más me interesa ahora, Y en tu Vida privada, hacia dónde vas? -Al ático lleno de luz en la calle de Velázque adonde nos t r a s l a d a m o s ya e n s e g u i d a- -r í e- y a seguir igual que estoy, ique estoy muy bien... ¿Tu momento cómo es: de calma, de equilibrio, de duda, áe rebeldía, de felicidad... -De felicidad, íHombre. inquieta siempre lo he 5 Ído y creo que lo scr Pero ahora tengo calma y soy muy feliz. Sueño, sueño mucho. Y soy feli con lo que tengo, soy consciente de lo que tengo, que es mucho. Cuando habla mira a los ojos. Y juega con sus manos. Su expcesíón es de una enorme belleza y hay en ella una mezcla de cosas: desafío, dulzura, melancolía, timidez, valentía, Y por encima de lodo una extraña paz. una absoluta serenidad. ¿A qué jugabas de niña? -A ífisfrüzarme. A las obras de teatro, a los actores. Sicmpie pedía a los reyes disfraces... Estudiabas? -No me gustaba estudiar; pero yo tenia una parte muy responsable y pensaba que mi padre estaba fuera. tr. ibajando para que yo pudiera estudiar. Y to que nO podía era fallarle. Y estudiaba, y aprobaba, con mucho esfuer o. No me gustaba nada la Qutmiea y esas cosas, En cambio era muy buena en Historia, en Literatura, El tema de los niños surge muchas veces durante la conversación. Hablamos de los suyos. J e los míos, de los otros... Para Angela un nirto es algo sagrado, extraordinario, que ha cambiado por completo su vida, ¿Puede decirse que hav una Angela antes v otras después de haber tenido hijos? -Desde luego. Rjaiet ya no me acueríio de mí cuando no íenía hifos. ¡Son tan fantásticosl- ¿Quiénes tienen más derecho a pedir cuentan: los hijos a los padres o al contrario? -Exactamente Igual. El mismo derecho unos v olrt) s. Angela con a autora de la entrevista: en realidad no e gustan Isa entrevistas, aunque, de vez en cuando, sl t i e n e Jgo que d e c i r le e n c a n t a h a b l a r fatal, ¡nos educaron fatal! (Se rie) Nos daban todo lo que tenían, A veces, en el colegio, yo inventaba que en mi casa me castigaban, porque los demás niños lo contaban, y a mí me daba una envidia, jYo no sabia lo que era un c a s t i g o E r a m o s muchos hermanos y nuestra casa tenía tanta vida... Siempre jugando, p e l e á n d o n o s r i é n d o n o s Mi madre ha estado siempre al lado nuestro. No había ninguna kiisiancia entre nosotros y ella. Había mucho, mucho amor parj no ttros... Sobre todo CMÍ: una infancia llena de amor. Eso es ío que yo he tenido. Siempre le contaba todo a mi madre. De hecho, se lo sigo contando. ¿Es eso lo que más agradeces de lo que tus padies te han dado, ese amor? -Sí. Esc amor incondicional. Yo he tenido a mis padres para lo bueno v p- ra lo n alo, ¿V la profesión de tu padre. fP pnpularidaít slis co ta te añajes, las separaciones. te hacían descítr algumi ve? otra clase de oficio Tiara el. con unos horarios más Iguales a los tuyos, más compatibles. -SI, sj... iYo he echado tanto de menos a mi padre. Pasaba meses sin verlo. Me lo recordaba lodo el mundo todos los días... En el port; d. en la calle, en la radio, en el colegio... Mira, esu es la hija de Antonio Molina. Yo vivía con su recuerdo. Me acostumbró a quererte idealizandolo, y luego venta a casa y le quería tanto... Porque es... ¡Bueno, no te voy a decir cómo es... (Sonríe! Echaba mucho de menos a ese padre que oíros niños tenían, y al que encontraban al llegar dc colegio, y que les ayudaba a hacer los deberes o les daba eonsc os... Yo hablaba con él sin que él estúcese, hablaba sola, Lo pasaba muy mal, porque le adoraba. Era mí no -io, ¿s a t i s? Yo estaba completamente loca con mi p idre. Y Él conmigo, porque fui la primera niña después de dos chicos, y luego inieron más chicos detrás de mí, o sea, que durante muchos arios ful como la princesa de la casa... Her e añade: -Y sigues igual. Angela, Ella continúa: -Es que lo de mi padre y yo, Yo tengo con mi padre una historia muv e s p e c i a l ¡S o m o s lo mismo J e terribles los dos. Los buenos momentos Es U b r a con ascendiente Escorpio, Confiesa tener un car; k (er variable, sabe muy bien lo que q u i e r e y por qué lo q u i e r e ¿Metas? Trabajar con directores a quienes admire, encontrar buenos Temas y qu el rebultado sea fecundo para todos, aportando ella su grano de arena. Le hace gracia su fama de nsalvajci de huidiza, Me parece bastante antigua... ¿De dónde vienes y a dónde vas, profesional me n (c hablando