Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 54- SUCESOS -DOMINGO 7- 8- 83 Gran inquietud entre los familiares de los tripulantes del petrolero Pesimismo sobre la suerte de los tres desaparecidos Madrid Durante todo el día de ayer fueron incesantes las llamadas telefónicas que se recibieron en la sede social de la Empresa Nacional Elcano, por parte de familiares de los tripulantes el buque Castillo de Bellver para interesarse por el estado y paradero de los tripulantes del barco siniestrado. A las doce y media de la noche se seguía sin tener noticias de los tres marineros desaparecidos, según fuentes de la Empresa Nacional Elcano, propietaria del buque, que señalaron a Efe que las labores de búsqueda de los tres marinos continuaban en medio de un temporal, que esta acelerando el hundimiento del petrolero. La popa está prácticamente hundida a esas horas, mientras la marea negra sigue extendiéndose. Las impresiones de la Empresa Nacional Elcano sobre la localización de los marineros desaparecidos eran pesimistas, dadas las malas condiciones atmosféricas, aunque seguían manteniendo una cierta esperanza. La directiva de la empresa se encontraba ayer reunida estudiando las circunstancias que han rodeado el accidente del petrolero español, que se incendió a cincuenta millas de las costas sudafricanas, cuando realizaba el trayecto Jebel Dhanara- Cartagena, con 250.000 toneladas de crudo. El capitán del buque, Alfonso Civera, de cincuenta y cuatro años, que ayer por la noche pudo hablar telefónicamente con el presidente de la compañía, Pedro Sancho, le resaltó el perfecto comportamiento de la tripulación durante la evacuación del barco. En todo momento se portaron como grandes profesionales -le dijo- -y manifestó su esperanza de encontrar con vida a las tres personas desaparecidas. El primer oficial de máquinas, Germán García Juan, que resultó con quemaduras, se encuentra hospitalizado en un Centro Sanitario y su estado no reviste gravedad. En cuanto al- narinero Juan Bea ha sido también internado, ya que padece un gran shock porque permaneció durante mucho tiempo en el mar. El barco está asegurado por la compañía Musini (Mutua del Instituto Nacional de Industria) y por la Britania Club. Todos los riesgos, tanto los personales corno los de contaminación, están completamente cubiertos. El barco siniestrado era uno de los mayores petroleros de España. Su primer viaje, en 1978, fue a Fateh Dubai, en el golfo Pérsico. Era uno de los cinco petroleros de la Empresa Nacional Elcano. Sobre las dos de la madrugada de ayer se recibió en España, a través de Pozuelo Radio la primera noticia del siniestro que era comunicada por un delegado de la Empresa Nacional Elcano en Sudáfrica. Durante todo el día las informaciones a la sede de la compañía iban llegando a cuentagotas y se esperaba con impaciencia que el pesquero Haverts Carina que rescató al capitán de la nave, llegara a tierra para ponerse en contacto telefónico con él, con el fin de que les informara sobre las causas del incendio, así como del estado de los tripulantes. A las diez de la noche de ayer emprendieron viaje a Sudáfrica dos directivos de la Empresa Nacional Elcano para tratar con las autoridades de aquella nación los detalles sobre el siniestro. Fuentes de la mencionada compañía no quisieron facilitar hipótesis sobre las causas del accidente, puntualizando que habría que esperar a las conclusiones que realice la Comisión investigadora. La Empresa Nacional Elcano posee actualmente catorce barcos entre cementeros, petroleros, multipropósitos y bulkcarriers Los cinco petroleros son el Castillo de Salvatierra (271, 487 Tpm) El Castillo de Tamarit (271.488) El Castillo de Bellver (271.540) El Castillo de Monte Aragón (173.056) y El Castillo de Lorca (173.056) La flota petrolera española es la novena del mundo La Empresa Nacional Elcano de la Marina Mercante, S. A. quedó constituida el 20 de octubre de 1943, con participación al cien por cien del Instituto Nacional de Industria desde su constitución. El capital es de 3.700 millones de pesetas, según consta en el último anuario de empresas del INI. Su actividad es el transporte marítimo y la colaboración con los astilleros españoles para promover nuevas construcciones. La Empresa Nacional Elcano posee actualmente catorce barcos entre cementeros, petroleros, multipropósitos y bulkcarriers Los cinco petroleros son el Castillo de Salvatierra (271. 487 Tpm) El Castillo de Tamarit (271.488) El Castillo de Bellver (271.540) El Castillo de Monte Aragón (173.056) y El Castillo de Lorca (137.056) La flota petrolera española es la novena del mundo, con un total de 8.630.000 toneladas transportadas, lo que representa el 2,6 por 100 del total mundial. El primer transportador de crudos por mar es Libería, con el 31,3 por 100 del total del tráfico mundial, seguido de Japón, con un 9,3 por 100. Relación de desaparecidos y rescatados Un representante de la Empresa Nacional Elcano, en Ciudad de El Cabo, informó ayer tarde que la identidad de los tres tripulantes desaparecidos en la catástrofe del petrolero Castillo de Bellver es la siguiente: José Pérez Alcántara, jefe de máquinas, de Madrid. Alfonso Bandín Vélez, segundo maquinista, de Cádiz. Manuel Queto Sonora, mecánico, de Galicia. En cuanto a la relación de los treinta y un tripulantes más dos esposas de éstos que pudieron ser rescatados es: capitán, Alfonso Civera Alvarez; primer oficial de cubierta, Pablo Guevara Martínez; segundo oficial, Pedro Galán Alonso; tercer oficial, Antonio Bustamante de la Rocha; oficial radiotelegrafista, Amando Alvarez Cabeza; primer oficial de máquinas, Germán García Juan; segundos oficiales de máquinas, Antonio Caamaño Bouzas y José María López Ruiz; contramaestre, Domingo Reigosa; los marineros José Bea Prieto, Juan José Guillas Mieites, Manuel Condamo Lago y Manuel Lámela Lámela; los mozos Manuel Gómez Roo, José Silva Fernández, Secundino Santos López y Ramón Bea Prieto; calderetero, Adelino Díaz Lozano; mecánico, Eduardo Soto Eirín; electricista, Manuel García Reina; los bomberos José Moos Romay y José Sierra González; los engrasadores Francisco Delgado Benedicto, Manuel Lestón Piñeiro, Constantino Grego y Antonio Penaujos Rodríguez; cocinero, José Gímeno Villanueva; los camareros Antonio Sanz Salazar y Daniel Rama Baña, y los marmitomes Juan José Morales Carmona y Ramiro Martínez Rodríguez. Además, fueron rescatados las dos mujeres, María del Pilar Gil Albesa, esposa del primer oficial de cubierta, y María Eugenia Tejeiro Rodríguez, mujer del primer oficial de máquinas. La mayoría de los rescatados son madrileños, gallegos y gaditanos. Datos técnicos del Castillo del Bellver El Castillo de Bellver que es uno de los petroleros más importantes de Europa y el primero de España, dispone de alojamiento para una tripulación máxima de cuarenta y cinco hombres, todos ellos, salvo los alumnos, alojados en camarotes individuales de un estándar elevado con sus asesos, incluyendo los espacios necesarios para los servicios de armador y estando provistos de un sistema de aire acondicionado en todos los camarotes y salones. El equipo propulsor principal es un grupo de turbinas marinas AESA- General Electric, tipo MST- 14, constituido por una turbina de AP de nueve etapas, otro de BP con ocho etapas y una turbina ciar; engranaje de doble reducción, válvula de maniobra y condensador con circulación por sistema Scoop En cuanto a la automoción, dispone de un sistema automático de marcha de la propulsión y grupos electrógenos con mando remoto centralizado en la cámara de control de máquinas. Está equipado con un sistema Litton de vigilancia de condición de maquinaria, provisto de ordenador, memoria de datos y una impresora de salida de los mismos con la que proporciona la comunicación con el operador. Para controlar la carga, descarga y operaciones de lastrado el buque dispone de un sistema de medida de niveles y de accionamiento remoto de válvulas y turbobombas, que se manipula desde una consola de control con esquema mimico situado en una cámara de control de carga. En el mismo local lleva instalado un calculador de los efectos de la carga sobre la estructura del buque. Para los momentos de ocio de la tripulación cuenta con una piscina y una sala de cine. El trabajo, durante la travesía, que suele durar del orden de unos treinta días, es muy intenso. Tanto El Castillo de Bellver como cualquier otro buque de la Empresa Nacional Elcano no cuentan con equipos médicos y en el caso de alguna emergencia la asistencia sanitaria es realizada por los miembros de la tripulación siguiendo las directrices, que facilitan los médicos, que de forma permanente, se encuentran en Pozuelo Radio. En estos buques sólo está permitido que viajen tres mujeres como máximo y tienen que ser esposas de algún miembro de la tripulación.