Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 9- 7- 83 SUCESOS A B C 33 En el juicio se ha destrocado a dos familias: Urquyo y Escobedo Miguel Escobedo, hundido por la condena de su hijo Rafael Madrid, -fcésár de Navascués Es cabeza de una familia donde el drama se asentó hace casi tres años, desde que, en agosto de 1980, se cometió el crimen de los marqueses de Urquijo. Miguel Escobedo no lleva solo el dolor de la reciente condena de su hijo Rafael a más de cincuenta y tres años de cárcel. Quiere, además, responder a las acusaciones que, sin prueba alguna, se han vertido recientemente desde una revista en la que se le acusa de estar implicado directamente en el asesinato. A. La entrevista la mantuvimos con Miguel Escobedo en un bar situado enfrente de su casa. Allí ésta su mujer, a la que intenta ahorrar en lo posible todo lo desagradable. -Está muy afectada- -nos dice- Son muchos meses, años de sufrimientos, siempre CGjr la esperanza de que todo se resolviera dé un modo más favorable a corrió se ha resuelto. Desde el punto de vista de su salud y físicamente, el caso le ha afectado mucho más que a mi propio hijo Rafael, ¿Cómo han recibido la sentencia? -Mire, como otra mucha gente, como mi propio hijo, yo estaba completamente convencido de quela verdad brillaría en éí juicio y que saldría ábsuelto: No ha sido así, a pesar de todo, y nos ha cogido de sorpresa. Ahora es nuestro abogado, señor Stampa, quien tomará las acciones legales que haya que tomar. Tenemos la inmensa suerte de que es un magnífico abogado que conoce bien su oficio y que tiene una capacidad de trabajo asombrosa. había. A veces mantenían unas relaciones completamente amigables y en casa. Otras, esas relaciones eran más frías. El marqués no era tampoco esa especie de, judío de riovela- que pintan. Tampoco eso es cierto- -Rafael hablaba mal de Juan, del actual marqués. -Cuando ha dejado de ser amigo suyo ha s ¡do, a raíz de entrar mi hijo eri; la. cárcel. Porque Hasta que ingresó en Carabanchel seguían, tan amigos y tan normales. Ñi el hijo ni Miguel Escobedo la hija dudaron de que Rafael no tenía ni arte ni parte en esto. En realidad, todo surgió a raíz de detenerle la Policía Lo que sucedió fue más una rotura de contacto que una riña. Yo creo que no ha habido riña entre, ellos. Juan ha reconocido que Rafael no tenía que ver en este asunto, lo mismo que mi hijo ha dicho que Juan no tenía nada, que ver. ¿Qué ha pasado? ¿Qué ha sido? Ese es el problema que todavía no está resuelto y dudo mucho que se pueda resolver algún día. Desprecia las acusaciones lanzadas contra él: Es algo tan irracional que no puede ser tomado en serio y no merece la pena iniciar acción crimiadecuados. El lugar empleado no es ni modo ni manera de ayudar a la Justicia: Creo que es un vergonzoso camino de coacción pública que no tiene ni la más débil justificación. Si, de verdad, lo que se quiere es, ayudar a la Justicia, no se puede hacer siV En cuanto al tiempo, laí oportunidad, se buscei el momento más crítico, él momento éri qué se ha concluido el juicio y todavía no hay sentencia. En ese instante es cuando sé presenta al público. Yo no lo tomo como una mera coincidencia, sino como un propósito determinado, como una manifestación dé intencionalidad. Es una verdadera sutileza política utilizar la opinión de rrvasás No sé ni quién lo ha escrito, ni cuando se ha escrito; sólo sé cuándo ha sido publicado. Y creo qué hacer uso de tanta frase soez e impúdica descalifica el uso que se pueda hacer de ello. Los asuntos serios y graves, por propio respeto, y por respeto de ellos, deben ser tratados dé otra forma. No sólo es mi opinión como, padre, sino como simple lector. No es lugar, ni tiempo, ni forma. En lo que se refiere a mí y las graves acusaciones que se me hacen, puedo decir que sólo tomo en serio lo que es serio y no lo que se dice en ese vergonzoso ejemplo periodístico. Personalmente, no pienso ejercer ninguna acción legal. No preciso mayor defensa que la propia y neurótica redacción de lo escrito. Que lo lean y que juzguen. Un sumario que ha durado más de tres años, con continuos quebrantos del secreto sumarial, ha dado tiempo más que suficiente para cualquier investigación. Después de tres años, que vengan contando historias que no se han dicho en el otro lado, y de forma que da vergüenza leerlo. Es algo tan irracional que no puede ser tomado en serio y no merece la pena iniciar acción criminal contra ellos. Se ha dicho que procede de la Policía. No lo sé, lo desconozco. Pero el concepto que tengo de la Policía no es el de que produzca unos escritos que parecen realizados por un loco. No creo que la- Policía pueda difundir unos escritos como éstos. Un matrimonio roto -Evidentemente, en el hecho de que Rafael se haya visto implicado en este drama ha sido determinante su fracaso matrimonial. ¿Cómo, cree que ha influido Miryam, la ruptura de su matrimonio, en la vida de Rafael? -Eso es muy difícil de valorar. Se ha deformado mucho todo. Esos apuros económicos de los que se ha hablado no eran ciertos. Gastaban bastante dinero todos los meses. El la compró abrigos de pieles y una serie de cosas. Ella también ganaba dinero. En fin, no se privaban de hada. -Pero en cuando al hecho moral de la ruptura del matrimonio... -En un principio le dejó muy desconcertado. La madre de Miryam intentó por todos los medios que no se divorciaran. Era una mujer muy católica. Procuró por todos los medios que el matrimonio siguiera. Creo que se ha desvirtuado en el sumario la vida familiar, tanto de Rafael como de los Urquijo. -Si no ha sido Miryam la figura negativa, ¿lo ha sido la del amigo americano, Dennis Rew? -Es evidente que una persona extraña que se cruza por el medio siempre pone dificultades y problemas para que un matrimonio se vuelva a arreglar. Pero ésa es la parte más confusa y más desvirtuada de todo el sumario. Creo que si hubieran vivido los padres Urquijo, el matrimonio de Miryam y Rafael no se hubiera roto. Se hubieran arreglado. Y esto del americano hubiera sido un simple capítulo accidental que habría quedado olvidado. -En el proceso se ha hablado muy mal de la figura del marqués... -La realidad es que también se ha exagerado mucho; se ha hablado mal no sólo del marqués, sino de todo bicho viviente. La realidad es que en este sumario lo que se ha destrozado ha sido a dos familias: la Urquijo y la Escobedo. Pero tampoco el marqués era tan malo como le pintaban. Tampoco se llevó tan mal con mi hijo como decían. A veces había algunas diferencias y a veces no las Acusaciones sin pruebas -Ustedes, el día anterior a que se produjera la sentencia se vieron desagradablemente sorprendidos por las acusaciones de una revista... -Evidentemente. Aplicando un poco de esa estructura de las obras de teatro, en cuanto a la forma le diría que la redacción, la forma como está escrito ese artículo, es destacadamente soez e impúdica. Dice cosas que una persona no puede leer sin ruborizarse. Muestran, como diría un psicólogo, un cuadro psíquico bastante negativo de la persona que lo haya redactado. No sé quién será. Pero nunca he leído nada igual a eso y le aseguro que yo leo muchísimo. Domino tres idiomas y me paso horas y horas leyendo. En cuanto al lugar, cuando alguien hace afirmaciones de esa naturaleza, con acusaciones tan graves, creo que es más correcto utilizar otras audiencias y lugares más Rechaza otras implicaciones -En ese artículo se implica a dos personas que hasta ahora parecían estar fuera del tema, como son Javier Anastasio y Mauricio López Roberts. ¿Tiene usted idea de por qué? -No lo sé. Lo que sí le puedo decir es que no comprendo cómo se les puede implicar, ni cómo me implican a mí. No creo que tengan ninguna implicación. Lo que sucede es que estaban en el círculo más próximo de los amigos de Rafi, y entonces se decide implicarlos. Si hubieran existido seis u ocho amigos, por ejemplo, como Juan, los habrían implicado. Vamos, que tal y cómo se describen los hechos, para ir al lugar del crimen, en vez de en coche, habrían tenido que alquilar un autobús. Resulta todo tan increíble que no comprendo cómo nadie pueda pensar que esa versión ha salido de la. Policía. ¿Cómo piensan que se presenta el futuro? -El recurso de casación no creo que dure más de seis u ocho meses. Después del mismo, si hace falta, recurriremos a donde sea necesario. Eso depende de Stampa. El futuro se nos presenta duro. Pero ayudaremos a nuestro hijo en todo teque podamos. Yo, desde luego, defenderé á rni hijo hasta el final, por encima de todo; Es lo lógico y lo que haría cualquier padre, mv Aclaración de la sentencia Madrid La Sección 3. a de la Audiencia Provincial dictó ayer un auto aclarando la sentencia, por el error sufrido al apreciar en el fallo la agravante de nocturnidad rechazada en el considerando y omitiendo en cambio la circunstancia de morada que se apreciaba en el mismo considerando. En este sentido, se especifica que Rafael Escobedo es condenado por asesinato cualificado por la alevosía con las agravantes de premeditación y, morada.