Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 ABC ESPECTÁCULOS Crítica de teatro LUNES 16- 5- 83 Fallece en accidente Eduardo Pegamoide Madrid Nanas de espinas o la llegada de Távora al menierismo Titulo: Nanas de espinas Autor y director: Salvador Távora. Técnica: L. y J. M. Pérez. Arreglos musicales: Vicente Sanchiz. Interpretes: Ana Malaber, Luisa María Muñoz, Concha Tavora, Manuel Alcántara, Rafael Fernandez, Francisco Carrillo, Jesús Jiménez, José Rodríguez, Juan Romero, S. Tavora. La Cuadra de Sevilla. Teatro Martin. Dentro del III Festival Internacional de Teatro ha venido al Martín el veterano grupo La Cuadra de Sevilla, que maneja e inspira Salvador Távora. Más de una vez hemos expresado aquí nuestra gran consideración al tratamiento que este autodidacta del teatro, este creador de terminología plástica y dramática que es Távora, nos ha merecido con trabajos como Quejío que fue su revelación ante el público madrileño, o Los palos por no citar otros episodios de su trayectoria. Ahora reaparece con otra nueva experiencia cuyo primer signo evidente salta a la vista: el punto de mira o diana, fijado en cierto teatro de festival, que existe a causa de los festivales, como hay ya unas canciones de festival, entre las que, ciertamente, no se encontraba eso de la barca que se ganó a pulso un cero televisivo hace poco, y como hay películas de festival de las cuales hemos tenido hace no mucho reflejos de su eficacia. Mareado así está el espectáculo titulado Nanas de espinas en el que parece dudoso que la inspiración autónoma de Távora haya introducido, por resonancias de situación y ámbito étnico y social, famosos temas lorquianos, y no haya sido, al contrario, ese material de García Lorca el que ha movido e impregnado la tarea estructural del nuevo trabajo de La Cuadra. Cuando un artista creador, y Távora lo es, alcanza un punto de saturación en la terminología que por sí mismo crea, se enfrenta con la necesidad de una grave decisión: o rompe con lo alcanzado y emprende una nueva etapa al modo que un proyectil estelar se desprende de su primer elemento impulsor para seguir más ligero y con nueva energía, o empieza a repetirse. En este segundo caso, que es el de Nanas de espinas lo incialmente fresco y germinal se ha esclerosado. Ya es de una belleza, digamos, académica, ya aparece como un clásico de sí mismo. En este sentido Távora llega ahora a nosotros como un manierista de Salvador Távora. Estamos una vez más ante el vigor plástico, ante la capacidad de formulaciones visuales, ante la condensación de lo que podríamos llamar estüemas o bien sintagmas, andaluces; más que eso, sevillanos o sevilla: nistas, y, por tanto, ante una Andalucía quintaesenciada. Es decir, privada de soltura, dramatizada hasta el extremo. Mejor aún, sacralizada. E! magnífico oficio del grupo, de los actores, que bailan, que cantan, que palmean, está ahí, en grado de perfección. Eso quiere decir que ya no va a más, que ya es lo que es, lo que ha sido. Piedra, mármol de sí mismo. La vida se estratifica. El drama se hieratiza. Lo popular pierde el arrebato sincero y se hace juego popúlarista. La belleza que se da ya no es germinal, ya es repetitiva. Las nanas lorqueñas, recreadas, modificadas, digamos que estilizadas, cuando García Lorca ya era en sí un estilizador; los martinetes bravios y jondos, las saetas, siempre proclives al colorismo turístico, entran y salen en el juego hieratizado dentro de un ritmo denso, de un dramatismo recargado de signos adi- Ana Malaber, Manuel Alcántara y Luisa María Muñoz cionales. Andalucía está ahí, pero no es eso. Al menos no sólo eso. Y así estamos ante una forma de falsificación de la realidad en la que se usan elementos auténticos y bellos cuyo significado pierde totalidad y da una imagen manierista inevitablemente. Quizá le es necesario a Távora y a sil magnífica hueste una dosis de humildad, un regreso a lo natural. Si desmigajara menos los pocos textos que usa, si recuperara lo que el lenguaje popular andaluz tiene de vivido, de rápido, de deslumbrantemente sanguíneo, la luz que ahora queda fuera, como en el tenebrismo de Ribera o Caravaggio, retornaría. No sé si a García Lorca le placería este acendramiento jondo esta exclusión de la luz, de lo popular en su estado natural. No podemos preguntárselo ya. Al público, a juzgar por los aplausos, el aguafuerte andaluz, con demasiado rayado que oculta las iniciales figuras, le emociona. Lorenzo LÓPEZ SANCHO Eduardo Benevente, uno de los integrantes del desaparecido grupo Alaska y los Pegamoides, falleció sobré las cinco de la tarde del sábado a consecuencia de un accidente de automóvil ocurrido a la altura de la localidad riojana de Alfaro. Eduardo, de veinte años y natural de Madrid, viajaba en un Seat Ronda, matrícula M 3458- EX, junto con Ana Isabel Fernández Curra de veinticuatro años, que conducía el automóvil, y Jorge Arboles Sánchez Toti Los tres pertenecían en la actualidad al grupo Parálisis Permanente, formado definitivamente hace unos meses a raíz de la disolución de Alaska. El coche en el que viajaban se salió de la carretera en una curva, dando varias vueltas de campana, a la altura del kilómetro 197 de la autopista A- 68, en medio de una fuerte tormenta de viento y agua. En el accidente resultó herida Ana Isabel, con fractura de clavícula y diversas contusiones, y con lesiones de carácter leve Jorge Arboles. Ambos fueron ingresados en la policlínica de Calahorra. Los tres ocupantes del vehículo se trasladaban de León a Zaragoza, donde esa misma noche debían comenzar una serie de galas. Premios de Montreux El programa de la Radiotelevisión Italiana El paraíso ha ganado la Rosa de Oro def concurso internacional de Televisión de Montreux. La Rosa de Plata fue concedida a la BBC por su programa Three of a kind y la Rosa de Bronce a la producción Happy new century de la NKR. El premio especial de la ciudad de Montreux al programa de variedades más alegre ha recaído en It s your move de la United Kingdom Independent Broadcasting- Thimes Televisión. Menciones especiales han distinguido a los programas Le grand orchestre du splendide de Antena 2, de Francia; Bathania at the coliseu de la Radiotelevisión Portuguesa, y Quatre inte rwiews avent l hiver de Gostel RadioTSS, de Moscú. En esta ocasión España ha estado ausente por no disponer de un programa adecuado, según explicaron los directivos de TVE. Ha muerto Blanquita Suárez A la edad de ochenta y nueve años ha fallecido en Madrid la actriz cómica Blanquita Suárez. Nacida en San Sebastián, su gran popularidad en los años veinte, por su dedicación al género frivolo, la llevó a hacer la película muda La verdad y a posar como modelo de Picasso. No volvería al cine hasta 1942, con un pequeño papel en Rojo y negro interviniendo después en otros filmes, como Boda accidentada La chica del Madrid. Ep. gato Sierra maldita La violetera y Fray Escoba Alrededor de las diez y media de la noche se produjo una avería en la torre de señales de Televisión Española, instalada en Torre Musicales España, que cortó la emisión de TVE, según manifestaron fuentes del Ente Público. FAKSTAIT La centralita de televisión quedó bloqueada De Verdi. Días 22, 25, 27 y 30 de mayo. Teatro Nacionaí a causa de las llamadas que pedían explicaZarzuela. -R. ciones del corte de la emisión. A las once TKATRO RKAL menos cinco de la noche un locutor anunció Miércoles 18 muyo, X tarde que se había producido una avería en las Recital extraordinario de piano patrocinado por S. A R. la vías de enlace que provocó un corte durante Infanta Doña Pilar de Borbón, Duquesa de Badajoz, pro unos minutos. Muchos aficionados esperaban Alpe. Única actuación del eminente pianista Francois- Joet a esa hora la retransmisión del partido de fút- Thiollier, con obras de Mozart. Schumann, Chopiri y Branms. Localidades en taquillas de 11 a 2 y 5 a 7. Entrada bol entre Malta y España. que se había celeespecial para estudiantes. Teléfono 248 38 75. -R. brado ayer tarde. La avería duró, aproximadamente, veinte XX TKMPOKADA l ti LA Ol KRA minutos y afectó también a Radio Nacional de Días 22. 25, 27 y 30 de mayo. Falstaf de Vérdi. Teatro España. Nacional Zarzuela. -R. Una avería interrumpió el programa deRTVE veinte minutos