Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág, 60- TRIBUNA ABIERTA -SÁBADO 23- 4- 83 iUE individuo, miembro de una sociedad y partícipe de una cultura, no representa, en persona y cómo persona, un papel social en ese teatro inmenso que es, en dicha sociedad, la comunidad y la cultura en las que esa persona vive y actúa? (A ese respecto léase Sociologie du theatre del maestro Jean Duvignaud. MÉDICOS Y ESPECIALIDADES El médico- -por ejemplo- -se comporta en ese complejo sociocultural no como él desearía o pretendería comportarse si fuese dueño y señor de su persona, sino como su comunidad o su cultura- -conexionadas con mayor y menor intensidad o convencionalismos, mitos y símbolos- -esperan que él se comporte en el desempeño de su papel social: el de médico. Pocos son los miembros de una comunidad que escapan a esa contingencia de tener que representar los papeles que les correspondan como personas o tipos sociales. Cada uno de nosotros- -y raras son las excepciones- -representa sociológicamente, y según su- sexo, edad, posición en el seno familiar, formación, profesión, religión o ideología- -casi siempre religiosa- el papel de actor. Cada uno de nosotros- -con raras excepciones también- -tiene que desempeñar un papel que correponde, más o menos, a alguno de los tipos característicos de una sociedad. (Lo que aquí se sugiere, recreándolo y ampliándolo, es el concepto de Duvignaud. Sín embargo, esos tipos característicos no representan sus papeles estática y pasivamente. En el desempeño de esos papeles sociales, tanto médicos como ingenieros, políticos, profesores. industriales, sacerdotes y otros profesionales están sujetos a circunstancias que varían de época en época, del mismo modo que de un espacio social a otro. Existe una relación dinámica entre tipos profesionales- -incluido el de médico- -y las comunidades y épocas en las que esos tipos se sitúan, y en las que deben representar sus papeles sociales de acuerdo con esas distintas circunstancias. No hay un tipo fijo de médico, sino un tipo ideal utilizado en ciertos estudios sociológicos con esa cualificación. Las sociedades y culturas, hispánicas o no hispánicas, más conscientes de sus circuns- no duda en llamarse lego en lo que respecta al resto del cuerpo del mismo paciente. El exPor Gilberto FREYRE perto en pulmones sólo trata pulmones enfertandas, esperan que sus médicos y paramémos. El que atiende al enfermo de ojos nó va dicos (especialidades sanitarias o higiénicas, más allá de esa especialidad. Y todos depenya sean prácticas o de investigación y educadientes, en gran parte, de exámenes de laboción) representen papeles sociales más amratorio. El clínico intuitivo se volvió casi un arplios y más comprensivos que los clínicos o caísmo, convencionales... incluso papeles extramédiLa verdad, no obstante, es que se está vecos. rificando un comienzo de rectificación en tales médicos especialistas. Y ese comienzo de Estos papeles extramédicos se deben a rectificación principia haciendo casi una rehaque el médico moderno ya no- es como el mébilitación del antiguo médico de cabecera; dico antiguo: el de cabecera, por ejemplo. Y, esto es, de su medicina general. como tal, esto es, como médico de cabecera, Generalismo es una tendencia en la Mediejerciendo medicina general antes que una cina que modifica el papel que el médico especialidad, era un médico de quien se esvenía, bajo perspectiva moderna, represenperaba que entendiese de todas las dolencias tando en su sociedad y en su cultura. que afligiesen a personas de un grupo social, Además, no es sólo en la Medicina y en la la familia, del cual era el responsable, que relación del médico con enfermos y con docuidaba de la salud de todo el grupo. lencias en donde están surgiendo rectificacioCon esa amplitud, era un médico que se nes a excesos de especializaciones y, por ajustaba a tipos de sociedades patriarcales consiguiente, á papeles representados, como en un macroteatro, por profesionales de como las que predominaban, hasta el co- varias especies. mienzo de este siglo, en el rnundo hispanocatólico; mundo en el que el médico de cabeSe sabe de otros profesionales que, en el cera, en cierto sentido, casi pasó a competir desempeño de papeles especializados, cocon el sacerdote católico, en prestigio, en e (mienzan a sentir la necesidad de conocimienseno de familias patriarcales. En prestigio y tos extraespecializados integrados por ellos en influencia. Era corrió: un consejero para mismos en sus saberes específicos. En la enasuntos que no dejaban dé relacionarse, bajo señanza de ciertas disciplinas se puede decir orientación teológica y ética, con ese bienesque se está en crisis, tanto como en la práctar personal que actualmente, por el concepto tica profesional de la Medicina o especialidad moderno de lo que es salud, incluye responsegregada. El Ph. Deísmo, con exageraciosabilidades del médico hacia sus pacientes nes alcanzadas en Universidades de EE UU, en particular y no hacia comunidades que neestá en crisis aguda. El Ph D típico comenzó cesitan una medicina que abarque más, y ya a volverse una figura anecdótica y hasta que, siendo pública, no deje de considerar los cómica cuando, en el desempeño de su papel individuos socializados como personas. de especialista estrechísimo, ostenta esa especialidad exageradamente segregadora. Lo paradójico, sin embargó, por ser el médico moderno un agente de medicina pública Educadores actuales de los EE UU, de y no al servicio de particulares- -una amplia- entre los más altamente idóneos, están clación de sus responsabilidades- está en que, mando en contra de eso: en contra de ese al mismo tiempo, él, al no atender casos parexceso de especialidad en el sistema educaticulares, va dejando de ser el antiguo médico tivo de la gran república. Exceso ése ya sude cabecera, de medicina general. Se ya perado por las Alemanias. Y en el cual no patrasfqrmando, así, en un especialista, a través rece haber resbalado nunca Francia. Y no del ejercicio en su consultorio o en el hospital son diferentes los clamores en los mismos- -y no al lado de la familia- que, siendo EE UU contra excesos de especialización en capaz de tratar a un enfermo de estómago, la práctica de la Medicina. El estiloTevití de vivir. feüttíj i Líder mundial en viviendas unifamiliares í Km. 3,400 de la Carretera Local de Cerceda- Collado Mediano. Becerril de la Sierra (Madrid) Te! 853 85 89