Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
XIV ABC SÁBADO CULTURAL 23- abril- 1983 Los nombres del 2000 iDiálogo de la Lengua: LUIS GARCÍA MONTERO Reivindico la ciudad En su tarjeta de visita podría figurar, con todos los honores, esta leyenda: Luis García Montero (1958) tres libros y tres premios. A tos asombrados habría que explicarles, entonces, que 1979 ganó el García Lorea con Y ahora ya eres dueño del puente de Brooki que en 1981 fue alista en el Ciudad de Melilla- -tras Luís Rosales- con Trístia y qué El jardín extranjero logró el Adonais de 1982. -O sea, que eres un genio... -No, en absoluto; no creo en los genios. He tenido suerte. U García Montero- -Bueno, también he trabajado mucho, porque a la literatura hay que echarle muchas horas. ¿Rompes muchos borradores? -S í muchos. Soy muy riguroso conmigo mismo. ¿Qué enseñas como profesor? -Que la literatura no es aburrida. -La tuya no es alegre... -Pero tiene capacidad para la esperanza. ¿Esperanza en qué? -En cambiar esta sociedad violenta y marginante. ¿Y cómo? -Proponiendo nuevos caminos, una nueva moral liberadora... -Eso se parece mucho a la poesía social. -No me interesa esa poesía: ya pasó. Yo busco nuevos caminos. ¿Nuevas fronteras estéticas? Depende: estoy contra el esteticismo frío y enclaustrado. ¿A favor del humanismo de Machado? -De Machado me interesa sólo su poesía, no su vida. ¿Tú crees en el Sur, en la poesía del Mediodía? -Sólo creo en él porque es mi entorno inmediato. -Sin embargo, te sientes extranjero... -Sí, porque vivo en un mundo que no me gusta. -Eso ya lo has dicho... -Bueno, es que la poesía nunca puede ser conformista. ¿E intimista? -Eso sí, pero no individualista, sino como un hecho generacional, como dato histórico: cada generación tiene su intimidad. ¿Cuál es la del joven andaluz? -Hoy tiene mucho que ver con lo urbano, con el neón, con el asfalto... ¿Ahora que todo el mundo vuelve al campo? -Yo reivindico la ciudad. ¿Por qué oponer campo y ciudad? -Porque e) campo es lo poético, lo auténtico, dicen. -También la ciudad lo es. ¡Claro que sí! Rimado de ciudad es su última obra- -será publicada a primeros de junio- -y en ella mezcla el verso clásico con lenguaje y temas de la marginación urbana, lo que se llama cultura rock ¿Hay algo de fafso en tu poesía? -La poesía es siempre una mentira inconsciente. Yo no soy una excepción; por eso utilizo la ironía. j A GUNDIN M S E díspoma a esclarecer, a mi modo, señor Maiumbres Oteiza, sus melindres gramaticales- -y tómelo usted por las buenas- -cuando se interpuso en mi cholla un delicioso artículo de Gonzalo Torrente Ballester publicado en este Sábado Cultural de ABC de la semana pasada, artículo que, con su pizca de picaro, titulaba Respuesta abochornada y un tanto humilde Empiezo protestando que este magnífico profesor de Literatura de la Facultad de Salamanca es amigo de muchos años y tan admirado por mí como admirable para todos. Uno de sus leer tores le achacaba algún fallo de la gramática (que es precisa mente lo suyo, lo de Torrente) y él, Torrente, explicaba, no sin jovial ironía, que utiliza, porque le da la gana y con cierta frecuencia, las formas de subjuntivo que le eran reprochadas. Porque me da la gana Todos sabemos que en la prosa cervantina hay vocablos y giros sintácticos que han justificado, por su irregularidad, reparos censorios. Los grandes escritores, poetas, novelistas, historiadores son tan creadores de lenguaje como pueda serlo, jus conditum, el pueblo, y no tanto el pueblo de las grandes urbes, cuyo vocabulario suele ser huidizo y transitorio, como el pueblo de los pueblos, pueblos menores, que, como oro en paño, guardan un lenguaje propio, castizo e inalienable signo de su identidad. Don Miguel de Unamuno se jactaba de haber apredido su castellano, antes que en las aulas, en el trato asiduo con las gentes de Castilla, por ejemplo. Magister dixit lo dijo el Maestro. HUERA -SE) Y HABRÍA pienso que son tiempos substituibles (y aquí, entre nosotros, el oído, siempre que se sea temperamentalmente artista y espléndido escritor, como don Ramón del Valle- lnclán, por citar a uno de los magnos transgresores, porque le daba la gana de las normas escolásticas gramaticales, el oído es mejor prenda de arte que el cumplimiento de las leyes litúrgicas de la retórica. La gran prosa sonora, de punto y contrapunto, tiene ese derecho, derecho que nos está negado a los demás) Esos dos tiempos son sustituibles, bien que el pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo no lo sea tanto como el potencial compuesto. Es decir, no es substituible por el pretérito pluscuamperfecto subjuntivo la frase: Al cumplir sus veinte años, yo la habría visto como dos o tres veces. En esta locución no cabe el hubiera en vez del habría, pero sí es legítimo sustituir hubiera por habría en esta frase: Yo me hubiera (habría) conformado con menos. El potencial compuesto Mi hermano lo sabría porque alguien se lo habría dicho es más restrictivo que el pret. plus, subjuntivo. Se puede decir: Lo hubiera- se hecho si alguien me lo hubiese- ra pedido. No es, en rigor, muy apropiada la expresión: Hubiera podido sacar mi bufanda. Más correcto sería: Habría podido sacar mi bufanda. Todo lo cual nos explica que hay una tenue diferencia entre él potencial habría y el pret. plus. subj. hubiera. Pero no es tan suficiente como para reprochar a un eminentísimo escritor, Mario Vargas Llosa, ei uso del subjuntivo hubiera en lugar del potencial habría. Ateniéndonos muy estrictamente a las reglas gramaticales, no sería ortodoxo, aunque admisible, decir: Hubieran podido vivir muchos años porque esa locución supone una conjetura, una suposición que exige ei potencial habrían. Son tantas y tan frecuentes las transgresiones de esa índole que no podemos denunciarlas como incorrectas y nos exponemos a que se nos conteste: Lo escribo porque me da la gana y no somos quien para poner puertas al campo. Más grave, realmente gráveles decir y escribir, como oímos y leemos a menudo: satisfaciste en lugar de satisficiste, satisfació por satisfizo, satisfacimps por satisficimos, satisfaciera por satisficiera. Y asóla y desoía por asuela y desuela, e inducieron por indujeron. Y cantidad de verbos irregulares a los quer hoy se aplica una conjugación regular. EL BRÓCENSE No pongamos puertas al campo. El citado señor Maiumbres Oteiza se queja de que el estupendo novelista peruano Mario Vargas Llosa utilizase erróneamente, en el ABC del 9 de abril, un pretérito imperfecto de subjuntivo. La frase decía: No estaban enfermos, eran prósperos, hubieran podido vivir muchos años. Y dice mi amable comunicante que ese hubieran debería ser habrían, y tiene razón, pero a mí me suena mejor el modo hubieran que ei potencial compuesto habrían. Reconozco que, antepuesto a verbos auxiliares como poder deber y tener que ellos demandan, en su tiempo de pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo, el modo habría cuando la frase significa suposición o hipótesis realizables, agibles, hacederas y el habría va seguida de a guno de los dichos auxiliares, en participio. Habría podido ser campeón de fútbol. Habría tenido que atender al médico para evitar la obesidad. Pero