Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 23- 4- 83- TRIBUNA ABIERTA ABC, póg. 143 E rente: La tarde crece en torno cómo un tibio, como un dorado jardín transparente. La tarde nos mira y nos sonríe con una mimosa, con una última gracia de enamorada. Pero se tiene la sensación de que antes, en un sueño, en otra vida hemos encontrado- -del brazo con la primavera, con el amor, con la poesía, por el sendero entre los pinos azules o el ángulo de un huerto, o al pie de la ventana campesina, o en la solitaria calle de un pueblo lejano- -a ésta tarde, a esta misma tarde que hoy se evapora sobre, el mundo. Quizá- vuelve, a veces, el fantasma de una belía tarde antigua. Y lo rodean, invisibles, las risas, las miradas, las flores, los cuerpos, los corazones de entonces; todo lo que el tiempo deshoja con su pálida mano, todo lo que lentamente destruido, caído, desvanecido, debe ascender a no sé qué secreto paraíso para esperar la resurrección de las tardes y las flores y las risas... Tal vez vuelve el alma de una tarde remota, de esa tarde que nadie vio, en alguna deshabitada isla perdida. Yo no sé; nadie lo sabe. Pero la poesía me dice que es así. Mas no era esto lo que ahora quería decir. LEGÍA transpa- JUANRAMONIANA Por Eduardo CARRANZA el ángulo oscuro debe estar un piano. En la sombra espera un turpial. En la sombra un hilo de agua pasa soñando. Una paloma cruza, y es la hora en que se buscan las manos y los labios de los enamorados ven las oscuras golondrinas, y vuelven las nubes, y vuelve la tarde a las campanas. (Este sueño fue en la época de la vaguedad y la ilusión. Cuando enero, como un joven dios vestido de abejas, doraba el aire. Y erraba un tierno viento entre las palabras. En un lejano recodo del tiempo. En un repentino pueblo silencioso y blanco. Quiero decir que todas las tardes como ésta hay en un lejano pueblo del recuerdo, en un recodo de nuestro corazón, una muchacha pensativa con el rostro en la mano y un libro abierto en el regazo Una muchacha de sonrisa seria que mira desde un balcón o desde una rima de Bécquer. Sus ojos vacilan entre el libro y la nube, entre las golondrinas y los versos. ¡Oh, triste coche viejo, que en mi memoria ruedas! ¡Pueblo, que en un recodo de mi alma te pierdes! ¡Lágrima grande y pura, lucero que te quedas, temblando, en la colina, sobre los campos verdes! En torno, una como mano azul del humo, va desdibujando las cosas. Por la penumbra nostálgica andan sombras celestes. Anda el tiempo, anda el tiempo abriendo rosas, cerrando párpados, madurando frutas y corazones. El paisaje parece soñado, pensando por la frente de esta muchacha. Verde el cielo profundo, despertaba el camino fresco y fragante del encanto dé la hora: cantaba un ruiseñor despierto, y el molino rumiaba un son eterno, rosa frente a la aurora. En la sombra un jazmín arde y perfuma. En la sombra, detrás de esta muchacha en Y en el alma, un recuerdo, Un antiguo día del corazón: una lágrima, una El corazón bajo la lluvia: El mano alzando de visillo blanco alma de las flores divaga entre la al pasar un coche... lluvia... De nuevo llueve dulcela calle de Ja víspera, azul mente, eternamente. Las últimas bajo la luna hojas del sol caen contra el crissolitaria, tos besos de la última tal de la ventana. Y viene la llu noche... via. La tarde se ha puesto violenta y suspirante. Parece una La tarde se detiene, un insmuchacha que ocultara sus lágritante más, a la diestra de esta mas tras un ramo de flores. El muchacha. Está a su diestra ramo cae también. Y la lluvia de como un ángel. En torno a la tenue paso se acerca a la venventana, rozando los cristales, tana. las rosas amarillas prolongan la La lluvia crea la soledad. La tarde. vida queda circunscrita en un ¡Oh triste coche viejo que en círculo de ternura y nostalgia. El Eduardo Carranza mi memoria ruedas! mundo es solamente un blando ¡Pueblo, que en un recodo de Escritor rumor lejanísimo. Y la vida es mi almatepierdes! apenas esto: una página pura, ¡Lágrima grande y pura, lucero que te quedas; bajo la luz menor de la lámpara, la mano del temblando, en la colina, sobre ios campos, ensueño en nuestra frente, et libp de los versos siempre amados al alcance de los verdes! ojos y del alma: Una soledad tan pura Sobre el silencio aleteante esta muchacha como el caer de la nieve; espera como las doncellas de las baladas. un blancor, divino, unánime, Sube el humo azulado que es la callada múun silencio permanente... sica de la tierra, la evaporación de los sueños, su vago lenguaje amoroso... Y para Afuera palpita, tímido y azorado, el transque todo sea comq en los versos, viene la parente corazón de la lluvia. Dentro. anda enLuna andando entre suspiros y silencio. púntillas nuestro corazón, por el silencio, por la pureza, por la melancolía, por la sofedáa La muchacha cierra el libro y la ventana y los ojos. La Luna canta y canta el turpial. Ma ¡Que todos estén muy lejos! ñana tomará al balcón y al libro de versos. Y Que yo mismo no me acuerde en el fondo de su corazón ella sabe que vuelde mí... Sólo el ideal con su avenida y su fuente. La lluvia deshoja vagamente su flor de pétalos infinitos. Y la vida es apenas esto: una rama de sauce rozando la ventana, una música apenumbrada, una mansa congoja, un éxtasis, un diálogo sin palabras del corazón y la lluvia: ¡Que nadie me venga a hablar! Que yo mismo no recuerde. Una paz tan suavísima como el caer de la nieve. Alemanas, 48 piezas 10.900 PRINCIPE DE VERGARA, 209 (antes General Mola) Teléf. 457 9456 Y el corazón mecido, adormecido, en los brazos de la lluvia, entre el balbuceo de su balada sin sentido. m Viviendas Ar- A- -4 r- ir- APisos de 4 y 5 dormitorios, con puerta de seguridad en acceso a vivienda Edificio comercial Estudios Edificio social Piscinas Juegos infantiles Plaza de garaje, etc. AMPLIAS FACILIDADES DE PAGO Piso P loto v oficina de información y venta en el propio conjunto: Alftedo Marqueríe, 1 al U De 10 a 2 v de 4,30 a 730, excepto domingos tarde. SERVICIO DE AUTOBUSES: EMT- 67, EMTV 83, EMT- 135 yEMT- 124 Tel. 739 58 22 Euro Norte CONJUNTO RESIDENCIAL Pisos de 4 dormitorios tnt Plazas de garafe 7 -ñas á Gamareria, u oomingos por la tarde. Servicios de Tel. 718 02 7 7