Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 23- 4- 83O S recientes escándalos en orden al descubrimiento de falsificaciones de obras de arte no parecen, en principio, modificar una tradición inmemorial: la de quienes gustan de cambiar la liebre de la verdad por el gato de su capacidad imitatoria. Pero acaso convenga hoy relacionar este auge de la imitación fraudulenta con la aparente facilidad que ofrecen ciertas tendencias del arte contemporáneo, que hacen pensar al vivido de turno: Esto también lo hago yo. La cosa empezó, hace medio siglo, con la escuela de los dadaístas que proclamaban un camino inédito en la creación: el de imitar el balbuceo de los niños o el diseño torpe del aprendiz, elevándolo a la categoría de creación estética. ¿En qué medida esta actitud constituye un olvido punible de la cultura considerada como fruto de la experiencia acumulada por muchos años de esfuerzos? Toda obra de arte, en efecto, surge de un poso multisecular que llega á mozo, adolescente, a través de aquella tarea que denominamos aprendizaje concreto, que Eugenio d Ors consideraba como una forma del heroísmo Ahora bien: esta realidad heredada no puede ser renunciable, por lo que tiene de retroceso; de desconocimiento de la evolución y de la sucesión de las modas o estilos artísticos. Incluyendo aquellas formas de expresión estentórea que sazonaron nuestras adolescencias, inscrita en lo que entonces se llamaron estéticas de vanguardia Ahora bien, este nombre- vanguardia -significa todo lo contrario de marcha atrás y, por supuesto, no acepta como única posible esa vertiente nihilista a que he aludido más arriba, y que tanto se presta- -cómo diré luego -a lo que pudiéramos llamar él contrabando espiritual. El riesgo fundamental de las fórmulas estéticas que hoy aspiran a asumir (y, lo que es más grave, a monopolizar) la expresión de nuestro tiempo es el de que asume una dimensión transgresora de la ética. En la medida en que se pretende que la obra de arte no exija aquel aprendizaje aquel es- TRIBUNA ABIERTA -ABC, pág. 39 L SOBRE UN ARTE S U GARANTÍAS COOPERATIVAS EMPRESARIALES DE VIVIENDAS CEPYME- MADRID, patrocina la promoción de cooperativas de Viviendas de Protección Oficial. Los Pequeños y Medianos Empresarios, Autónomos, Artesanos y Profesionales fiscalmente censados, interesados en la adquisición de viviendas en Madrid, a través de las cooperativas empresariales, pueden informarse en: CEPYME MADRID Gran Vi a, 32- 5. Teléfono: 222 83 16 (dé 10 a 1 y de 5 a 7, excepto sábados) zarse. La que se deriva de la voluntad de uno y otro pintor de querer D r, ii ni 7 Bi. identificar sus peculiaPor Guillermo DIAZ- PLAJA r e s formas expresivas De la Real Academia Española con las del progresismo fuerzo -a veces muy duro- -del creador, político, que sería así la razón vital de sus cuyo resultado debe ser la obra bien formas de representar en el campo de la hecha plástica. que esto es lo que se llama un Sí; la cuestión entra de lleno en el plano de Pienso chantaje apoyado en la más la ética. Cuando Giovanni Papini, dura y cruel de las instransigenen una página de caricatura gecias. Y utilizando el juego dialécnial, finge hablar con Pablo Pitico, que se permite utilizar, casso y éste le confiesa que como arma agresiva, unas vertoda su producción es una indades rígidas y excfuyentes, en mensa broma en la que pone en el más absurdo de los manijuego su propósito de epatar a queísmos. los snobs de todo el mundo, no hace sino desvelar un posible La Humanidad no puede paproducto de la conjunción de su sarse los siglos recomenzando guasa andaluza y de aquel hutodos los días, porque hay una morismo de la Cataluña de els lógica en la sucesión dé los tiemQuatre Gats que tan hondapos que viene del pasado y va mente grabó su espíritu juvenil. hacia el futuro. Cuándo el gran El famoso pintor malagueño tira pintor juvenil que fue Antoni de las cortinas para enseñar los Tapies, decide- -a rajatabla- -ighilos con los que hace trampa y, norar su admirable aprendizaje apoyándose en su genialidad, da técnico, realiza una especie de G. Díaz- Plaja vida a sus criaturas. Pero obsérharaquiri cultural que le conduce Escritor vese bien que en todo este juego fatal y necesariamente a la pone en funcionamiento los resortes de su Nada; al recomienzo permanente; a un esimpar talento de inventor y las habilidades de tado de constante y renovada niñez, o a un su poder de creador proteico, sin ocultar su regreso al estado del salvajismo precüttural. condición de manipulador de un cierto teatro Pero no es salvaje, ni niño, quien quiere, ni de polichinelas, inserto en la gran tradición cuando quiere. Señalemos a un infante su camediterránea de aquella commedia dell arte ballito de cartón, con su modo de hablar, con que le llega de la sangre italiana que denun- la palabra dada (de donde se tomó la locucia su apellido materno: Picasso. ción dadaísmo y es posible qué el peLa misma presencia de la cultura medite- queño nos explique, ofendido en su dignidad, rránea la detectarrfos en Salvador Dalí, que que aquello es un caballo tantas veces ha dado muestras de comprenLo que más se parece a la niñez es, curioder aquella pareja de conceptos hermanados- -el de la Cúpula y el de la Monarquía samente, la vejez: El Arte no se resigna a que se ligan también a su condición de hom- envejecer y, por parecer niño, finge balbubre del mar clásico grecolatino. Y todo ello, ceos decía hace quince lustros el Crispífl de unidoa una tremenda voluntad de geometría Los intereses creados que enlaza con la dicción de sus escritos, de Cada cual, ciertamente, es muy dueño de sus textos teóricos y fantásticos, queje conelegir su camino. Pero la obra de arte, insvierten- -como acaba de declarar el profesor crita en el círculo de la Historia, ofrece unas Joaquín Molas- -en- el primer escritor surrea- garantías de aprendizaje y heroísmo que lista de Cataluña y uno de los más destacaahora llamaríamos- -usando una locución po- dos de Europa. títica- garantías constitucionales porque encierran la seguridad de que el producto obPero si hasta aquí asistimos- -estupefactos- -a un juego intelectual, nos interesa tenido es el resultado de un aprendizaje multisecular. dibujar la significación de las otras dos figuras, que completan el cuadrilátero dé nuestra vanguardia Nos referimos, como es espérable, a Juan Miró y a Antoritof Tapies. Pero a condición de que rnarquempgj previamente en ellos una realidad totalmewlé diversa, ya que incluye la negación de una tradición multisecular. AAJNTAMENTO DE MAORD Intentando una vía de virginidad balbuciente, que, en Miró, se define con su mutismo radical. Ea el pintor de Tarragona, en efecto, no hay textos definitorios formulados. ¡Qué bien calla Joan Miró! ¡Qué a gusto se encuentra protegido por una realidad sin memoria- -sin modelos -de que se hace su HOMENAJE AL PINTOR caligrafía pictórica! Partir de cero, ¿para yolver a cero? Renunciar a la tradición de treinta siglos de humanismo para iniciar una marcha sobre realidades virginales, ¿no es expre 1870- 1929 sarse con e) balbuceo de los niños, fingiendo Vestíbulo- planta primera unas realidades anímicas sin estilo ni cifra? Si ésto es así- -y es así- -nosotros no jugaEL PALACIO O REILLY mos. Y SU ENTORNO Por la sencilla razón, apuntada al principio, (de convento a edificio público) de que la herencia es irrenunciable, y que todo olvido deliberado constituye una forma 1725- 1983 de retroceso hacia la Nada. Vestíbulo- planta baja Lo mismo le sucede a Antoni Tapies, cuya Hasta el 30 de abril 1983 prodigiosa capacidad de aprendizaje clásico Cade Sacramento, n. 3 (nueva sede de la- -recuérdese sueetapa de dau al set -es Delegación Municipal de Hacienda) liquidada por una voluntad negativista que le Horas de visita: de 8 a 14 h. y de 16 a 20 h. lleva frontalmente a naufragar en el nihilismo. Y todavía hay otra razón para escandali- 2 EXPOSICIONES EN EL PAUCIO O REILLY CARLOS LEZCANO