Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 A B C INTERNACIONAL SÁBADO 23- 4- 83 Kampelman se pronuncia por un documento final equilibrado en la CSCE Madrid. J. M. V. El desenlace final de la Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperación en Europa (CSCE) continúa presentándose incierto. La sesión plenaria de ayer volvió a registrar un nuevo enfrentamiento entre los delegados de Estados Unidos y la Unión Soviética, que se responsabilizaron mutuamente del eventual fracaso de la Conferencia de Madrid. El jefe de la Delegación norteamericana, Max Kampelman, manifestó- -en respuesta a la anterior intervención del delegado soviético- -que los Estados Unidos siguen empeñados en sacar de Madrid un documento final sustancial y equilibrado que refleje la situación que actualmente impera en Europa. Kampelman insistió una vez más en que son necesarios hechos y np palabras en una clara alusión- -aunque no mencionó a ningún país- -a la rapidez que quiere imprimir la Unión Soviética a los debates, y a las continuas violaciones de los derechos humanos en los países del Este. Por parte soviética había hablado con anterioridad el número dos de la Delegación de la URSS, el embajador en España, Yuri Dubinín, qué sin hacer ninguna alusión al atentado del pasado lunes contra la Embajada norteamencana en Beirut- -es la única Delegación que no ha expresado públicamente sus condolencias a los representantes estadounidenses- -acusó a Estados Unidos de ser el verdadero responsable del estancamiento en que actualmente están sumidos los debates. Dubinin se refirió seguidamente a la necesidad de acelerar los trabajos para cumplir en la medida de lo posible los plazos previstos en el proyecto de documento final presentado el pasado 15 dé marzo por los países neutrales y no alineados Sin embargo nadie considera viable esta posibilidad, a juzgar por las apreciables diferencias que subsisten entre el Este y los países occidentales sobre los retoques que hay que introducir en el documento neutral Posible retroceso de los partidos tradicionales en Islandia Confusión del electorado ante los comicios de hoy Reijkiavik. Paloma Aviles Los partidos tradicionales islandeses podrían ser los grandes perdedores de las elecciones generales islandesas que se celebran hoy. La caída de los partidos tradicionales, según los observadores, podría beneficiar a los dos nuevos partidos del espectro político islandés: el Partido de las Mujeres y la Alianza SocialdemóCrata. El Partido de las Mujeres fue creado porque los políticos de sexo femenino se sentían discriminados. Desde principios de siglo sólo doce mujeres ocuparon escaños en el Parlamento, aunque la Cámara cuente con 60 miembros y se convoquen elecciones cada cuatro años. El Partido de las Mujeres consiguió una importante victoria en las elecciones municipales del pasado año al lograr el 11 por 100 de los votos en el mayor distrito electoral del país, la capital Reijkiavik. Nuevas formaciones El Partido de las Mujeres afirmó en su campaña electoral seguir una política en favor de la mujer. Pero también beneficiará al hombre. Pretenden aportar a la sociedad una nueva visión para resolver los problemas. El programa económico del partido se podría calificar como el manual práctico del ama de casa al afirmar que las madres no deben de gastar más de lo que el presupuesto familiar permite. Una de las más destacadas del partido, Thohildur Tholeifsdottir, recientemente declaró sobre el origen del Partido de las Mujeres: Fuimos doce las que fundamos el partido el verano pasado. Los apóstoles eran también doce, y el Partido Comunista chino fue fundado también por doce personas: así las cosas, nadie sabe a dónde nos va a llevar todo esto. Por los medios económicos limitados con que cuentan, las mujeres islandesas sólo se presentarán en tres distritos electorales. Pero estos tres distritos incluyen al 70 por 100 del electorado. El otro nuevo partido, la Alianza Socialdemócrata, fue fundado el pasado invierno por un veterano socialdemócrata, Vilmundur Gilfason. Este, descontento con la socialdemocracia, ha afirmado: Los tradicionales partidos islandeses, erotizados por el Poder, han pactado entre ellos para mantenerse siempre arriba, sin contar para nada con las necesidades reales del pueblo islandés. Los observadores están de acuerdo en que el partido de Gilfason podría conseguir una porción notable de los votos en las próximas elecciones. Ningún partido islandés ha logrado obtener la mayoría parlamentaria desde 1931. Todos los Gobiernos islandeses, con la excepción de tres de ellos, han sido Gobiernos de coalición. La evolución política de Islandia no se puede decir que esté marcada por la estabilidad. Desde que se proclamó la República, en 1944, al separarse de la Corona danesa, se han sucedido catorce Gobiernos, con una edad media de dos años, aunque el período legislativo sea dé cuatro años. Fracasa la misión espacial soviética Soyuz- T- 8 Moscú. Efe, Afp La imposibilidad de la nave espacial soviética Soyuz- T- 8- -con tres cosmonautas a bordo- -de acoplarse a la estación orbital SaHut- 7 marca el primer fracasó de la cosmonáutica soviética con una nave de este tipo. Debido, al parecer, a oscilaciones de la nave que la impidieron situarse en la posición idónea para efectuar el acoplamiento, los tres cosmonautas- -Vfadimir Titov, Guenadi Strekalov y Alexander Serebrov- -emprendieron el regreso a la Tierra. Según el programa previsto, los tres hombres se disponían a pasar en el espacio un período prolongado de tiempo para llevar a cabo un intenso programa de investigaciones y experimentos. La decisión de que los cosmonautas regresaran a la Tierra fue adoptada tras fracasar dos o tres intentos de acoplamiento debido a que se habían quedado únicamente con el combustible necesario para volver a la Tierra. El último problema grave que tuvieron los directores del programa espacial fue en 1979 durante el vuelo conjunto búlgaro- soviético dentro del programa Intércosmos. En aquella ocasión falló el motor de la nave y los cosmonautas tuvieron que regresar de inmediato a la Tierra en lugar de permanecer en el cosmos durante los diez días previstos. miten ver hoy con claridad cuál es el espacio político de cada uno de ellos. El partido más fuerte, el Partido de la Independencia, que logró el 30 por 100 de los votos en las últimas elecciones generales, ya no se puede describir como un partido conservador. Los comentaristas políticos prefieren clasificarlo como liberal. Por el contrario, el Partido Liberal del Progreso, con su soporte en las provincias y entre los agricultores y su apoyo a una política proteccionista, ha sido calificado de conservador Pero los liberales progresistas han preferido en el pasado coaligarse con los partidos de izquierda. A la izquierda, el partido más importante es Alianza Popular, que se califica como socialista de izquierda, pero sus bases son comunistas. El partido asegura haber roto sus lazos con Moscú, tras la invasión de Checoslovaquia, y cuenta con el apoyo de los sindicatos islandeses. Alianza Popular es responsable de una medida que ha reducido la progresión de los salarios en un 50 por 100, lo que le hace muy impopular ante el electorado. Retroceso socialdemócrata Los días de poder y gloria de la socialdemocracia islandesa ya han pasado. Los socialdemócratas fueron muy populares en los años 50, pero han ido paulatinamente perdiendo terreno político, con la única excepción de la victoria electoral de 1978. Sin embargo, esta victoria se atribuyó a Vilmundur Gilfason, quien hoy milita en su nuevo partido. Por estas razones, el futuro de la socialdemocracia aparece muy incierto. Los enormes problemas económicos son el tema principal de la campaña electoral de los partidos. La inflación se sitúa en el 100 por 100 al año. Alrededor del 25 por 100 de los beneficios de las exportaciones sirven para pagar la deuda exterior. La reducción considerable del PNB, una balanza comercial negativa que presenta dificultades en el sector pesquero, son algunos de los escollos de la economía islandesa. Sin embargo, el único éxito de los políticos ha sido mantener en medio de la crisis económica mundial el pleno empleo para los 235.000 islandeses. Confusión del electorado Sólo una excepción importante, el Gobierno de coalición entre el Partido de la Independencia, conservador, y el Partido Socialdemócrata, que ha durado doce años, entre 1959 y 1971. El electorado está confuso, ya que los pactos entre los partidos y las concesiones mutuas en el pasado no per-