Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 23- 4- 83- ABC, póg. 27 Termina sin acuerdo la cumbre centroamericana Los contactos proseguirán en mayo Nueva York. José María Carrascal Todo apunta que la reunión- -pues ni conferencia puede llamarse- -de Panamá ha fracasado. Como recordarán, el Grupo Contadora- -México, Venezuela, Colombia y Panamá- -trataba de poner de acuerdo a los países centroamericanos- -Nicaragua, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Guatemala- -para que eliminasen sus diferencias de otras partes. Algo así como un acuerdo tácito con Castro y los guerrilleros, según el cual dejarían a México tranquilo a cambio de que éste les dé asilo y apoye en el frente diplomático. La mayor prueba de esta teoría la ofrece la realidad: sin ella, no se explica cómo es posible que México, con problemas económicos y sociales mayores que algunos de los países vecinos, no haya sido tocado por la acción guerrillera Comentario privado, naturalmente, en el Departamento de Estado: es una política miope. Cuando los revolucionarios se hayan impuesto en los pequeños países cehtroarnericanos, le tocará el turno a México. Los socialistas italianos retiran su apoyo a Fanfani Craxi exige la anticipación de los comicios Roma. Joaquín Navarro- Valls Crisis de Gobierno formalmente abierta. El pequeño satélite socialista- -9,8 por 100- -sale de la coalición y retira su apoyo parlamentario al Gobierno, pero lo hace en tono menor, casi pidiendo excusas, y sin la fuerza para plantear en la Cámara un voto de censura que con el apoyo de comunistas y la extrema derecha le sería favorable. Una nueva crisis política italiana que, corno casi todas las que le precedieron, se consuma sin un acto institucional en el Parlamento. El secretario socialista Bettinp Craxi hizo, sin éxito, algunas piruetas dialécticas para explicar lo inexplicable. El Gobierno lo estaba haciendo bien. Se habían tomado medidas necesarias tanto en el campo económico como en el social y laboral. Pero se hace necesario ir a las urnas. ¿Razón? Porque, según Craxi, corresponde al elíBCtqrado clarificar o que los míítiéos srespecialmente sociaIjstás- r han necho confuso, es decir, el protagonismo de los. distjntos partidos y el equilibrio real de las fuerzas políticas. Perb dos días de conversaciones entre los nueve ministros de Asuntos Exteriores no han logrado siquiera cuajar contactos bilaterales entre los países directamente enfrentados, como Nicaragua y Honduras. Así que, visto que allí no había nada que hacer, los representantes de los pequeños países centroamericanos abandonaron la capital panameña, dejando detrás a sus colegas del grupo grande, buscando la manera de revitaüzar la iniciativa. Bien mirado, la iniciativa de Contadora tenía un defecto básico: acusaban sus ponentes a otros países de tratar de imponer su voluntad en Centroamérica, pero a su vez ellos intentaban imponer allí la suya. O sea, que era tanta ingerencia como la de cualquier otro. Lo que ha llevado a que, cuando llegó la hora de poner en práctica su plan, los pequeños países centroamericanos se han rebelado. Entre otras cosas porque la iniciativa no era ecuánime, sino claramente favorable a las tesis de los sandinistas y de los rebeldes salvadoreños. Así no puede llegarse allí a ningún sitio, por la sencilla razón de que los que se sienten discriminados no lo aceptan. Lo extraño es que el Gobierno español diera sin más su pleno endose a una iniciativa tan sospechosa y, por eso mismo, con tan pocas posibilidades. O no tiene expertos en Centroamérica o ha preferido jugar la carta de la dipiomacia ideológica a la de la diplomacia real. Así que no espera interpretar allí un papel. Caso muy especial es e l d e México, verdadero motor de la iniciativa de Contadora. En Washington se está convencido de que lo que mueve á ese Gobierno a seguir tal línea son sus propios intereses más que la preocupación por los vecinos. La estrategia es defender su tranquilidad interna a cambio de apoyar a (os desestab íízadores B. Craxi erada Cristiana (38 por 100 en las últimas elecciones) y al Partido Comunista (30 por 100) ¿Qué sucederá ahora? En primer lugar habrá que esperar fa respuesta de la Democracia Cristiana que se hará oír por boca de su secretario, De Mita, hombre batallador y, al menos, tan dinámico como el socialista Craxi. Naturalmente, Craxi ha alabado al actual presidente de Gobierno, Fanfani, para no irritar demasiado al partido con el que, irremisiblemente, tendrá que colaborar en cualquier coalición que se perfile después de las elecciones políticas. Corresponderá ahora a la Democracia Cristiana determinar las reglas del juego: es decir, cuándo tendrán lugar las elecciones, y el clima de la campaña que se avecina. ¿Cómo reacciona la opinión pública ante éste juego cansino? Con escepticismo y hasta con rabia. Según una estadística publicada ayer mismo, el 81,5 por 100 de los italianos no considera necesarias unas elecciones anticipadas antes del final de la actual legislatura en el año próximo. En los últimos años el fenómeno de desinterés político en Italia se ha manifestado en el número de papeletas en blanco que aparecen en las urnas: 3,7 por 100 en 1979, 6,2 por 100 en 1981, 6,7 por 100 en 1982. La estimación estadística anuncia ya que en unas nuevas elecciones anticipadas el número de las papeletas en blanco sería superior al 7 por 100, que sube hasta el 12 por 100 con las abstenciones. Conclusión: la irresponsabilidad socialista en Italia ha dado ya vida a un partido- -el de los descontentos con el sistemamucho más numeroso que el propio PSI. Proseguirán los contactos La agencia Frahce Presse, por otra parte, informa que los ministros de Asuntos Exteriores del Grupo dé Contadora, anunciaron en Panamá al finalizar ¿u segunda serie de entrevistas con sus homólogos de Centroamérica, su intención de proseguir las negociaciones el próximo mes de mayo. Asimismo, én un comunicado hecho público se asegura que esta segunda ronda de conversaciones na permitido conocer con más precisión y profundidad el punto de vista de cada país de Centroamérica, de definir ios principales temas de controversia y de formular un primer diagnóstico sobre la naturaleza de los mismos Según el ministro de Asuntos Extenores salvadoreño, el punto principal que ha sido debatido en Panamá era el de saber si el diálogo para conjurar los riesgos de guerra debía ser bilateral o multilateral Crisis repetida Una nueva crisis, por tanto, de exquisita naturaleza política. En Italia no son los grandes partidos, sino las comparsas quienes provocan las crisis. La de ahora es la tercera en el plazo de ocho meses. Y las tres son imputables al PSI, el pequeño Partido Socia? lista italiano, hambriento de protagonismo en su modesto porcentaje electoral. Incapaz de superar el 10 por 100 de votos totales después de treinta y siete años de vida republicana, canaliza su vitalidad en el deporte de Jas crisis a repetición. Esta vez con la esperanza de aumentar su volumen en uno o dos por ciento. Pero con absoluta irresponsabilidad hacia lo que son o pueden ser los intereses más generales del país. Porque aun con ese modestísimo incremento electoral su papel seguirá siendo subalterno respecto a la Demo- LA DICTADURA COMUNISTA POLACA El diario El país dedicaba ayer nada menos que toda una página a una entrevista con un personaje bastante oscuro: Ryszard Wojna, presidente de la Comisión de Exteriores del Parlamento polaco. Naturalmente, el señor Wojna utilizaba las columnas de El país para levantar sobre ellas un canto al régimen polaco en una descarada operación de propaganda. Si se está a favor de la libertad y en contra de la dictadura, hay que rechazar las dé Chile y Argentina, pero también hay que condenar, pues en otro caso se cae en la tendenciosidad y la manipulación, las dictaduras comunistas de Polonia, de Cuba, de Nicaragua, de Vietnam o de Hungría. En todas ellas la libertad, sobre todo la de expresión, ha sido extirpada por completo y en su misma raíz.