Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Las jóvenes actrices A, M en otroa tiempos (y muy bnetiDS tiempos era habm una vez ima vaqiilta ¡Muir! que iba por nn camíniío. Y esta vaqiüta que Iba por on caminito se encontró a U niñin muy guapin, al Q COHI Le llamaban el nene de la c sa. A- sí empieza Joyce, j a -en, pl Retrato dp ¡artísta adolfSi- fnti que e 9 lo lilckno, y lo que m ¿s e gusta, que anda leyendo Enuna Suar z, ahora que ella, igual que Esteban Dedalus, sienie como su alma Levanta de la nimba de? iu Infancia y cicueha la llamnda de la ida, Einma Amalia Joy ciana de lu por- ma s manzanos l- Un pálido rostro rodeado de pesadas pieles olorosas. Sus mo vimientos son unidos, nemosos. Sí: una breve silaba. Una bre e risa, lin breve batir de ppsta ñas- Jf Kmma la breve, ÜI. que Uc a nue e meses en El cfmenl rin dp la- t pojaros, qm- libra súlo los nüureoli s, como Emma Bovary, que se sabe la obra de memoria, que se avprfiueuía ruando aljíuien le mira y diré; -mira, la chica de la obra- que va con la obra de Gala a cuestos que ha entrado en romantíeUmo por la hteraiunu que se -Un poco Inocontona si soy. Mo croo t- sslanle las cosos y me engasan a menudo, y, sfcn embargo, no se también soy desconllada. En al londo, es qua soy una supeiiimida, aluolnantO 3 f