Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
c Crítica Los deportivos, desasistidos La audiencia no sabe las razones, quizá porque no se las explican, del por qué caras tan populares en las retransmisiones y elaboración creativa de programas deportivos- -entrevistas, comentarios, divulgaciones, etcétera- como Mari Carmen Izquierdo- -el primer gran fichaje de cronista femenino en la pequeña pantalla, a principios de los años setenta- Joaquín Díaz Palacios, Luis Fernández, Santiago Peláez, Parra, Antolín y no digamos Miguel Ors, constreñido a ser un maestro detrás de la imagen, como tantos otros, han sido enviados a negro. No es éste un comentario crítico para la mayoría de los que ahora militan en la imagen de cuya laboriosidad no hay duda. Pero los deportivos no están suficientemente cubiertos. ¿No era ésa una de las áreas que iban a ser mejor atendidas por el cambio radiotelevisivo? Pues entonces... Propuesta inadmisible Se estaba cociendo. Se veía venir. Ya lo advertíamos en estas páginas: A los trabajadores de RTVE se les toma el pelo, se les denigra profesional y económicamente. Y claro, el sindicato Comisiones Obreras ha hecho pública una nota en la que denuncia la propuesta de la Administración socialista de subida de salarios en un 4,4 por 100. Propuesta que los trabajadores estiman inadmisible. Parece que los calvinistas han olvidado o no quieren conceder a tos trabajadores de RTVE los derechos sindicales marcados en la Constitución. ¡Estaría bueno que una vez en el poder los socialistas y ugetistas se preocuparan de los trabajadores! ¿Para qué, si ya no los necesitan? Pero sigamos con la mencionada nota. En ella se dice, entre otras cosas, que La dirección de RTVE, nombrada por el Gobierno socialista, ha elaborado el capítulo de personal y su incremento, sin negociarlo con los representantes de los trabajadores, sin hacerles la más mínima consulta y sin respetar la banda del Acuerdo Interconfederal. ¿Qué les parece? El tema no admite duda. La claridad es meridiana. Los profesionales de RTVE ya no cuentan para el equipo socialista. Tan sólo se miman y se cuidan a los inexpertos traídos a dedo desde la calle, a quienes se les ha concedido generosamente, direcciones de programas, direcdones de telediarios, subdirecciones de informativos, etcétera, con sabrosas remuneraciones. Mari Carmen Izquierdo Siempre hay un mañana de Douglas Slrk. 1956. Blanco y negro. Ochenta y cuatro minutos. Hoy, jueves, a las nueve y inedia, por la Segunda Cadena. Detrás de la pantalla Pueblo de Dios Con un cálido recuerdo a la visita del Papa a España- que vino para ayudamos a despertar nuestra fe -inició este espacio su director y guionista, Martín Descalzo, quien advirtió de la obligación cristiana de sostenerla viva. El tema de la semana, la mendicidad, fue objeto de opiniones diversas: farsa, trucos, delitos... y, de otro lado, necesidad, dolor, abandono. Un señor de Caritas y un hermano de San Juan de Dios dieron criterios valiosos: los remedios deben ser preventivos; el problema es harto complejo, no caben el sí o el no rotundos a la mano que pide; predominan ahora los mendigos entre veinte y cuarenta años a causa del paro. j DAVID CONTRA GOLIAT La interpolación de un testimonio u opinión general sobre un problema entre los datos generales del mismo- -método utilizado con frecuencia en los grandes reportajes de corte internacional- -produce siempre una manipulación televisiva de doble filo. Unas veces, la opinión sirve para desbaratar los datos, y otras, los datos destrozan la opinión, a la que, previamente, se ha fragmentado en distintos apartados. Esto ocurrió con el espacio de Informe Semanal dedicado el pasado sábado al problema de todo o nada, de vivir o morir, de Sagunto. Por mucho que se esforzaba ese gran informador y cronista que es Javier Basilio en aportar connotaciones directas- -sindicales, obreros, familias- inmediatamente era aniquilado el testimonio por la dogmática opinión- ¿se había informado previamente del contenido concreto del reportaje? -del señor ministro de Industria, quien, naturalmente, no contestaba a lo que allí le reclamaban, sino que exponía, sin contrapartida, la opinión del Gobierno. Ya lo saben las familias que están dispuestas a una cremación saguntina antes que renunciar a su supervivencia: el tema de la siderurgia integral de los Altos Hornos del Mediterráneo, que costaron al anterior régimen 125.000 millones de pesetas sólo en su cuarta planta, tendrá una respuesta política. Y esa respuesta sólo es una- -digan lo que digan y hagan lo que hagan aquellas gentes, desoídas por el amarillismo ugetista nacional- -y dolorosa: habrá que atenerse a la reestructuración siderúrgica, sin plazo fijo; y como solución para todos se proporcionan el subsidio de paro y los puestos alternativos. La crisis del sector interior siderúrgico, que ha perdido en el último balance 50.000 millones de pesetas, tiene la culpa, con otros factores, dice el ministro. Y no hay más que hablar... Sobre todo si se habla, como en esa entrevista, no en el lugar concreto del drama multitudinario, sino desde otro más confortable. Sagunto y su crisis- -en cuya presentación se eluden los testimonios en profundidad que no vengan encauzados por los representantes sindicalistas- la lucha por la vida frente al aborto, las comparecencias denunciadoras de la opinión- -como ocurrió con las graves manifestaciones de su líder, cuya voz no se oyó, sobre el asalto al modelo de sociedad liberal- la oposición de grandes zonas industriales- -como la gijonesa- -a su desmantelamiento, etc. recuerdan en el tratamiento de los informativos la lucha bíblica de David contra Goliat. Esos temas eludidos, en su real dimensión, son los David y los Goliat, ya saben ustedes quiénes. SPECTATOR Segunda versión de una novela melodramática de Úrsula Parrott, que ya en 1934 había sido llevada al cine. La película no alcanza las cimas, dentro de su género, de las ya emitidas Obsesión y Sólo el cielo lo sabe ni, menos aún, de la por emitir Escrito sobre el viento Pero tiene, con todo, ese encanto de los filmes menores de su autor, capaz, siempre, de dotar de elegancia a sus imágenes, aunque, en lo que hace a los diálogos, no haya sido, en esta ocasión, capaz de luchar contra más de una frase imposible de las que contiene el guión de Bemárd Schoenfield. Tan imposible como esas frases es el amor que une a los dos protagonistas, ya que él es un hombre casado que no está dispuesto a abandonar a sus hijos. La historia, en cierto modo, acuerda a la de Breve encuentro aunque sin la pureza del filme de David Lean, que no hace mucho vimos en TVE. Por otra parte, el reparto no puede calificarse de adecuado. Barbara Stanwyck y Fred McMurray, que formarán previamente pareja en Perdición o funcionan aquí como tal. Y Joan Bennett, físicamente, parece más apropiada para el papel de Miss Stanwyck que para el que se le ha encomendado. Mala Pasable Buena Muy buena Biblioteca Nacional No conocemos El bandido doblemente armado de Soledad Puértolas, y, por tanto, no podemos decir si Sánchez Dragó tenía o no razón al ponerlo por las nubes, ni si acierta o no la propia autora al comunicamos que, literariamente, está empezando el camino de la perfección. Lo más interesante del espacio fue lo que dijo Ymelda Navajo. Para ella no sólo existe una literatura femenina, sino que ésta ha tenido auge en los años cincuenta y su máxima figura es Carmen Laforet; añadió que la literatura no guarda relación con el desarrollo político, y la democracia no nos ha deparado una más alta calidad en la creación literaria. Ymelda Navajo abunda en la opinión de Dragó, según el cual existe hoy una tendencia a la novela rosa progre ABC 101 Obra maestra JUEVES 10- 3- 83