Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 A B C DEPORTES VIERNES 4- 2- 83 Panorama cinegético Noticias a tenazón Lagunas naturales consolidadas. Los enclaves palustres recuperados en La Mancha- -Toledo y Ciudad Real- -y concretamente en la cuenca del río Cigüela, antes de su unión con el río Záncara, suman uña superficie dé algo más de 1.500 hectáreas en la actualidad. Estas recuperaciones, realizadas a expensas de la iniciativa privada sobre terrenos antaño drenados de pobrísima productividad y de escasos resultados, han supuesto un notable respiro para la avifauna acuática de este área natural. La pérdida de terrenos encharcados en La Mancha, cifrada en unas 20- 25.000 hectáreas, como se sabe afectó principalmente a los ríos Záncara, Cigüela, Riansares y Guadiana. Con estas desecaciones se perdieron lugares de increíble valor faunístico y botánico, siendo de destacar las vegas del Riansares, donde invernaban miles de grullas; la Junta de los Ríos en la fusión del Záncara y Cigüela, extraordinario enclave para el paterío donde los ánades de superficie- -cercetas, rabudos, cucharas, silbadores- -pululaban a miles durante la época invernal, o el propio Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, hoy acosado en su entorno por graves perturbaciones. Las principales lagunas naturales consolidadas se pueden localizar en la zona de Quero y Villafranca de los Caballeros, aunque lamentablemente habremos de contabilizar la pérdida por reciente desecación de la laguna de Arroyo Morón, próxima a Puebla de Almoradiel. Este rincón de La Mancha húmeda llegó a albergar en el año 1979 hasta 1.600 grullas durante la invernada, y era lugar de cría y reproducción para más de 120 especies de vertebrados palustres, entre los que merecerían destacarse el pato colorado, el fumarel carblanco, el ánade real, la garza imperial y el ánade friso. Nuevo director de leona. Don Ángel Barbero, ingeniero del Instituto para la Conservación de la Naturaleza, destinado en la Brigada de Sigüenza, Guadalajara, ha sido designado nuevo director del Instituto. Primavera adelantada, y perdigones a la gresca Madrid. Carlos Otero Ya se fue enero, y con él se marcharon las últimas cacerías de perdices de la temporada. Se marchó el mes de enero, pero nos dejó un tempero desconcertante, que más parece como si el calendario se hubiera trastocado y hubiese hecho una pirueta para trasladarnos, por arte de birlibirloque, hasta el florido mes de abril, mes de primaveras y de soles calientes. El tiempo cálido y seco sigue sobre nosotros como una losa polvorienta y ha engañado a ta propia Naturaleza, que aunque tímidamente ha caído en el error de adelantar su ciclo vial. En los últimos encinares y alcornocales toledanos, orilla ya de la raya extremeña, percibíamos el pasado domingo el adelanto de la estación, paso falso que habrá de costar muy caro a alguno, pero adelanto al fin y al cabo. Allí se escuchaba al herrerillo y al carbonero, con su melódica monotonía, reclamar desde las ramas de un viejo encino, donde, afanosos, se esforzaban por hallar alguna larva temprana entre las rugosidades de la corteza del árbol. Algo más abajo, mirando hacia el arroyo, se escuchaba la llamada del autillo que con su chiflo repetido nos dejaba pensativos sobre estos acontecimientos. Los sisones, en cambio, lejos de dejarse engañar, permanecen agrupados todavía en bandos, aunque bien es cierto que éstos comienzan a disgregarse en conjuntos menos numerosos. Dentro de un mes no quedarán aves agrupadas, pues ya estarán emparejadas o, a lo sumo, marcando el territorio con su blanquinegra corbata de plumas. El domingo sé han dado también las últimas cacerías de perdices de que hemos tenido noticias. Estos postreros días de caza suelen ser normalmente fechas atrasadas, motivadas por este impedimento, que se dejaron para más tarde; cacerías retrasadas por mal tiempo o por otras causas, pues es rara la finca o término que caza apurando tanto la cosa. No es bueno cazar tardíamente, digan lo que digan, y hay que andarse con cuidado con el tema de las perdices, que su manejo resulta más pejiguera de lo que normalmente parece. El jueves y viernes de la semana pasada hubo una buena entrada de caza en las lagunas del río Gigüela, en la provincia de Toledo. Era caza nueva venida del Sur, sin duda equivo- cada por este tiempecillo engañoso, que dentro de unos días lo mismo les hace descender apresurados de nuevo por mor de algún temporal nórdico tardío. El caso es que, concretamente en El Masegar, pudimos observar la llegada de caza desinvierno, cerceta, cuchara y porrón, fundamentalmente, durante toda la tarde del jueves y todo el viernes, y aunque aguantaron hasta el domingo, el trasiego de este pasado fin de semana obligó a la caza a buscar asentaderas más tranquilos. La llegada de estos patos se pudo constatar en todas las lagunas de la zona, y el re- Pato colorado cuento que hicimos el lunes en ía laguna del Camino de Villafranca nos dio la friolera de 5.350 ánades cucharas Vimos también el jueves un total de 21 ó 22 garcetas comunes, que son las primeras garzas estivales que hemos visto por la zona. Los ánsares comunes todavía permanecen en las marismas andaluzas del Guadalquivir en número importante; sin embargo, ya han comenzado a arrumbar al Norte algunas aves. El día 22 de enero vimos un bando de 22 pájaros sobrevolando la sierra de Madrid, y durante la semana pasada se han registrado abandonos notables en algunos lucios marismeños. Las agujas colinegras también están entre nosotros camino del norte de Europa. El día 19 de enero contabilizamos unas 1.700 aves en el Lucio del Cangrejo Grande, y el día 23, en la vega de Villatobas, orilia del Taray, registramos ochenta y tantas más. Flamencos de Fuentedepiedra Madrid. C. O. La malagueña laguna de Fuentedepiedra, área tradicional de nidificación de una importante colonia de flamencos (Phoenicopterus ruber) se encuentra seriamente afectada por la prolongada sequía y por la sobreexplotación de los acuíferos en favor de la agricultura de la zona. Todo ello ha ocasionado en la laguna una desecación anticipada de sus caudales. Se estima que la evaporación diaria en esta laguna, durante los meses de verano es del orden de los 35.000.000 de litros, lo que da idea de la magnitud del problema. Con el fin de paliar este estado de cosas, el leona va a construir 530 metros de- espigón central, que es el tradicional asentadero de la colonia de cría de estas aves, a la vez que va a aportar pequeñas cantidades de agua en los momentos más críticos. En noviembre de 1982, el Gobierno acordó la incisión de esta laguna en la lista de zonas húmedas amparadas por el convenio de Ramsar. ¿Chaparral, 2, 4 y 6 sí. ViviencíasSe újo Proxima- erltréga 1.500.000 Ptas. entrada íRéSto 10 años 36.913 Ptas. al mes VjsÍté; l? iSQ Riloto G A V I A R fetózquez, XX) fel. 2 20 09- 00 MADRID 6 ZARAGOZA Edificio INGENIERO DE TELECOMUNICACIÓN IRUESTE PELETEROS LIOUiOACiON FIN DE TEMPOSiADA Pesetas Abrigo de v i s a n DARK 23O.OOO Abrigo de vtsón DEM 1- BUFF 27 S. OOO Chaquetón de m a r m o t a 9 S. OOO Chaquetón de astrakán afgano. TO. OOO Chaquetón de r a c c o o n siberiano A b r i g o cié zorro australiano. í OO.OOO 190,000 necesita empresa de servicios de Madrid para su oficina técnica en régimen de jornada completa Imprescindible dominio idioma inglés (conversación y traducción técnica) y deseable conocimiento de francés o alemán Enviar curriculum vitae detallado a la Referencia 1.283 Apartado 40. Madrid (M. -1.744.264) Chaquetón de castor GO. OOO Chaquetón de wallaby 4 S. OOO FACILIDADES DE PAGO Almagro, 25 ÉfiínmPIAMfft PAPEL CONTINUO III UllUrlAlVIUO TVE ORDENADOR Castellana, 87 SEROTEI: