Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Omega, con toda la tradición olímpica, por delante. Desde hace medio siglo Omega viene cronometrando oficialmente Juegos Olímpicos a la diezmilesima de segundo, y volverá a hacerlo en las Olimpiadas de Los Angeles y Sarajevo. En 1932, en los Juegos Olímpicos de Los Angeles, Omega tomó la antorcha de Cronometrador Oficial de Olimpiadas. Desde entonces, ha cronometrado ya 16, de verano e invierno, y ha revolucionado el mundo de la precisión deportiva y relojera. En 1952, Omega recibe la Cruz del Mérito Olímpico en Helsinki, e introduce por primera vez la tecnología del cuarzo en el cronometraje deportivo, con el Omega Time Recorder. En 1962 pone a punto el Omegascope, sistema de lectura digital televisiva, y el Photosprint, juez fotográfico inapelable en las llegadas. Desde 1932, Omega es Cronometrador Oficial de Juegos Olímpicos. Tradición espacial y estética. Pero Omega no sólo va por delante con su tradición olímpica. También lo ha estado siempre con su tradición estética, que le ha valido cinco Osear de la Academia Internacional del Diamante, y su tradición espacial, con la conquista de la Luna en 1969 y los vuelos Columbia Todos estos hitos, en los que la tradición acumulada avala el avance tecnológico, se resumen en cada reloj Omega. Un prestigio como el de Omega no se adquiere en unos días ni en unos años. Se gana yendo siempre, desde 1848, por delante, pero sin dejar la tradición atrás. Ni la belleza. Photofinish inapelable de una llegada olímpica. 1932 los Angeles 1934 Go mijchPartenlíirchen 1936 Berlín 1948 Sí. Morrtz 1946 londi TO 4 1968 Greoobfe cronometra las Olimpiadas de Lake Placid y Moscú, la Federación Suiza de Esquí dota a su equipo nacional con el Sensor Quartz de Omega, designado su Proveedor Oficial. Actualmente, Omega aporta al deporte olímpico sus revolucionarios sistemas Swim- O- Matic, para cronometraje de natación a la milésima de segundo, y sus OTR 8 y OGM- Esquí, para cronometraje hasta la diezmilesima de segundo y cálculo del puesto instantáneo, intermedio y final, televisados simultáneamente. En 1984, Omega volverá a cronometrar una Olimpiada de Verano en Los Angeles, después de la de Invierno de ese mismo año en Sarajevo. Cronometrajes en Asia. 1954 Melbourne 1980 Moscú Medio siglo de éxitos olímpicos. Omega, Medalla de Oro Olímpica. En 1968, en los Juegos de México, Omega recibe la Medalla de Oro del Cronometraje Olímpico. En 1970, Omega lanza el primer reloj digital de pulsera. Fruto también de su experiencia olímpica, crea el Megaquartz 2.400 que en 1972 se convierte en el primer reloj de pulsera certificado como Cronómetro de Marina con su precisión de l segundo al mes. En 1976, crea el Chrono- Quartz Omega, único reloj de pulsera del mundo con sistema de cronometraje olímpico. En 1980, el Chrono- Quartz, junto con el Especial Fútbol de Omega, son adoptados por la F. I. F. A. para sus arbitros. Omega idea el marcador olímpico de 16 tonos. También en 1980, año en que Omega Además de Olimpiadas, Omega ha cronometrado numerosos Juegos regionales en los cinco continentes. Por ejemplo, desde 1950, los Juegos Asiáticos y del Sudeste Asiático, los últimos en 1979, en Yakarta. También ha sido la primera marca suiza seleccionada para cronometrar oficialmente los Juegos Nacionales de China Popular, celebrados en Pekín, en su cuarta edición, en 1979. Equinoxe, el reloj de las dos caras. Omega Equinoxe, el reloj olímpico. Dos relojes en uno, mediante un simple giro. Por una cara, la elegancia tradicional Omega. Por la otra, un cronógrafo multifuncional ultrapreciso. Precisión 5 segundos mes. Sumergible hasta 30 metros. O También en los Juegos de Pekín. OMEGA Cronometrador Oficial de las Olimpiadas de Los Angeles y Sarajevo, en 1984