Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 24- 1.1- 82 DEPORTES A B C I 67 Sobreestás lineas, e! equipe español, de oscuro, disputa una toucfte a los pumas En la línea, los argentinos dominaron gracias a las aperturas de su melé Soares, a la derecha. (Fotos José García. FICHA TÉCNICA ESPAÑA: Rivera; Tormo, De la Torre, Moriche, Azcargoría (Lorenzo, en el minuto veinticinco) Núnez (a) Encabo (o) Egido, Longhney, Blanco; García, Méndez; Nuche, Santos y Machuca. ARGENTINA: Sanqguinetti; Campo, Madera, Lofreda, Palma; Porta (a) Soares (o) Travaglini, Ure, De Vedia; Lachetti, Milano; Dengra, Courreges y Devoto. ARBITRO: Dirigió el encuentro el colegiado francés Bresy. Discreto. Los españoles Salazar y Sacristán fueron los jueces laterales. TANTEO: Por España: Egido (dos ensayos) y Moriche (tres golpes, de castigo y una transformación) Por Argentina; Ure (tres ensayos) y Porta (dos ensayos, un drop y tres transformaciones) Rugby: La mayor calidad y envergadura de los sudamericanos y nuestros errores propiciaron su costoso triunfo 29- 18: España sé defendió con furia frente a los pumas argentinos MADRID (Luis. F. Delgado) La selección española de rugby fue derrotada ayer por su homónima Argentina por 29- 18, en encuentro internacional amistoso disputado en el estadio Vallehermoso. Los cuatro mil asistentes disfrutaron de un partido jugado de poder a poder, ya que la incertidumbre del resultado final perduró hasta el último minuto del encuentro. Al término del primer tiempo los pumas de Argentina vencían a España por 13- 3. Parece increíble que la selección española pueda dar una imagen tan opuesta én el 1 es 1 caso transcurso de cuatro días. Si bien ante Nueva Zelanda evidenció una bisoñez e inferioridad palpables, no ocurrió lo mismo ayer. Nuestra selección plantó cara a una Argentina que no daba crédito a lo que ocurría en el deficientemente iluminado Vallehermoso. El quince hispano, muy similar al presentado ante los Maorís, pareció sacudirse con; saña el complejo de inferioridad demostrado ante nuestros antípodas y con una garra y pundonor asombrosos endosó a los históricos pumas nada menos que dieciocho puntos: Y pudieron ser más de no haber cometido errores infantiles. Por su parte, Argentina presentó su equipo, de lujo, con tres terceras torres que róñete ban los dos metros y una segunda línea que parecía dos postes de telégrafos. Su capitán y estrella, Hugo Porta, fue el único sudamericano que hizo honor a su fama ¡y de qué, manera! Es asombrosa la facilidad con que esquiva al contrario y cómo dirige el ovoide; El sólito regaló a Argentina 16 puntos. LA SORPRESA ESPAÑOLA. Argentina regresa a su país con la sorpresa dé haber descubierto un rugby de gran categoría en la tierra de sus orígenes. Y sería injusto, no resaltar como se merece la excepcional labor de todo el conjuntó español, sabiamente dirigido por Jesús Linares, debutante como seleccionador absoluto. Comenzando por el paquete de delantera, cabe destacar la fundamental labor del talonador Santos, que proporcionó al melé Encabo todas las introducciones, salvo una, que posteriormente le reintegraría tras el robo correspondiente a Argentina. La primera y segunda líneas lucharon lo indecible en las agrupaciones y saques de lateral y su esfuerzo no fue vano, ya que los tres- cuartos aprovecharon las timpias entregas en pos del ensayo, que les fue negado, increíblemente, en cuatro ocasiones: A la tercera línea le corresponde una alabanza exclusiva, Derrocharon furia por el campo, defendieron como leones y marcaron FABRICA DE CONFECCIONES LIQUIDACIÓN TOTAL DE VESTIDOS DE TEMPORADA De uno a dieciséis años, futura mamá y telas PRECIOS INCREÍBLES Horario: de 9 a 7 de la tárele, todos íos días, de lunes a viernes Calle Pajaritos, 24 (junto a la plaza Conde de Casal) puntos, como fue el caso del central Egido, que apoyando continuamente las acciones de la línea obtuvo recompensa en dos ocasio; nes, ya mediada la segunda parte. LA VENGANZA DE MORICHE. El apertura Moriche, ayer en funciones de primer centro, cumplió debida venganza de su fracaso en la patada ante los Maorís. Su pie derecho estuvo entonado en todo el encuentro y endosó al cuadro argentino once puntos en tres golpes de castigo transformados, con la maestría de qué ha hecho gala en sus 53 actuaciones internacionales. Fue una pena que a un minuto del primer tiempo fallase por centímetros un drop que hubiese bordado su actuación. Los restantes trés- cuartos se crecieron conforme los minutoséran consumidos. Parece ser que la reprimenda recibida por su mediocre actuación ante Nueva Zelanda tuvo sus frutos y ayer se multiplicaron en defensa. Tormo y Rivera estuvieron rápidos y eficientes en placaje y fue una desgracia que el primero de ellos cayese a escasos metros de la línea dé marca. A modo de conclusión general puede decirse que España superó todas las previsiones y que Argentina, si bien demostró maneras y gran poder físico, no supo o no pudo nunca alejarse en el marcador con garantías, delegando su victoria final a las increíbles genialidades de su apertura Hugo Porta, que burlándose de sus treinta y dos años derrochó potencia y téenicaa raudales. Los pumas argentinos rugieron en todo el encuentro; sin embargo, el volumen de los mismos fue apagado en muchas ocasiones por una furia española que también brota en los jugadores de rugby.