Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 22- 11- 82 CULTURA Y SOCIEDAD En la iglesia Martorana ABCÍ 43 Confirmó la condena moral reciente dejos obispos sicilianos El Papa moviliza a la juventud contra la mafia en Palermo PALERMO (Sicilia) (Efe) El Papa Juan Pablo II concluyó, en la tarde del domingo, su visita pastoral de dos días a Sicilia, invitando a la juventud de (a isla a movilizarse contra la Mafia. En el curso del acto multitudinario celebrado a media tarde en la céntrica piaza Politeama, momentos antes de regresar a Roma en avión, el Pontífice animó a los jóvenes sicilianos a edificar un futuro y una sociedad nueva, mediante el aislamiento y la destrucción de las ramificaciones mafiosas de unos pocos, operadores de manifestaciones aberrantes de criminalidad El Papa, expresando el mensaje que más se esperaba de él aquí, alentó a los jóvenes de Sicilia a ser portadores de una esperanza tenaz y comunicativa, frente al fatalismo, la disgregación, la marginación delictiva, la criminalidad, que tanta sangre ha derramado y tantas muertes ha causado en vuestras calles Al respecto, el Pontífice aprobó y apoyó plenamente la preocupación pastoral y el empeño generoso en esta perspectiva de los obispos sicilianos, que han formulado abierta y recientemente su condena moral de esos fenómenos sociales. EL HOMBRE, EN LIBERTAD El Papa, al comenzar su discurso, contestó directamente a las preocupaciones que, en nombre de los presentes, le expresaron dos jóvenes sicilianos, Pippo Russo y María Chinnici, habiéndole de su no a la injusticia, a la violencia, al odio, a cualquier compromiso, a cualquier juego de poder, a cualquier instrumentalización Nuestra elección- -dijo la joven al Pontífice- -es el hombre en la libertad mientras su compañero se refería a la voluntad de servicio de muchos a los jóvenes que viven, sufren, luchan y nutren esperanza Juan Pablo II habló, durante veintitrés minutos, en los que fue interrumpido 23 veces por los aplausos, de las ambigüedades de la Sicilia de hoy, rica de tantos valores y, sin embargo, destrozada por tantas contradicciones Sicilia- -dijo el Papa- es una realidad hecha a la vez de progreso y subdesarrollo, de empeño por la paz y violencia absurda, de aprecio y defensa de la vida y la familia, pero también de episodios de explosión, muerte y odio, una realidad de bienestar y situaciones de injusticia, paro, emigración y trabajo de menores RECONSTRUCCIÓN HUMANA Y SOCIAL. Á los jóvenes católicos de diversos movimientos, él Pontífice pidió un especial empeño, recogiendo un reciente llamamiento del cardenal Salvatore Papalardo, arzobispo de Palermo, a favor de quienes crecen en ambientes de subcultura, superstición, violencia, preside los rechazos de la ciudad, de la corrupción, de la violencia y de la droga Cristo- -afirmó él Papa- -os da la esperanza de participar en esta gran reconstrucción humana, social, moral y espiritual de vuestra Sicilia. La más insidiosa tentación de nuestros días y la más sutil- -agregó el Pontífice- -es precisamente la de la renuncia a la esperanza, al definitivo renacimiento de la Humanidad, y Cristo, quien ha vencido la muerte, os da la fe, la imaginación y la fuerza suficiente para cargar de esperanza vuestra Sicilia. El Papa concluyó afirmando que la esperanza de la Iglesia no excluye ni desprecia la esperanza terrestre, pero, reconociéndola limitada y parcial, la supera, no cede a la tentación de la resignación o del fracaso, sino que lucha y aleja las causas verdaderas de la desesperación del mundo Juan Pablo II, al llegar a la plaza, tras una visita a la Facultad de Teología de Palermo, se había metido a su auditorio en el bolsillo, tarareando, con su potente voz de barítono, durante dos minutos, una conocida melodía siciliana. SATISFACCIÓN POR LA LIBERTAD OEL ARZOBISPO ANGOLEÑO El Papa Juan Pablo ll ha expresado en Palermo su satisfacción por la liberación, el martes pasado, de monseño Alexandre do Nascimento, arzobispo de Lubango (Angola) secuestrado por guerrilleros del Movimiento Unitá a mediados de octubre. El Pontífice dijo que esa liberación, junto con la de un misionero y una religiosa, fue el resultado de las plegarias formuladas en toda la Iglesia por esa intención, en unión con la comunidad católica arjoleña El mismo Juan Pablo II, el 31 de octubre, momentos antes de emprender viaje a España, había formulado un llamamiento público desde la plaza de San Pedro, para la liberación del arzobispo. Al terminar la misa, que concelebró en el hipódromo de Palermo, en el momento del rezo del Ángelus, el Papa quiso comunicar a las 200.000 personas presentes su alegría por esa liberación, pero observó que todavía están en manos de los secuestradores cuatro religiosas y algunos colaboradores laicos de la Misión de Mongua. Encuentro con la comunidad católica de rito bizantino PALERMO. El encuentro más significativo del segundo día de la visita pastoral del Papá Juan Pablo H a Sicilia, por la mañana, fue el que tuvo con la comunidad católica de rito bizantino. En la iglesia de San Nicolás de tos Griegos, conocida por la Martorana, el Pontífice hizo un llamamiento para que las Iglesias hermanas, católica y ortodoxa, lleguen a la unidad perfecta El discurso del Papa a la comunidad ftaloalbanesa de rito bizantino fue pronunciado tras la celebración de una breve ceremonia en griego, que presidió el Pontífice, llevando en la mano izquierda el báculo bizantino y bendiciendo a tos fieles con una pequeña cruz que tenía en la mano derecha, como suelen hacer los jerarcas de rito oriental. Juan Pablo II, rodeado por los obispos, prelados, sacerdotes y diáconos de rito bizantino de Sicilia y Calabria, destacó la función ecuménica que dicha comunidad asegura entre Occidente y Oriente, en la perspectiva de la restauración de la plena comunión entre las Iglesias Al insistir acerca de la particular misión ecuménica de la cornunidad ítaloalbanesa en Sicilia y Calabria, y de su monasterio basiliano de Grottaférrata, cerca de Roma, el Pontífice destacó que se trata de una valiosa colaboración para el diálogo y para la esperada unidad entre las Iglesias hermanas de Oriente y Occidente SALUDO FRATERNO Recogiendo una frase que ya pronunció el 30 de noviembre de 1979, durante su visita al Patriarcado de Constantinopla en Turquía, el Papa recordó que San Pedro, hermano de San Andrés (Patrón de la Iglesia Ortodoxa de Constantinopla) ha recibido la misión de asegurar la sinfonía de las Santas Iglesias de Dios en la fidelidad al mandato divino Yo, sucesor de Pedro- -concluyó el Pontífice- desde esta isla bendita, recogiendo vuestros deseos y los. del mundo entero, dirijo un saludo fraterno de paz y caridad a las Iglesias hermanas que están en Constantinopla, y en Grecia. En la alocución de bienvenida que dirigió al Papa el obispo de la diócesis siciliana de rito bizantino, monseñor Ercolé Lupinacci, subrayó que esta comunidad rio ha olvidado su patria de origen de la cual sigue hablando la lengua junto con el italiano. El obispo, aludiendo seguidamente al actual régimen estrictamente ateo de Tirana, expresó la esperanza de todos de que un día nuestros hermanos de Albania puedan nueva y libremente manifestar la fe en Dios, por la cual han luchado nuestros antepasados Monseñor Lupinacci fue uno de los 22 arzobispos y obispos de Sicilia que concelebraron con el Papa una rriisa multitudinaria en el hipódromo de Palermo. Antes de la homilía, en la que el Pontífice glosó el significado de la festividad litúrgica de Cristo Rey, el Evangelio fue solemnemente cantado en griego por un diácono de rito bizantino, precedido y seguido, según las normas del mismo rito, por la bendición que el Papa impartió, también en griego. Los otros momentos de la visita papat fueron los encuentros del Pontífice con las religiosas en la catedral metropolitana y con los enfermos en el hospital civil. Concluida la mediación en el litigio El Pontífice visitará Chile y Argentina SANTIAGO DE CHILE (Efe) Concluida la mediación en el litigio austral entre Chile y Argentina, el Papa Juan Pablo II visitará las dos naciones, según expresó el cardenal Antonio Samore, que actúa como su representante papal. El prelado se refirió al proceso de mediación, en declaraciones al diario El Mercurio en Roma, en que se refirió a sus cincuenta anos al servicio de la diplomacia vaticana. El cardenal Samore dijo que el acuerdo logrado entre Argentina y Chile de prorrogar el pacto para resolver pacífica y jurídicamente sus diferencias ha creado una atmósfera de confianza mutua. Fue un acuerdo formal, no de fondo, sin embargo, con consecuencias bastantes significativas. Pero ahora estamos dando nuevos pasos de fondo precisó.