Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 11- 11- 82 ESPECTÁCULOS A B C 65 de la Commédia dell Arte- -dice Fo- hay muchas corrientes y ninguna de ellas se contradice; hay una vertiente más popular, más pintoresca, de mendigos de plaza pública, y otra más erudita, que entra en los teatros de la corte y se hace refinada y utiliza los trucos del oficio. No se debe encontrar contradicción entre la vertiente más ruda y la más culta. -Yo paso de un filón a Otro en mis espectáculos, dé acuerdo con las necesidades que me impone lo que quiero decir. Por otra parte, los ingredientes de la Commédia deü Arte no son patrimonio italiano, sino del resto de Europa. Personajes tan populares como Arlequín o Stenterello nacen en Francia. Y por si fuera poco, hoy ya no se puede seguir el tiempo y el ritmo de los textos originales de la Commédia dell Arte. A veces hay que actuar en un Palacio de Deportes, delante de quince mil espectadores, un espacio que el actor debe saber llenar con el cuerpo, con las ideas y la voz, que son sus recursos. Y entonces hay que reinventar el modo de actuar, portue nuestro público está contaminado por otros hábitos de lectura impuestos por el cine y por la televisión. Eso impone un ritmo diferente, obliga a condensar, a aludir, porque hoy es necesario crear más espacio a la fantasía del público que el que necesitaban en la Edad Media. Frente a la ¡dea de que el teatro necesita medios enormes, sólidas estructuras y abundantes subvenciones, nosotros hemos demostrado que el teatro se hace en un escenario o sin él, con el oficio, el conocimiento, el estudio, la confrontación y el valor. Esos son nuestros secretos. En treinta años dé oficio, Darío Fo y Franca Rame han pasado por los espectáculos de agitación en las casas del pueblo los escándalos en la televisión italiana o el montaje de encargo en la Scala de Milán de la Historia del soldado de Stravinsky- -250.000 espectadores en seis meses la ópera rock sobre el texto de John Gáy La ópera del bandido ¡q el encargo del Berliner Enserhbie de la Opera de tres centavos de Brechí. Todo ello ha terminado por hacer de Darío Fo una de las personalidades más relevantes, totalizadoras y atractivas del teatro contemporáneo en un perfecto dominio de los resortes del actor, del autor y del director de escena, qué él no tiene el más mínimo inconveniente en conjugar sobre un escenario. Casi cuarenta espectáculos jalonan los treinta años de profesión teatral de Daño Fo, que debuta en 1953 con su primer montaje, El dedo en él ojo después de colgar sus estudios de arquitectura y dibujo y de volver sobré sus primeros pasos en la televisión italiana. Hasta 1968 su compañía, que es la que tiene los precios más bajos de taquilla, se encuentra siempre a la cabeza de las recaudaciones. Su teatro recibe con frecuencia el varapalo de la crítica y son frecuentes las provocaciones, la censura, las amenazas y los escándalos. A raíz- del mayo francés del 68, deciden cambiar los circuitos comerciales del teatro de empresa por las casas del pueblo una institución que data en Italia desde finales del siglo XIX, construidas por obreros y campesinos al impulso de los primeros núcleos socialistas. En la fachada de aquellas primeras casas podía leerse un curioso lema: Si quieres hacer caridad con un pobre, dale cinco monedas, dos para pan, tres para cultura cuenta Franca Rame. Ellos tratan de dar un nuevo contenido a la palabra cultura. El primer año consiguen sumar 200.000 espectadores. Es la etapa de Mistero buffo y de la fecunda actividad de la Asociación Nuová Scéna, que terminará en 1970 con la decisión de abandonar los circuitos controlados por el Partido; Comunista italiano para fundar La Comuna, en cuyo ámbito se inscriben los últimos catorce espectáculos de Fo, de los que Muerte accidental de un anarquista representa su punto culminante y el resumen de toda su trayectoria. Darío Fo: El teatro es el cuerpo, las ideas, la voz non si paga que, también con versión de Carla Matteini, se titula Aquí no paga nadie la comedia que lleva tres temporadas consecutivas en Londres y dos en París. EN LAS PRINCIPALES CARTELERAS DEL MUNDO Darío Fo dice que él es e ¡primer sorprendido del éxito que su teatro está teniendo en Europa y sobre todo en el ámbito de los países latinos, donde los montajes de sus textos se suceden. Es algo que nos ha venido a demostrar una verdad que no sabíamos con certeza, que cuando un autor trata de reflejar la realidad trágica y política de su país, por muy distintas que sean las circunstancias políticas de los demás, se termina produciendo una especie de llamarada de asombro, que proyecta una sensación de cercanía y de conocimiento. Pero no en todos los países se produce de la misma manera- -puntualiza Franca Rame- en 1 mayoría de los casos a obra se vuelve a réescribir de acuerdo con las circunstancias políticas de cada país, En Londres, Aquí no paga nadie terminó siendo el slogan de un boicot contra la subida del transporte público, y en Nueva York- todos ¡os actores de Tenía dos pistolas... eran negros, con la excepción del policía. El asombro por el éxito está aún más justificado si se tiene en cuenta qué se trata de textos escritos al servicio de la compañía de Fo y Franca Rame, La Comuna de Milán, con personajes construidos sobre sus propios recursos de actor y sometidos a las variaciones, revisiones y nuevas escrituras que imponen las fluidas circunstancias políticas a las que se alucie. Y un éxito, también, qué habría que razona en las especiales dificultades que para los autores contemporáneos plantea agarrar por los cuernos el toro, de la actualidad y escribir unos textos qué tienen mucho de periódico, de última noticia, de capacidad de encaje Por eso seguramente entre él Mistero buffo de esta noche y el estrenado en 1970, corregido y aumentado en una Segunda serie en 1974, habrá bien sonoras diferencias. Lo que permanece es el oficio, la función del juglar, la revisión del teatro del siglo XV en el que se expresaban los cómicos de Padua para acercarlo al estilo, al pensamiento y al humor del hombre de nuestro siglo. A mí ño me interesa la arqueología teatral; si recurro a los esquemas dé la Commedía dell Arte es simplemente como un pretexto para hablar de los problemas actuales y porque muchos de sus ingredientes permanecen vivos en nuestra sociedad dice Fo. Y cuenta que son trucos que funcionan por encima de las barreras del idioma, que a veces pasan por la invención de un lenguaje onomatppéyico que no está hecho tanto para entender el idioma, como para descubrir la alusión que el lenguaje hace a las acciones que se realizan en escena. Yo he recitado en la Opera de Pekín, y después del primer momento dé estupor, el público seguía perfectamente el espectáculo, porque resulta un nuevo idioma, hecho de pausas, de ritmos de cadencias... algo así como lo que ocurre en el blues o en el flamenco RECHAZO DE LA ARQUEOLOGÍA Por sertp parte, muertos de los trucos del teatro y de la Interpretación de Darío Fo, a pesarde su entronque con la tradición juglaresca de la Commédia dell Arte, han sido escrupulosamente purgados por los eruditos. No se puede hablar de una única tradición Darío Fo, por primera vez en Madrid MADRID (Moisés Pérez Coterillo) Tiene cabeza de patricio romano y una chispa que le baila en los ojos con el humor y la ironía dé un oficio centenario, el de cómico, el de juglar. Con cincuenta y seis años cumplidos, Darío Fo lleva treinta de carrera teatral, una aventura que comparte con su mujer, Franca Rame, hija de cómicos ambulantes, que le ha acompañado siempre a lo largo de una apasionante andadura reinventando en nuestra bien educada y modosa cultura occidental una forma de entender el teatro político que nada tenía que ver con el esquematismo, la simplicidad y el tedio de un panfleto, sino que abría las puertas a la fantasía, a la imaginación y al despliegue de los recursos de un arte que pretende ser insumiso frente al intento de domesticación permanente por parte del poder. Dar ó Fo y Franca Ramé están en Madrid por primera vez, sólo durante cuatro noches, desde hoy hasta el domingo, en el escenario del teatro Español, con uno de sus más celebrados espectáculos, Mistero buffo y el sábado por la tarde, en la sala Olimpia, cedida por el Centro Dramático Nacional para la oca sión, Franca Rame presentará su espectáculo sobre la condición de la mujer, Tuta casa, letto e ehiesa que en una verdión reciente del grupo madrileño Guirigay se titulaba Una mujer sola No es la primera vez que Fó. y su mujer están en España. El verano de 1980 actuaron con estos dos mismos espectáculos en la campaña del Grec, en Barcelona, con un éxito enorme. Pero el teatro de Darío Fo se conoce en España sobre todo por el montaje que de sus obras han hecho lo? colectivos independientes y por la publicación de algunos de sus textos en revistas y colecciones teatrales. Así, Muerte accidental de un anarquista ha conocido ya cuatro montajes, el último de ellos dirigido por Pere Planella en catalán. Los tres restantes, en castellano, sobre la versión realizada por Carla Matteini- -qué es quien ha introducido er teatro de Fo en España- fueron montados por El Espolón del Gallo, de Madrid; Geroa, de Bilbao, y el Teatro Estable de Zaragoza. Las restantes obras estrenadas en España son: Misterio bufo por el Teatro del Ay, Ay, Ay; Tenía dos pistolas con los ojos blancos y negros por La Favorita, y La mueca del miedo por el grupo Tábano. Dentro de un mes el- TEC (Teatro Estable Castellano) con dirección de José Carlos Plaza, estrenará en Madrid otro de los grandes éxitos de Fo, Non si paga,