Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ABC LA FIESTA NACIONAL LUNES 11- 10- 82 El helicóptero de Lomelin, causante involuntario Seis nenas y heridas ATOCPAN (México) Una plaza de toros desmontable, en la que se presentaba ayer la primera corrida de feria, se desplomó cuando un helicóptero aterrizó en su redondel y ocasionó seis muertos y cuatrocientos heridos El involuntario autor de esta tragedia fue el matador de toros Antonio Lomelin quien, para poder torear dos corridas en la misma tarde, viajó en helicóptero del cercano poblado de Chiconcuac a esta localidad. La presión atmosférica que ocasionó en su descenso el aparato motivó el derrumbe de! tendido de sol. El cartel de la corrida lo integraban Eloy Cavazos, Antonio Lomelin y Alfonso Hernández El Algabeño con toros de la ganadería de Santaciüa. Hasta el momento del desastre todo era alegría y entusiasmo. Cavazos cortó las dos orejas a! primer toro. El Algabeño obtuvo los mismos trofeos y Cavazos mató al tercer astado con éxito, en lugar de Lomelin, para, ser premiado con otro apéndice auricular. mató mal, mas el gentío le respetó. En el otro apretó más. Pero su toro tampoco quería la gresca. Era cobarde. Raúl lo porfió mucho y lo mató entre palmas con dignidad. Pepe Pastrana tampoco tuvo fortuna con su lote. En el primero, a trancas y barrancas, por narices, consiguió pases sobre ambas manos, que no pudieron tener el recorrido de los del día de Victorino II. El otro se había dejado torear en los comienzos de la faena de muleta, pero en seguida se acobardó. Ni por un lado ni por otro. El de Pastrana fue muy aplaudido, porque además anduvo fácil con la espada. El Melenas conectó rápidamente con el público. El día que este torero valenciano se vea incluido en carteles de más fuste, con mejores lotes, puede ser el torero tremendista del momento. Pero, ojo, un tremendista que si llega el caso corre la mano y tiene ese no sé qué de los toreros de masas para llevar hasta los tendidos la impronta de su espectacularidad, no escribo calidad, digo espectacularidad, no sea que luego me salga el canaHita de turno y diga que a Zabala le gusta El Melenas. A mí no me gusta El Melenas ni por desgracia el noventa y nueve por ciento de los que hoy se visten de luces, pero siento un enorme respeto por aquellas cosas que de verdad lo merecen. Sería curioso ver a El Melenas fuera de las gayumbadas, emparejado a El Soro en la región levantina, haciendo su número en corridas que embistieran. Lo de esta tarde, con dos gayumbos que cortaban la respiración, ha sido una demostración de habilidad, de decisión, y al mismo tiempo de destreza para no dejarse coger. No le faltaron las palmas durante toda la tarde. Fue ovacionado en su primero y dio la vuelta en el otro. Bien, muy bien, en la brega Enrique Vera, ¡qué buen torero pudo ser! y muy aplaudido en dos buenos pares de banderillas, Orteguita. En general, todos lidiaron la dura corrida con profesionalidad y aseo. Ayer, goyesca en la Monumental de las Ventas MAORSD (Vicente Zabala) Los toros, e ¡fútbol, el cine, el teatro, todos los espectáculos, son víctimas de la ola electora! que nos invade Esta tarde, al llegar al periódico, ios compañeros no nos preguntaban ni a los taurinos ni a tos deportivos por lo ocurrido en eí dorado aíbero o en el verde césped, como ocurre todos ios domingos. El calor, todo el calor, lo tiene la sección de nacional. ¿Cómo ha estado Felipe en Reus? ¿Cuántas soluciones ha ofrecido Fraga en Meliüa? ¿No ha sufrido ningún percance grave Landelino en el País Vasco? ¿Qué ha hecho el veterano Santiago por tierras de Levante? Parece que Suárez no ha tenido ningún contrato este domingo. Eso es lo que importa hoy. La actualidad es ésa. Y uno, que antes que crítico taurino es periodista, lo acepta, lo asume empleando el verbo del momento, aunque de las dos páginas taurómacas la política se lleve por delante una, y alguna otra de deportes. Así es, y así hay que aceptarlo. Aunque si de verdad surgiera una figura del toreo con gancho o un equipo como aquel de las muchas Copas de Europa los aburridísimos políticos no serían capaces de deshancar de las páginas de los periódicos ni a los toros ni al fútbol, porque a estas horas las buenas gentes de las tierras de España, de tedas las tierras de este formidable país de nuestros pecados, está hasta el gorro de promesas políticas y de verónicas mitinescas. Todos queremos resultados, salidas por la puerta grande, porque si no vamos a terminar como e! presidente del Barcelona echando la culpa a los arbitros, que es tanto como buscar chivos expiatorios para justificar el mal juego o la incapacidad para ganar campeonatos de Liga. PATAS Y PITONES... La ganadería que se anuncia como Salamanca a palo seco (demasiado nombre, fenomenal historia taurina en esa región para tan mala ganadería) salió muy astifina, increíblemente astifina, pero careció de fuerza- -muy grave- -y de bravura- -gravísimo- El sobrero, de Manuel Sánchez Cobaleda, hizo las mismas cosas que sus hermanos al final, porque al principio se dejó andar 3o r allí con mejor intención que los colegas pero acabó en el derrote seco, la embestida corta, las miradas a las barrigas de los muchachos. Corrida muy bien presentada, pero sin clase, sin recorrido, renqueante, mala, francamente mala, para dejarnos ya de rodeos. ¡VIVA LA MUERTE! El grito preferido de las arengas del general Millán Ástray a sus legionarios era el de un desafiante y espeluznante ¡Viva la muerte! Los tres toreros de hoy tienen fama de legionarios. No hacen ascos a ninguna corrida- -tampoco pueden permitirse ese lujo- pero lo cierto es que los hombres salen a enfrentarse con estas corridas, más peligrosas por descastadas que por su armamento, haciendo el paseíllo con el ánimo predispuesto a lo que sea Raúl Sánchez se encontró con dos toros que se frenaban, se quedaban en el centro de la suerte, buscaban con peligro. El de Talavera se aburrió pronto en el primero- -y acertó- -porque na se podía hacer más. Lo Segunda de feria en Zaragoza ZARAGOZA. Segunda corrida de feria. Buena entrada. Tarde soleada. Cinco toros de Román Sorando, flojos, y uno de Hermanos Núñez, lidiado en quinto lugar. Todos pitados en el arrastre. Ruiz Miguel, bien con el capote en sus dos enemigos. En su primero, faena aplaudida sobre ambas manos. Mata de estocada (palmas) Al segundo, faena porfiona al son de la música. Estocada y descabello (vuelta al ruedo) José Luis Palomar, aplaudido con el capote y en banderillas. Faena aplaudida sobre la mano derecha. Media que basta (ovación y vuelta) En el otro se luce de nuevo en banderillas, con El Soro. Faena voluntariosa. Tres pinchazos y descabello (aplausos) Vicente Ruiz El Soro recibe a su primero con cuatro largas cambiadas. Aplaudido en banderillas. Faena musicada, para dos pinchazos y descabello (vuelta al ruedo) En el que cerró plaza, aplaudido con capote y banderillas. Faena voluntariosa, rematada de dos pinchazos (palmas)