Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Televisión El cine en casa SESIÓN DE NOCHE N. 17 de Alfred Hitchcock (1932) Sesenta y tres minutos. Blanco y negro. Pertenece el filme, que todos los exegetas de Hitchcock consideran menor en su filmografía, a la etapa británica de su autor, que terminará, salvo algún paréntisis, al terminar la década de los treinta. Basada en una obra teatral de J. Jefferson Farjeon, ya llevada a la pantalla con anterioridad en Alemania por Geza von Bolvary, la película denota sus orígenes, al estar preferentemente situada su acción en un decorado único, y ello sin que el realizador poseyera, entonces, la maestría que le haría superar semejante handicap en ese tour de forcé que fue Rope Con todo, el hábil guión en que, junto a Hitchcock y su esposa, recientemente fallecida. Alma Reville, colaboró Rodney Ackland, logra salvar a la acción de los excesos dialogales. Y, como compensación, el filme nos ofrece una de esas escenas de trenes que siempre gustó tanto Hitchcock de introducir en sus películas. En efecto, ha sido el tren escenario de predilección del llamado mago del suspense desde títulos que le tenían poco menos que como protagonista a otros en que las escenas claves se desarrollaban en él. Sólo por ello adquiere N. 17 calidad de precedente, de precursor de obras más acabadas, más perfectas, y vale la pena verlo. Pero, de otra parte, también merece la pena el filme por la excelente dirección de actores, especialmente en lo que se refiere a la joven Anne Grey, que encarna a una ladrona de joyas que ayudará a la Policía a desmontar su antigua banda. Calificación: Véala si no tiene nada que hacer. Vale la pena verla. Debe verla si quiere mejorar su opinión de la televisión. Hay películas que no puede uno perderse sin lamentarlo. Alfred Hitchcock. el rey del suspense es el director de El número 17 Los intríngulis del panel de aceptación Todos los meses, Televisión Española envía a los medios de comunicación unas cuartilias reveladoras del índice general de aceptación de los diversos programas emitidos durante una semana. Es lo que conocemos por el panel El último enviado corresponde a la tercera semana de agosto, con lo cual revela más bien poco, ya que, en buena parte de los casos, hace referencia a programas que, para bien o para mal, ya no están en pantalla. Así y todo, el retraso parece carecer de importancia, dados los resultados. Porque el panel parece s i e m p r e el mismo. Cuesta trabajo creer que no haya habido en los últimos tres años programa capaz de deshancar la primacía a Más vale prevenir que, por otro lado, es un espacio más que aceptable. ¿Dónele se meten, a la hora de capitalizar audiencias, los entusiasmados seguidores de los Dallas o de Los gozos y las sombras de turno? ¿Cómo se hacen, en definitiva, y quién los hace, las estimaciones de éxito o fracaso de los programas? ¿Cómo 11 de octubre. Aunque, dada la premura de tiempo, lo más probable es que no pueda, emitirse hasta el 18 o el 25 del mes próximo. En este tiempo de elecciones- -afirma, rotundo, Martín Descalzo- Pueblo de Dios tendrá un cuidado exquisito para excluir todo tema que roce la política de los partidos. Después seguirá, como es lógico, la línea tradicional de la Iglesia católica: la de independencia absoluta. Sin excluir, por supuesto, las líneas éticas del pensamiento católico, mide Televisión Española tales audiencias? A más de uno nos gustaría alguna aclaración, Por otro lado, el panel en cuestión revela semana tras semana que al telespectador lo que más le gusta son las películas, después los concursos, a continuación las retransmisiones deportivas y, de ahí para abajo, los espacios dramáticos, los musicales, los infantiles, los programas de actualidad y, prácticamente en último lugar, los programas de opinión. La opinión, parecen decir todos a una los televidentes, ya la tenemos nosotros. Sin embargo, los informativos interesan. El que más- -seguimos con el muestreo de esa tercera semana de agosto- el Tele- 1 de las tres de la tarde, a cargo por entonces de Joaquín Arozamena, con un índice de interés semanal de un 7,5. Le sigue el Telediario de las nueve de la noche, con una décima por debajo, y, finalmente, Ultima Edición con un 7,3. ¿Todos notables? Convendría actualizar y explicitar la aceptación. Al menos mientras sigamos sin televisión privada. aceptando todas las opciones del catolicismo. Pueblo de Dios excluirá- -éste es, también, el propósito de su flamante director- -la polémica. Se buscará- -subraya- -lo que une a los católicos, no lo que pueda separarlos. Procuraré que sea un programa de mayorías. En mi opinión, la televisión no es el medio idóneo para discutir, y sí lo es para informar y aproximar a las personas. Puede que el programa no guste a todos. En modo alguno haré un programa que hiera a nadie. A B C 93 José Luis Martín Descalzo Constituido el Consejo Asesor de Programas Religiosos Pueblo de Dios y Ultimas preguntas nuevos espacios para octubre Se constituyó ayer, en Madrid, el Consejo Asesor de Programas Religiosos de TVE, siguiendo la decisión adoptada por el Consejo de Administración del Ente. Integran el mismo seis personas tres en representación de la Iglesia católica- -el director de Ecclesia Joaquín Luis Ortega; el periodista José María Javierre y el profesor de Historia de la Facultad de Comillas Juan María Laboa- -y otros tresjpor TVE: Enrique de las Casas, director de la Primera Cadena; Hornero Valencia, subdirector de Informativos, y José María Martín Patino, asesor del director general del Ente. En su reunión, tras el acto de constitución, el Consejo ratificó el nombramiento de Eduardo Gil de Muro como director del programa El día del Señor que alberga en su espacio la misa dominical, y procedió a nombrar MIÉRCOLES 29- 9- 82 directores de sendos programas de nueva factura- Pueblo de Dios los lunes, a las ocho de la tarde, en Primera Cadena, y Ultimas preguntas título provisional del espacio que se emitirá por la Segunda Cadena- -a José Luis Martín Descalzo y a Manuel Alcalá, S. J. respectivamente. José Luis Martín Descalzo, periodista y escritor, compañero en las tareas redaccionales de ABC, afirma que s u programa, Pueblo; de Dios será un magazine, una revista, sobre la vida de la comunidad católica, sobre la Iglesia católica en el mundo. Nada de sermones. Fundamentalmente contendrá información: noticias y reportajes de actualidad. Estoy dispuesto a no adoctrinar y sí a mostrar una voluntad de testimonio al servicio de los hechos Se aspira a que el programa debute en pantalla el próximo