Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 ABC San Sebastián 82 de reflexión Los fondos del antiguo No- Do pasarán a la Filmoteca El próximo día 30, el director general de RTVE, Eugenio Nasarre, y el director de la Filmoteca Nacional, Luis García Berlanga, procederán en Madrid a la firma de un convenio entre ambos organismos. Por este convenio, los fondos del antk guo No- Do que estaban depositados en Televisión Española, pasarán a depender de la Filmoteca Nacional. plazo máximo de tres horas, lo que, incluyendo inevitables retrasos y soluciones de continuidad, reduce, por término medio, sus intervenciones a cinco minutos. Lo que, tratándose de personalidades que van de Vargas Llosa a Cabrera Infante, pasando por Fernando Savater y Juan Cueto, a Beatriz Guido y Manuel Púig, sin olvidar a Román Gubern, José Luis Guarner y Vicente Molina Foix, más las decenas de nombres que, por razón de espacio, o porque ni siquiera tuvieron tiempo de abrir la boca, no hay otra solución que silenciar, no deja de ser, de alguna manera, un desperdicio dé unas posibilidades irrepetibles. En este apartado habría que plantearse las mesas redondas, bien íirtittando, con todo lo doloroso que ello pueda resultar, el número de participantes en las- mismas, bien convirtiéndolas en auténticos seminarios, lo que no resultaría tan difícil, habida cuenta de que prácticamente cada cual se traía preparada una ponencia que no tuvo tiempo ni de resumir. Aunque, claro, está, al problema vendría otra vez del elemento tiempo, ya que en tal caso el seguimiento del seminario en cuestión llevaría aparejado el abandono de las proyecciones que, a priori, debieran ser el eje del certamen. De aquéllas, la más estimulante, sobre el papel, de las que, al margen los ciclos a los ya se ha hecho referencia, tenían lugar el lunes, era la de Alsino y el cóndor del chileno Miguel Littin, rodada en Nicaragua, con participación de las cinematografías mexicana, cubana y costarricense, además dé la del actor americano, en su tiempo niño prodigio, Dean Stockwell. No responde el filme a la expectativa que había provocado, al caer- -cosa que ya viene sucediendo en los últimos títulos de su autor- -en un esteticismo blando y casi hamiltonianp, que conviene escasamente a sus postulados, que se desean revolucionarios. Y, hablando de revoluciones, aunque ahora a escala de salón, parece inevitable dejar constancia de la que por su cuenta hace, llevada de un entusiasmo digno de mejor causa, la actriz María Cuadra, que desde que llegó no deja títere con cabeza, arremetiendo contra cuanto se le pone por delante, con un afán redentor que no siempre resulta del caso. Unas veces con razón, otras sin ella y siempre con un tesón lindante con el empecinamiento. Las- -y los- -demás van por libre. Suben y bajan las escaleras, se dejan retratar, homenajear y premiar pacientemente; asisten a las fiestas, que vuelven por sus fueros, y participan en la competición no reglamentada que parece haberse establecido en torno a quién es capaz de dormir menos horas. Radicando el maratón, informadores incluidos, no en cuántas películas se logra ver al día, sino en cuántas horas se pueden robar al sueño en los animadísimos locales nocturnos de la ciudad. Hasta que el cuerpo aguante... Amparo Se sr Lea! J o r g e Sanz, A n t o n i o Ferrandis, Charo López, Eusebio Poncela, Imanol Arias, Silvia Munt y Fernando Fernán- Gómez, recogiendo sus premios SAN SEBASTIAN (César Santos Fontenla, enviado especial) Por varias razones puede denominarse así la del pasado lunes, y no sólo porque en su mañana se reunieran, en torno- a una mesa redonda, por supuesto cuadrada, casi una treintena de especialistas de habla hispana a reflexionar sobre el folletín, o el folletón, en la literatura y la pantalla, grande o pequeña. Invitaba a Ja reflexión igualmente el hecho de que las dos películas presentadas en la sección oficial dieran pretexto a quienes ya estuvieron- -estuvimos- -previamente en Cannes para recuperar unas horas de sueño, dado que tanto Scarecrow como Fitzcarraldo habían sido proyectadas en el certamen de la Costa Azul, la una en la quincena de los realizadores y a concurso la otra. Idénticamente hacía reflexionar el que, para paliar la ausencia de premio en un Festival que ha dejado de momento de ser competitivo, se saquen de la manga galardones como el que en ia noche del lunes se otorgaban a una Serie de excelentes profesionales más propios de una sala de fiestas enn afár promocional que de un certamen que se toma y quiere ser tomado en serio. Empezando por el final, sépase que los tales premios, de nombre Barandillas del Cantábrico, fueron a parar a manos de Charo López y Éusebio Poncela, como mejores intérpretes del año, se supone que en Los gozos y las sombras a Fernando FernánGómez y Amparo Soler Leal, por su carrera cinematográfica, So que puede tomarse como una invitación escasamente elegante al retiro; a Silvia Munt e Imanol Arias en tanto que promesas, lo que no deja de indicar una no menos inelegante desconfianza en sus respectivas actuaciones en los filmes que se presentan al certamen, Pares y nones Laberinto de pasiones y Demonios en el jardín respectivamente, y, por último, al veterano Antonio Ferrandis y al jovencísimo Jorge Sanz, como popular y revelación del año. No es, por supuesto, que estos ocho intérpretes no sean dignos dé ser premiados, pero parece que, justamente porque lo son, los galardones que se les otorguen debieran estar mejor: motivados. Y no sólo servir de pretextó para la información gráfica, que siempre ha de ser una consecuencia, nunca un fin. Enhorabuena, no obstante, a todos. Por lo que hace a las películas oficíales nos remitimos a los comentarios de las mismas que aparecieron en estas páginas con ocasión del Festival de Cannes. Baste recordar que en Fitzcarraldo de imágenes bellísimas y desmesurada longitud, se reflejan en exceso las vicisitudes de que fue víctima el rodaje del filme, y que Scarecrow una de las raras muestras del cine neozelandés llegadas a nuestro país, destaca, además de por su inspirada puesta en escena de un cuento de terror muy peculiar, por el espléndido aprovechamiento que hace del superveterano actor John Carradine, puntal del género en su época dorada, y hoy, pasados los ochenta años, todavía activo pese a una artrosis deformante que hace que su imagen resulte tan estremecedora como patética. Y vamos a la mesa. A la mesa redonda en torno al folletín, cuyo defecto fue, paradójicamente, el exceso de participantes en la misma. Es, en efecto, prácticamente imposible que una treintena de personas puedan hacer algo más que esbozar temas, en un FABRICANTE DE MATERIAL ELÉCTRICO PRECISA TÉCNICO COMERCIAL PARA ZONA CENTRO Se requiere: Servicio militar cumplido. Estudios de perito o maestro industrial. Vehículo propio. Conocimientos en los segmentos de almacenes de material eléctrico, compañías eléctricas y- fabricantes de cuadros eléctricos. (No imprescindible) Espíritu dinámico y profesionalidad. Se ofrece: Suelfo fijo e incentivos. Dietas y kilometraje. Cartera de clientes. Formación a cargo de la empresa. Posibilidad de promoción a jefe de venta. La selección será realizada por la empresa. Se contestarán todas las cartas. Interesados enviar historial profesional detallado al señor D. Fernández. Calle Numancia, 25.3 Madrid- 20.