Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Televisión El cine en casa SESIÓN DE NOCHE ALMA EN SUPLICIO Premio sobre el tratamiento de la imagen de la mujer en radio y televisión El Ministerio de Cultura ha convocado un premio nacional, dotado con 650.000 pesetas, sobre el tratamiento de la imagen de la mujer en radio y televisión. La finalidad de esta convocatoria es estimular una imagen de la m u j e r más acorde con la realidad actual a través de los medios de comunicación, que constituyen un importante instrumento para fomentar el cambio social. El premio se concederá al mejor programa de radio y o televisión de emisión nacional que por su contenido haya contribuido a lo largo de cada año al tratamiento positivo de una imagen de la mujer, aporJoan Crawford, Ann Blyth y Bruce Bennett en Alma en suplicio Joan Crawford, en su primer papel de madre hace una de esas composiciones en que la estrella la actriz y la mujer se confunden, atenta siempre a que el espectador no aparte de ella la mirada ni un segundo, pero sirviendo, al tiempo, la película y el personaje. Una entonces jovencísima Ann Blyth, luego insufrible, demuestra aquí un talento que en sus filmes posteriores no se supo aprovechar, y que le valió, por su encarnación de Veda, ser nominada al Osear a la mejor actriz secundaria. Y el reparto se complementa con una sobria galería de intérpretes masculinos, sobre los que destaca la impagable y todavía en activo- -el pasado lunes se estrenó su, por ahora, última película, Grease 2 -Eve Arden. Calificación: Véala si no tiene nada que hacer. Vale la pena verla. Debe verla si quiere mejorar su opinión de la televisión. Hay películas que no puede uno perderse sin lamentarlo. de Michael Curtiz (1945) Ciento trece minutos. Blanco y negro. Primera película que Joan Crawford interpreta fuera del seno de los estudios Metro- Goldw y n- M a y e r de los que fue reina durante prácticamente veinte años, Alma en suplicio valió a su protagonista el Osear por la interpretación de Mildred Pierce, el personaje que, en su versión original, da título al filme, así como a la novela de James M. Caín en que se basa. Dirigida por Michael Curtiz, realizador del mítico Casablanca y hombre cuya obra está necesitando urgentemente una revisión, la película está a caballo entre el melodrama social y lo que se conoce por women s picture apelación que corresponde a tos vehículos para una estrella femenina destinados, en principio, a un público preferentemente sentimental. Y es, en su género, excelente. Mildred Pierce es una mujer muy en línea de las que interpretara miss Crawford, procedente de las clases humildes y aupada por su propio esfuerzo mas alguna alianza oportuna a una parcela del poder, que cuando cree estar en la cumbre na de sacrificar su posición para salvar a alguien de su entorno. En este caso a su hija, autora de un crimen que la madre se atribuirá. Y el back ground de la protagonista la sitúa como camarera de bares de mala muerte, convertida más tarde en propietaria de una cadena de restaurantes. Una espléndida fotografía de Ernest Haller y una inspirada partitura de Max Steiner dan a la película el tono requerido, y el conjunto del filme, del que la interpretación es factor determinante para el éxito, es orquest a d o de m a n o maestra por Michael Curtiz, que alcanza uno de los hitos de su carrera de algo más que aplicado artesano. tando elementos de valor en algunos de los siguientes aspectos: modificación de patrones socioculturales de conductas de hombres y mujeres, tendentes a eliminar los prejuicios y estereotipos sexuales, y progreso en la aceptación social de la participación de la mujer en el desarrollo de la sociedad en c o n d i c i o n e s de igualdad. Las bases de la convocatoria de este premio aparecerán próximamente en el Boletín Oficial del Estado y el plazo de presentación de solicitudes finalizará el próximo día 30 de noviembre del presente año. MADRID Por COLMENAR VIEJO Victoria Abril, durante el rodaje del programa A pie, en bici o en moto La fiebre del video En Europa, los dos grandes compradores de video son Inglaterra y la República Federal Alemana, con un millón de aparatos vendidos en 1980; continúan Francia, con 200.000; Holanda y Suecia, con unas previsiones para 1981 de 160.000 y 120.000, respectivamente. España, que en 1980 vendió 50.000 unidades, había alcanzado los 100.000 un año más tarde. Según la revista de economía industrial CEAM que es quien ha publicado el presente i n forme, en España hay 1,2 videos por cada 1.000 habitantes. En otros países, como Suiza, la cifra llega a 50 videos, o a 30, en el caso de Alemania federal. Las ventas de video en Japón alcanzaron los 2.200.000 unidades en 1979, y en 1980 llegaron a venderse cerca de 4,5 millones de unidades. Hasta diciembre de 1980, las cifras de exportación japonesas representaban un 77,5 por 100 de la exportación total, con una penetración en el mercado mundial que se aproxima al 95 por 100. El segundo país en cuanto a ventas internacionales de videos era, a mediados de 1981, Estados Unidos, con unas ventas de 543.000 unidades, lo que representaba un incremento del 90 por 100 sobre el año anterior, y con unas previsiones de venta para finales de 1981 de 1.600.000 unidades. Esta tarde, a partir de las siete y media, dará comienzo la emisión de un programa compuesto de trece episodios, de treinta minutos de duración cada uno, producidos por Televisión Española con el título de A pie, en bici o en moto que pretende divulgar la educación vial entre las gentes de todas las edades, aunque tenga una dará finalidad juvenil. La presentación y conducción del programa, que estará presidido siempre por una fuerte carga de humor, corre a cargo de la joven actriz Victoria Abril, bajo la dirección de Francisco Oleza, a su vez guionista de la serie. La grabación de los epispdios se ha efectuado durante sesenta días en los alrededores de Madrid, y se contó con la eficaz colaboración de la Guardia Civil de Tráfico y de la Policía Municipal de Madrid. El helicóptero ha sido el instrumento fundamental en el rodaje, y un elevado número de escenas han sido filmadas desde él. Eí programa pretende, en resumidas cuentas, que la calle sea un lugar de encuentro de los seres humanos, que la respetemos y nos veamos respetados en ella. Al principio, se pretendía un programa de educación estrictamente vial para niños, pero se ha convertido en un programa que, sin olvidarse de este fin primordial, ha encontrado como protagonista la verdadera realidad de la comunicación humana. Las señales de tráfico son normas de educación, de convivencia, de respeto mutuo. Está ahí toda una riqueza humana que tal vez no se había explotado hasta ahora, y esto es lo que hace que sea más divertido, más gracioso ha dicho su director y guionista, Francisco Oleza. A B C 85 MIÉRCOLES 15- 9- 82