Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 septiembre 1982 VII La siderurgia vasca presentó una alternativa al informe Kawasaki ABC ECONÓMICO EMPRESAS Altos Hornos de Vizcaya no quiere hibernarse José Luis CARRASCOSA Aplicar sin más el informe Kawasaki supondría simple y llanamente la hibernación de Altos Hornos de Vizcaya, señaló tajante Juan Luis Burgos, presidente de la empresa vasca, al presentar el contrainforme de la empresa vasca que, a su juicio, reduce el coste de la reconversión del sector de siderurgia integral con una cifra de inversión global de 113.000 millones (aunque reclama que las subvenciones estatales se aumenten a 200.000) y propone, en su caso concreto, la instalación de una nueva acería y la ampliación del tren de bandas en caliente (TBC) de su factoría de Ansio AHV vuelve, por tanto, a la carga contra la instalación en Sagunto (Altos Hornos del Mediterráneo) del famoso TBC de la discordia. Para la empresa vasca resulta incomprensible que el informe Kawasaki aconseje tal decisión, que tiene un coste de 60.000 millones, y añada a renglón seguido que la rentabilidad de la inversión será del 5 por 100. Un nuevo TBC en Sagunto iría contra la situación del mercado, porque aumentaría la capacidad de- producción instalada- -error; básico según AHV- -y estaría finalmente condenado a funcionar a un 30 por 100. Al margen de las apreciaciones del informe Kawasaki, la empresa vasca concede que la polémica SQbre. jel ¡TBC se ha complicado por el hecho de que las tres integrales afectadas. (AHV, Ensidesa y Altos Hornos del Mediterráneo) radican con tres comunidades autónomas diferentes. El tema- -s e ñ a l a J u a n Luis Burgos- -no puede revolverse, sin embargo, con criterios equidistantes que a la postre acaben por antieconómicos, porque vulneran el principio, que debería ser sagrado para todos, de no aumentar aún más una capacidad de producción que en la actualidad dobla a la demanda sólo logrará un equilibrio en él año 2000. T JEc En la situacióji actual deV mercado mundial insiste el presidente de AHV- crear nuevas instalaciones pensando en exportar es casi; suicida Pese a todo, el futuro del; acero no es tan negro como lo pintan; el informe AHV aventura que los precios por tonelada podrían doblarse en pocos anos v ponerse alia por los 1.000 dolares por tonelada en el año 1986 II acero sera insustituible y si no lo producen los países industrializados serán los del lercer Mundo los que tomen el relevo... Portante) según Juan luis Burgos, hay que chequear mas esas tesis sobre la industria de bata blanca preparar la siderurgia del- futuro sin aumentar la 1 producción; peio mejorando la productividad. AHV se considera marginada en el proyecto Kawasaki, que, con una inversión de 17.800 millones, tendría que renunciar a una nueva acería y sólo mejoraría su posición actual en colada continua, pero desaprovecharía su capacidad, desperdiciando la cabecera y la cola, lo más rentable Tal hibernación hipotecaría, según Juan Luis Burgos, el futuro de la empresa provocando i f 3 Ci ISÍ 1 S jj PSOBtmOOM i fti ¿S TA nuevas- pérdidas que acabaría exportando al Estado AHV tiene una cabecera de baterías, sinterizado y hornos altos para producción de 2,2 millones de toneladas; una capacidad de transformación de productos de 2,2 millones también y una capacidad de producción de 1,7 millones. Faltan, por tanto, 700.000 toneladas para equilibrar el proceso, y Kawasaki aconseja que renunciemos a ello. Si no completamos- -señala J u a n Luis Burgos -v: flO lograremos rentabilidad y éso puede conseguirse ampliando el TBC y construyendo uña nueva acería. El plan de AHV prevé una inversión de 42,143 millones de pesetas, con una reducción de planv tillas del 20 por 100 (2.550- empleos) para lograr una productividad de 260 toneladas hombre año- -situada ya a nivel europeo- Se propone la construcción de la nueva acería en Sestao- La Iberia para 2,2 millones de toneladas de acero, con una inversión de 32.663 millones de pesetas. El segundo capítulo de inversión se destinaría a aumentar hasta 2.3 millones de toneladas la capacidad de producción del TBC de Ansio, con un total de 9.480 millones de pese- tas Fsta ampliación modular que se prevé también para F. nsidesa, con una inversión equivalente, supone un seguro de riesgo y adecuar el programa a como evolucione el mercado. El quid de la cuestión es. en definitiva, el TBC, porque salen de ahí los únicos productos que pueden escasear a plazo medio (quizá en 1990, según AHV) Lo que Kawasaki propone hacer por 60.000 millones, nosotros creemos que puede hacerse por 20.000- ¡entre Ensidesa y AHV- dejando que el nuevo TBC que se construya, vaya a Sagunto, lo que parece indiscutible. La inversión prevista en ei plan es, según Juan Luis Burgos, perfectamente digerible para su empresa, pues equivale aproximadam e n t e a la mitad de la facturación anua) de AHV y ofrece, además, una rentabilidad superior a la de los otros planes presentados para el sector. El informe Kawasaki asignaba a las inversiones a realizar una tasa int e r n a de r e n t a b i l i d a d del 27,18 por 100, a recuperar en cuatro años y cinco meses. AHV asegura que puede lograr un 37,7 por 100 a tres años y un mes. Las inversiones adicionales en la nueva acería y TBC podrían incluso recuperarse en dos años, lo que supondría una rentabilidad ejemplar de inversión en siderurgia. Altos Hornos de Vizcaya, que cumple este año el octogésimo aniversario, advierte que si se aplicase estrictamente el informe Kawasaki se provocaría en el País Vasco una situación social similar a la que se produjo en la Lorena francesa con la escalada de cierres siderúrgicos. Con el nuevo plan, la empresa vasca se considera capaz de Temontar la recesióh en la quei éritró en 1980, arrojando desde entonces un pro medio de números rojos anualer de 10.000 millones de pérdidas Las subvenciones que faltan Según el informe AHV- Nueva Edad las subvenciones estatales en los países miembros de la CEE han supuesto en ei periodo 19751983 un total de 6.165 pesetas por tonelada- año de producto laminado. La empresa vasca pregunta qué va a hacer el Gobierno español en el periodo asignado a ia reestructuración, 19811985- Sumando las subvenciones acordadas, el total arroja la cifra de 68.000 millones de pesetas (50.000 para compensar intereses y 18.000 para ampliaciones de capital) La subvención para laminados en España se sitúa en las 2,547 pesetas por tonelada- año (con; una producción estimada 1981- 1985 de 26.700 millones, de toneladas) Sumando el total. AHV concluye que el esfuerzo que la Administración española tiene previsto realizar en apoyo de la siderurgia integral es escasamente superior al que realizan en la actualidad los Gobiernos de la CEE, y se encuentra aún mucho más alejado de casos de crisis más aguda, como es el británico! AHV concluye que, para que la Administración se ponga a nivel europeo en lo que a subvención se refiere, tendría que incrementar sus ayudas a la siderurgia integral en 200,000 millones de pesetas. Esa cifra- -señala AHV- -sería más. que. suficiente para subvencionar: al completa las nuevas inversiones y aun aliviar las tensiones de tesorería.