Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 24- 6- 82 ESPAÑA 82 ABC Dos lances del Italia- Camerún. A la izquierda, el italiano Tardelli intenta pasar entre dos contrarios. En la otra foto un corte de Scirea en un avance de Milla. (Efe) cirea Camerún, que no arriesgó ante Italia, desilusionó en su despedida de Galicia VIGO (Cayetano Luca de Tena, enviado especial) Veníamos a Balaidos con la sospecha de que el equipo de Camerún- -el único de los debutantes que sigue en pie- -podía caer como Argelia, como Kuwait, como Honduras, como todos los conjuntos humildes que quemaron toda su pólvora en el primer estallido. El peso de la técnica y la historia de la selección italiana ¿era demasiado para este Grupo inexperto, sin la malicia que da el tiempo y los campeonatos? Los camerunenses parecían confirmar con su actitud este temor porque apenas se puso el balón en juego- -con Italia a favor del aire- -se replegaron sin disimulo, dejando apenas en punta al batallador y habilidoso Milla y comenzaron a pasarse la pelota con esa perezosa cadencia que les ha dado imagen personalísima de este Mundial. Sólo al final de la primera parte se estiraron un poco, entreabriendo para los espectadores de Vigo ese tarro de las esencias que les vimos destapar generosamente en los encuentros de La Coruña. ¿Se reservaban para la continuación, confiados en su fuerza física, en su atlética condición y en el viento favorable? Pronto íbamos a verlo. Con la mayor sorpresa del avanzando metro a metro en mundo lo que vimos fue la contidespliegues infinitesimales. Todo nuación del. ritmo desesperante, su. poder físico, toda la gracia de lento hasta la exageración, por sus quiebros inesperados, toda parte de (os negritos de Camela alegría de su fútbol distinto y rún. ¿Miedo al ataque italiano? lleno de intereses se debió que ¿Seguridad en su potencia dar en el vestuario, tal vez con cuando consideraran llegado el las consignas de precaución que momento de la ofensiva? Espese les debieron repetir cien rando, se nos pasaban los minu- veces. tos. No se comprende que conHasta que Graziani, a los sesenta minutos, remataba a la red tando con el saque fácil y potente de N Kono, que llega con el primer gol italiano. Un miriuto después era Mbida absoluta facilidad al área enemiga, Camerún se empeñaba en el que igualaba el partido. aquel fútbol premioso, totalmente Ahora va a ser- -pensaba el opuesto al que le habíamos eloespectador- ahora se desmelegiado otros días, al que pudo nan los morenos y empieza la darle el triunfo frente a Polonia y fiesta de verdad. Pues nada de eso. Con un a Perú, al que hizo casi llenar las empaté que era la derrota, los de tribunas de Balaídos de un púCamerún continuaron sin arries- blico que esperaba la exhibición garse, pasándose el balón de final del más simpático de los adelante atrás o lateralmente, equipos. SIN PENA NI GLORIA. Otra cosa hubiera sido si Italia hubiera mostrado desde el comienzo una capacidad ofensiva suficiente. Se hubieran comprendido entonces las precauciones de los negros. Pero Italia siguió en su línea de siempre, tejiendo un juego hábil y de poco mordiente, a la espera de la genialidad de Rossi o el disparo de Antognoni en un saque de falta de los que sabe lanzar a la perfección. Italia jugaba como siempre y Camerún jugó como nunca. De haber subido al ataque, otra cosa sería la clasificación a estas horas. Pero parecía que renunciaban al triunfo, que se conformaban con un empate que los pasaportara para su país en vez de haber aspirado á una victoria que los coloca en el cuadro de honor del fútbol importante, en fa segunda fase, donde van a jugar los mayores El cronista confiesa su desilusión. Los otros conjuntos debutantes se quedaron en el camino derrotados en la pelea. Camerún no quiso pelear. Se marcha de Galicia imbatido, pero sin haber arriesgado ese último intento que podía haberle dado su primera y decisiva victoria. No sé si es culpa del técnico que los dirige o de los propios jugadores, acomplejados en la gran ocasión. UN PARTIDO SIN HISTORIA. Fuera de esta desilusión, poca cosa sé pudo contar. Italia luchó más que otras veces y la inclusión de Oriali no restó calidad a su juego, porque Oriali batalló Ficha técnica- ITALIA: Zoff; Gentile, Collovati, Scirea, Cabrini, Tardélli, Conti, Antognoni, Graziani, Rossi y Oriali. Kaham, Onana, Ndjeya, Mbom, Aoudou, Kunde, Abega, Mbida, Milla y Tokoto. Arbitro: Bogdan Dotschev, de Bulgaria, auxiliado por los españoles Soriano Aladren y Sánchez Arrninio. Tarjeta amarilla a Mbom y a Tardelli. Goles: Graziani (minuto sesenta) para Italia. Mbida (minuto sesenta y uno) para Camerún. sin descanso y subió muchísimos balones a sus delanteros. Rossi estuvo apagado y Antognoni, en su comodísimá demarcación, jugó con la finura de siempre. Tardelli podría ponerse entre los destacados, aunque nadie brilló en el conjunto italiano de manera especial. Camerún alineó al equipo habitual, con la diferencia dé que Tokoto, que otros días entraba en la segunda mitad, jugó todo el encuentro. Para mí que el preparador Vincent podría haberse arriesgado a incluir al veloz Nguea en el extremo izquierda para lograr mayor penetración. Pero se ve que había planteado el partido con criterio de máxima prudencia. Ese fue su pecado. Cuando yo estudiaba latín en él Bachillerato aprendía una frase famosa que he repetido millones de veces: Fortuna audaces juvant la fortuna sonríe a los audaces Se ve que el señor Vincent no había estudiado el mismo Bachillerato que yo. CAMERÚN: N Kono;