Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 22- 6- 82 ESPAÑA 82 A B C IX Graves incidentes en Valladolid. El, equipo de Kuwait amenazó con retirarse. Tuvo que intervenir el presidente de la Federación de aquel país para convencer a los jugadores para que continuaran disputando el encuentro. (Efe) El partido estuvo detenido unos seis minutos por el incidente Ficha técnica FRANCIA: Ettort, Amorós, Tressor, Janvión (López, en el minuto 60) Bossis, Giresse, Platini (Girad, en el minuto 80) Genghini, Soler, Lacombe y Six. KUWAIT: Al- Tarabulsi, N. Mubarak, Ma- Yoof, M. Mubarak, Al Mubarak (Al Shemmari, en el minuto 67) Al Buloushi, Al Houti (Marzouq, en el descanso) Ahmed, Al Dakhil, Sultán y Al Anbari. Arbitro: Stupar, soviético. Mal, sin autoridad. Tarjeta amarilla a Al Anbari y a Amorós. Primero concedió un gol francés que luego anuló ante las protestas kuwaitíes, y después anuló otro gol francés y uno más kuwaití. Como consecuencia de estos incidentes, mostró tarjeta amarilla a Marzouq. Goles: Genghini, minuto 30; Platini, 43; Six, 47, en posición dudosa, y Bossis, 85, por Francia. El gol kuwaití lo hizo Al Buloushi, en el 70. Con amenaza de retirada por un gol anulado, Kuwait perdió ante Francia VALLADOLID. En el nuevo estadio José Zorrilla, ante unos 20.000 espectadores y en tarde ventosa, Francia acabó prácticamente con las esperanzas de clasificación de los kuwaitíes, al vencer claramente por 4- 1, aunque él arbitro soviético Stupar, se encargó, con sus indecisiones, de que el encuentro tuviera al menos color por las protestas del equipo kuwaití, que recibió un gol, el tercero, en muy dudosa posición de fuera de juego, aparte de otros dos que fueron invalidados, uno de ellos, por las fuertes protestas del conjunto árabe, que incluso amenazó con la retirada. Una retirada que había iniciado el presidente de la Federación Kawaití de Fútbol, cuando se retiró del palco presidencial como protesta por la actuación arbitral, y llegó a bajar al césped. Sin embargo volvieron las aguas a su cauce, y el juego prosiguió aún cuando hubo algunas brusquedades, conatos de agresión, y al final Bossis salió en camilla. Pero incidentes aparte, la verdad es que Francia fue superior a Kuwait, que nada pudo hacer ante la mayor calidad técnica de su adversario, que pronto encarrilaban el partido, primero, con un efectivo dominio territorial, y después, con un primer gol de Genghini que, a la media hora de juego, decantaba ya el resultado, porque la verdad es que el fútbol de los franceses, dirigidos por la experta batuta de Platini, dominaban claramente la situación. INOCENCIA ÁRABE. Kuwait, que hasta ayer albergaba ciertas esperanzas de clasificación por su empate ante los checos, planteó un partido muy distinto al que jugaron frente a los futbolistas del Este europeo. Su juego de ayer tarde fue simple, inocente, sin picardía. Su preparador, el brasileño Garlos Alberto, les ha imbuido mucho del estilo carioca a su juego; pero claro hay distancias siderales entre el fútbol de Sócrates, Zico y Júnior, por ejemplo, y el que practican los voluntariosos jugadores árabes que no marcan encima, que facilitan las penetraciones y que no llegan nunca a tiempo de cerrar espacios cuando se va a producir el remate adversario. Hay que subrayar el incidente: Cuando Francia marcó un cuarto gol, concedido en principio por el arbitro, hubo un auténtico motín kiwaití por entender que el tanto había sido logrado en fuera de juego, y reclamaron la presencia del presidente de su Federación, el hermano del emir de Kuwait, y hasta amenazaron con la retirada. Al fin, después de seis minutos de interrupción, y previa consulta a un juez de línea, Stupar anuló el gol. Después anularía otro tanto francés y otro kuwaití. DESPEDIDA. Pero con gol anulado o sin gol anulado, la verdad es que Kuwait poco podía hacer ayer ante la bien organizada escuadra francesa, que se encaminó a la victoria bajo la experta batuta de un Platini que casi al final fue sustituido para evitar posibles lesiones, y reservarlo para el definitivo encuentro contra Checoslovaquia. El francés Hidalgo no acudió a vestuarios Carlos Alberto: No hubiera permitido la retirada de mis jugadores VALLADOLID. El punto más importante del partido entre Francia y Kuwait ha sido, sin duda, el pequeño revuelo organizado cuando el presidente de la Federación de Kuwait, tras conseguir los galos su cuarto gol, hacía señas desde el palco a sus jugadores para que saliesen del terreno de juego. Sin embargo, este gesto no fue interpretado de la misma manera por el técnico Carlos Alberto, que señalo: El presidente no quería en ningún momento que los jugadores abandonasen el campo. Simplemente bajó al terreno de juego para aclarar la jugada del gol. El gol, a instancias de los kuwaitíes, fue anulado por el colegiado soviético Stupar. El motivo es que se había oído un silbato ajeno al del arbitro que hizo que los jugadores de Kuwait se quedaran parados en beneficio de Giresse. Ha habido un malentendido. Todo el mundo pensó que mis jugadores querían abandonar el terreno de juego, pero esto no es así, ya que yo no se lo hubiera permitido. Sólo querían advertir que existía un silbato anómalo en el campo. Respecto al partido en sí, el brasileño felicitó a los franceses por su buena forma. Para Carlos Alberto, Kuwait ya no tiene esperanzas de calificarse para la segunda fase. Ya dije en la anterior rueda de Prensa, el día del partido frente a Checoslovaquia, que quién obtuviese la victoria iría a la segunda ronda. Para nosotros, es prácticamente imposible estar en ella, porque tendríamos que golear a Inglaterra y eso es una utopía. La charla de los. informadores con Carlos Alberto fue interrumpida por un representante de la selección. francesa, que anunció que el técnico Michel Hidalgo no acudiría a su cita con los periodistas porque tenía mucho que hacer.