Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 21- 6- 82 ESPAÑA 82 ABC III Ficha técnica ESPAÑA: Arconada, Camacho, Alesanco, Tendillo, Gordillo, Sánchez, Alonso, Zamora, Juanito, Stfústegui y López Ufarte. A los sesenta y un minutos, Quiñi y Saura entraton por Satrústegui y Sánchez. YUGOSLAVIA: Pantelic, Krmpotic, Zajec, Stojkovic, Javanovic, Gudeij, Petrovic, Sljivo, Zslato Vujovic, Surjan y Susic. En el minuto setenta y tres, Haülhodzic entró por Javahovic. En el ochenta, Sestic suplió a Vujovic. ARBITRÓ: El danés Lund Sorensen. Pésima labor. Permitió toda clase de faltas sin castigarlas. Regaló un penalty a España, pues Alonso fue derribado dos metros fuera del área, cayendo dentro por la fuerza que llevaba. Mostró tarjeta a Stokjovic, Slijvo, Zamora y Gordidillo. GOLES: Gudeij (minuto diez) Juanito, de penalty (minuto catorce) Saura (minuto sesenta y cinco) miento, porque no era directo. Si el balón llega a entrar, se hubiera producido un escándalo de Consideración. Inmediatamente, Vujovic vuelve á sembrar el pánico rematando de cabeza, yendo el balón a la cepa del poste. Poco después, Sustc pierde la más clara ocasión de su equipo, y de cuantas han creado los dos contendientes en este partido. El partido cambia de decoración de manera rotunda al entrar en el terreno de juego Saura y Quiñi, que sustituyen a Sánchezy Satrústegui. Santamaría, que ve que el equipo español nada con el agua al cuello, se decide por el cambio, y a partir de este momento el juego de la selección toma otros aires. En el probablemente quizá único fallo de la defensa yugosíava, Saura marca el segundo gol y el encuentro ya desde este instante no tiene nada que ver con todo lo que había transcurrido. Juega España a favor del marcador y esto tranquiliza los nervios más encrespados. Pero sin embargo, lo que no parecía previsible viene a contribuir a la mejor circulación del juego español: el hundimiento de los yugoslavos. No se puede decir que viéndose en desventaja Yugoslavia haya arrojado la toalla. Pero sí ciertamente que ya no fue él mismo equipo, quedando a merced de una selección española que con su objetivo en las manos, o en este caso en los pies, ya era dueña de la situación. Hubo algunos intentos del equipo de Miljanic, pero no inquietantes, y España alcanzaba la meta triunfante y con todas las probabilidades ds estar en la segunda fase, en el verdadero 1 Mundial o cuando menos en lo que se espera sea la apoteosis del Campeonato del Mundo. El gol yugoslavo, marcado por Gudeij, en fallo colectivo de la defensa española (Efe) Tras una hora larga de neta superioridad de Yugoslavia España no se rindió y alcanzó su objetivo VALENCIA (Rafael MARICHALAR, enviado especial) En medio de un clamor imoresionante aue habrá llegado a todos los tleaado todas ins medió impresionante que rincones de España a través de tantos micrófonos instalados en el estadio Luis Casanova, la selección española ha vencido a la de Yugoslavia por dos goles a uno, luego de finalizar el primer tiempo con empate a un gol y que, visto el juego de los primeros cuarenta y cinco minutos, la realidad es que todo se presentaba con un panorama bastante negro. Pero mediado el segundo tiempo, la selección hispana marcaba su gol de una importante victoria y se adueñaba a partir de este momento de la situación. Se ha cumplido el objetivo y el fútbol español seguirá adelante. goslavos, que habían entrado en El fútbol es un juego y, natuel área, invalidaron la acción. ralmente, la suerte y determinaLópez Ufarte no quiere volver a das circunstancias juegan su repetir su mala suerte; y Juanito papel. Contra cualquier previsión, clava el baíón en la red yugosporque el equipo español volvió lava. Lo que se había puesto a ser favorito y arropado sensamuy feo apenas comenzado el cionalmente por un público que partido lo remediaba inmediatavolvió a llenar Mestalla, sin olvimente la selección española, dar sus miles y miles de bandequién abe si por una decisión riras nacionales, el equipo yugosgurosa del arbitro, consecuencia lavo se adelantaba en el probablemente de las enérgicas marcador mediante un gol de protestas de los jugadores espaGudeij, tras el lanzamiento de ñoles por el gol yugoslavo. Pero una falta hecha por Gordillo a en el peor de los casos para los Petrovic. Los jugadores españobalcánicos, el posible error árbiles protestaron en bloque la consecución de este tanto al estimar- tral hay que estimarlo como una circunstancia más del juego o que el autor lo había conseguido por esa tendencia de los arbitros con la mano. Pero nuestros coma favorecer al equipo anfitrión. pañeros de televisión nos advirtieron en el descanso de la legaPRECISIÓN YUGOSLAVA. lidad del tanto. Dos minutos Una cosa es el marcador y otra después viene el penalty de! o que sucede en el campo de Krmpotic a Alonso. Era una jujuego. Y la realidad incuestionagada muy dudosa que en princible que además han visto mipio, a falta de mayor previsión, llones de españoles, no fue otra produjo la impresión de, cuando más que la evidente superioridad menos, producirse en la línea del yugoslava. España no salió a área. Lanza el castigo López jugar este partido con aquel torUfarte, enviando el balón fuera, bellino infernal, pero incontrolado pera, afortunadamente, el arbitro que mostró contra Honduras. ordena la repetición del mismo, Pero tampoco en esta ocasión porque tanta Pantelic, que se jugaba bien. Los mareajes fallamovió, como dos jugadores yuban considerablemente y en el remate, nulidad absoluta. fFrente absoluta, a esta situación esoañola Y española Yugoslavia ofrecía una elevación del juego de su equipo, en conjunto, muy superior a lo que había hecho en su primer partido frente a Irlanda del Norte. Los yugoslavos eran superiores en todos los órdenes del juego, marcaban con una disciplina que faltaba en el bando español, salían del medio campo jugando la pelota con certeza y precisión y llegaban al área española con facilidad y creando riesgos que no se producían, como contrapartida, en la zona defensiva balcánica. En el minuto quince, el habilidoso Susic lanzó un disparo al larguero que constituyó tina coirriente fría en el campo y en las gradas. Porque, además de que Yugoslavia jugaba mejor y era superior, ofrecía unos argumentos de ataque y remate que hacían temer lo peor. Pero esta vez la suerte estaba con España y un primer tiempo que debió terminar con ventaja de Yugoslavia se quedó en el empate a uno, CAMBIO ROTUNDO DE PANORAMA. Con el público en el mismo comportamiento de fervor y apoyo, que ha tenido hasta el momento se iniciaba el segundo acto de este importante y decisivo encuentro. Y de salida poco cambiaban las cosas, pese a que a los tres minutos de- este período un balón lanzado por López Ufarte al ejecutar una falta se estrellaba en el larguero. Sin embargo, el pequeño esrtremo de la Rea! Sociedad realizó antirpeglamentariamente este lanza-