Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 17- 6- 82 ESPAÑA 82 A B C III LA FICHA DEL PARTIDO ESPAÑA: Arconada, Camacho Tendillo, Alesánco, Gordillo, Joaquín, Alonso, Zamora, Juanito, Satrústegui y López Ufarte. Tras el descanso, Sánchez y; Saura sustituyeron a Joaquín j Juanito. HONDURAS: Arzu, Cutíerrez, Ville- gas, Costly, Bulnes, Zelaya, Gilberto, Madariaga, Norales, Betancourt y Figue- v roa. A los sesenta y nueve minutos, Caballero entró por Norales. Arbitro: El argentino Ithurraide, que aplicó bien la ley de la ventaja. No necesitó mostrar tarjeta alguna. Goles: Al minuto ocho, en contragolpe iniciado por Figueroa, pase largo a Zelaya, que burló a Alesánco para presentarse ante Arconada y batirle por bajo. A los sesenta y cinco minutos penalty a Saura que lanzó López Ufarte para obtener el empate. ocasiones ei arbitro constituya un obstáculo para unos, lo que no es el caso, o bien, sencillamente, como creo que sucedió, qué ésa protesta no era otra cosa que el reflejo de la propia impotencia de la selección para mayores logros. Terminaba el primer tiempo con la ventaja inesperada de Honduras. Se podrá decir ahora, lo dirá el seleccionador, lo dirán también los jugadores, que, efectivamente, no hay enemigo pequeño. Nuestra selección ha demostrado que no está para muchos trotes, pese a que Honduras no ha demostrado algo más allá de un genio y corazón imponentes. SIN EXTREMO DERECHA. Estaba previsto. Santamaría lo había decidido desde hace bastante tiempo: Juanito sería el extremo derecha de la selección española, pese a no haber contado con él en los partidos previos de preparación. Juanito es o puede ser un buen extremo, pero nunca un líder como él se empeña, como quiso ser anoche. Y así resultó que la selección no tuvo extremo derecha y sí un hombre, Juanito, que con frecuencia reiterante abandonaba su demarcación para deambular por otras posiciones, especialmente por la zona central del terreno hondureno, y esto no contribuía a nada más que estorbar otras misiones y dejar desierta la parcela de la zona derecha del ataque español. En consecuencia, la presencia de este jugador no ha servido para mejorar el comportamiento de ataqué de la selección respecto de aquellos partidos de la serie preparatoria. Pero sería injusto; sin embargo, y no atenerse a la realidad también, querer cargar ías culpas de este primer desastre mundialista español sobre las espaldas de Juanito. El no estuvo, desde luego, acertado, pero tampoco tos demás lo estuvieron, y todo ello frente a una selección como ¡a de Honduras, que, una vez que tomó ventaja en et marcador, se atrincheró en su área y sobre la barrera humana de los hondurenos se estrelló una vez y otra un equipo español sin remate, sin orden y sin apertura del juego a las alas para descongestionar aquella imponente defensa. TODO IGUAL, MAS O MENOS. En el segundo tiempo, Santamaría dejó en la caseta a Juanito y Joaquín, dando entrada a Saura y Sánchez. El comienzo de esta continuación del partido tuvo ciertos aires de esperanza en busca de la victoria y los dos puntos tan necesarios, porque ya se sabe que ganar el primer partido de un Mundial es absolutamente vital. Todo volvía a parecerse a to anterior en cuanto a un constante ataque español frente a la férrea defensa hondurena, que despejaba balones como buenamente podía. Así, en el minuto 20 vino la entrada de Villegas a Sánchez y la señalización de un penalty riguroso. López Ufarte no desperdició la ocasión y el marcador quedaba igualado. A partir de Alensanco impide uno de los peligrosos contraataques de los hondurenos derribando al delantero centro Betancourt mientras Alonso sigue de cerca la jugada. (Efe) Honduras se defendió como un león y se llevó un punto (1- 1) Noventa minutos de dominio pero en colosal desorden VALENCIA (Rafael Marichalar, enviado especial) El Rey de España ha presidido el debut de nuestra selección en el Mundial 82 en el estadio Luis Casanova, de esta ciudad. Tanto a su llegada al recinto como al aparecer en el palco presidencial, Juan Carlos reck bió las muestras de afecto de los valencianos. Mal comienzo ha tenido el equipo español, que no ha podido más que empatar frente a la teórica modesta selección de Honduras, y el gol de la igualada española producto de un penalty, del que hay que decir qué fue bastante dudoso. Ninguna de las previsiones de este encuentro se han cumplido, pues no ha ganado España a Honduras y, además, ha jugado en medio de un colosal desconcierto. La selección española dominó prácticamente los noventa minutos del partido, pero lo hizo sin la debida cohesión, sin el sistema adecuado que requiere el comportamiento de Un equipo que quería ganar este partido y, lo qué es rriás atrevido todavía, que quiere ganar la Copa del Mundo. Pues bien, visto este primer choque cabe decir que la selección española está bastante lejos de reunir las condiciones tal vez mínimas que necesita un equipo con semejantes pretensiones. DEL APLAUSO A LA CENSURA. A los ocho minutos de juego se adelantaba Honduras en el marcador en un contraataque que nació al. perder Juanito el balón. La entrada de Celaya en el área española rio encontró el freno de Tendillo ni de Alesánco, que, al rio entenderse, propiciaron el remate a placer del jugador hondureno. Él público, en un formidable ejemplo de apoyo á su equipo, arreció en gritos unánimes de aliento para la selección española. Pero como todo tiene un limité en esta vida, al terminar la primera parte este mismo público le dedicó una respetable pita a la selección de Santamaría. Y más fuertes fueron los pitos para el arbitró argentino, señor IturraldeJ No había; sin embargo, razones para tanto, y malo es que el público concentre su malhumor en protestas hacia el colegiado. Puede suceder, en efecto, que en Kenaull coches usados En el Mercado Nacional de Ocasión de Renault. Como siempre cerca. Y a mano. Para vender, en las mejores condiciones, -un coche usado. Sea cual sea la marca y el modelo. O para comprarlo. Al. precio mas ajustado. Con las financiaciones más flexibles. Y, por supuesto, revisado. Porque cuando Renault vende un coche de otra marca, compramete su nombre