Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 4- 6- 82 ESPECTÁCULOS A B C 77 Crítica de cine Ni se lo llevó el viento ni puñetera falta que bacía de Luis Cortés Cartelera de reposiciones Acaso por la inminencia del Mundial de Fútbol, tal Vez como consecuencia de un cierto empobrecimiento de la distribución cinematográfica, la cartelera madrileña se encuentra especialmente ocupadajDor las reposiciones. Tal y cómo si la canícula hubiese sentado sus reales en la capital. Entre la docena de películas repuestas hay, como parece lógico, de todo. Filmes insignificantes que regresan- -como la primavera- -sin que nadie sepa cómo ha sido- -tal es el caso de Un taxi malva otros clásicos que regresan a su cita anual- Lo que el viento se llevó -y también los que llegan al so. caire de su calidad comercial, bien probada con anterioridad- Doctor Zhivago Golfus de Roma -o conducidos por una explotación anterior incompleta- La Rosa Conocimiento carnal Las reposiciones no pararán aquí- -ya se anuncia la de Chacal pero resulta conveniente, de vez en cuando, significar ese hallazgo que justifica el reestreno bien porque han transcurrido años suficientes para dar paso a nuevas generaciones, bien porque merece subrayado especial el reencuentro al variar las condiciones de su primera exhibición. Este es el caso de la ya citada Cono- Art Garfunkel y Candice Bergen cimiento carnal que vimos al año 77, en versión original, con subtítulos, y que ahora se presenta, con toda su integridad, más asequible para el gran público, al estar doblada. Conocimiento camal cuenta con un buen guión debido a Jules Feiffer- -y unos diálogos españoles que no traicionan al original- una interpretación magnífica por parte de los cuatro actores principales- -Jacfc Nicholson, Art Garfunkel, Candice Bergen y Ann- Margret- y una realización indudablemente personal, aunque discutible, debida a Mike Nichols, donde lo teatral prima sobre lo cinematográfico y en la que se dan cita una serie de licencias formales- -la cámara se queda fija en un intérprete, oyente del diálogo de otros dos, al margen de la pantalla- -que hoy resultan ingenuas y poco efectivas. Lo fundamental de Conocimiento carnal junto a la labor de tos intérpretes- -Ann- Margret estuvo nominada por su trabajo al Osear a la mejor actriz secundaria en 1971, año de producción de la cinta- reside en el balance, cínico y tristemente cruel, que ofrece en sus imágenes de la sexualidad americana. Un balance ciertamente amargo, qué se inicia en el colegio universitario donde Jonathan y Sandy- -futuro abogado y futuro médico- -comparten habitación y que finaliza veinte años después cuando el cínico Jonathan, el triunfador, vive obsesionado por su ausencia de erecciones, recordando su pequeño zoo las fotografías de las, chicas de su vida, y el desmañado Sandy, divorciado, convertido en un hippy continúa aspirando a la. utopía amorosa, a la autenticidad en el terreno erótico. La primera parte de Conocimiento carnal con la presentación de la línea masculina con las confesiones mutuas de Sandy y Jonathan- -Garfunkel y Nicholson, respectivamente- -y el triángulo que seguidamente forman ambos con Susan, una. atractiva y dubitativa estudiante de un coltege próximo, sigue siendo superior a la. segunda, cuando las distintas etapas de la actividad sentimental de los ex compañeros discurren frenéticamente consumiendo Lustros casi a cada secuencia. Cuando desaparece Susan- -la bellísima Candice Bergen- la película baja en su interés, aunque no carezcan de él las sarcásticas conclusiones de Feiffer, y pese a la presencia detonante y opulenta de Ann- Margret, en el papel de Bobbie, la compañera de Jonathan. -Pedro CRESPO. Víctor Negro y Sagri Azpilicueta Producción: Cege Films. Director: Luis Cortes. Guión: Luis Cortés, Pedro Hernández. Fotografía: Eduardo Olano. Color. Música: Harmony. Duración: Noventa minutos. Principales intérpretes: Víctor Negro, Sagri Azpilicueta, Joaquín Roa, Don Goyo. Salas de estreno: Canciller, Cervantes, üdo. Luis Cortés es un joven realizador que hace cine en Pamplona. Vistas las dificultades para estrenar su primera película, Manan decidió, para la segunda- -ya ha rodado la tercera- escudarse en los esquemas de la comedia a la española para, sin traicionarlos, hacer obra en cierta medida personal y, al tiempo, lograr una distribución más rentable. En este segundo aspecto no puede decirse que le hayan ido muy bien las cosas, ya que Ni se lo llevó el viento ni puñetera falta que hacía -título, además de escasamente afortunado, poco menos que imposible de retener- -se ha estrenado con dos años de retraso, en programa doble y sin publicidad alguna. En el primero, el afán de complacer a lo que se ha dado en llamar el gran público y de, al mismo tiempo, saltarse los esquemas tradicionales no siempre se traduce en el deseable equilibrio. En definitiva, la película tiene algo de ducha escocesa. A un gag excelente, visual o verbal, sigue, como si se tratara de cubrirse las espaldas, un chiste horroroso. A una escena delirante, con resabios de los Hermanos Marx, otra absolutamente pedestre, con olor a landismo. La obsesión de dar, progresivamente, una de cal y otra de arena, da al traste con la originalidad de buena parte del filme. Con una originalidad, si se quiere, relativa, pero detectable en más de un momento, en más de un sentido. En cualquier caso, sin ser, lejos de ello, una película excelente, la de tan largo como desafortunado título, no es, al menos, ofensiva, lo que, dado el nivel i de la última comedia patria, ya es decir mucho. Tiene el atractivo suplementario de que los intérpretes no son los de siempre -sólo el desaparecido y superveterano Joaquín Roa es profesional- -y, además, aunque en ocasiones les falte experiencia, tienen gracia y, en lo que hace a Sagri Azpilicueta, un indudable encanto. A veces se pasan y a veces no llegan, es cierto, pero al menos intentan hacer su trabajo de una manera inventiva. Lo mismo que el realizador. Y aunque no siempre lo consigan, el esfuerzo es de agradecer. Como es de agradecer que la ciudad que vemos en la pantalla no sea, también, la de siempre -C. S. F. EÜROTOÜR La puerta a todo Cruce la puerta de su Agencia de Viajes y pida nuestros folletos de viajes: Fabulosos. Magníficos. URSS. Apartamentos, contienen ei mundo entero. Aquí tiene algunas sugerencias: Moscú- Leningrado, 8 días, desde 73.290 ptas. Santo Domingo, 9 días, desde 74.900 ptas. Egipto, 8 días, desde 82.875 ptas. Pase sin compromiso y pida los programas Eurotour en su Agencia de Viajes. Contiene el mondo entera BUSCO PISO. SIERRA EN ALQUILER POR AÑOS SIN MUEBLES. 273 53 11