Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 6- 5- 82 SUCESOS 9 ABC 59 Entre las causas del accidente se habla de que un jefe de estación permitió la salida prematura de una de las unidades Los conyo s, circulaban n dirección cQntEarja por una vía única Cuatro muertos en un choque frontal de trenes en Santander SANTANDER (Alfonso Prieto, corresponsal) Cuatro muertos y 22 heridos, sólo uno de éstos grave, ha sido el trágico balance del choque frontal de dos trenes de los Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (FEVE) ocurrido poco antes de las siete de la mañana de hoy, entre la estación de Orejo y el apeadero de Meras, en el kilómetro 15,500 y medio de la línea férrea Santander- Bilbao. Una de las versiones más extendidas que circula sobre las causas de este trágico suceso es que pudiera haberse evitado, de haber respondido el apeadero de Heras a la llamada telefónica previa que se le hizo desde la estación de Orejo, ya que ambos trenes- -el que iba de Liérganes a Santander y el que había salido de la capital hacía Liérganes- -tenían que cruzarse en Heras. Pero al producirse este, al parecer, fallo humano, el choque surgió en las proximidades del puente de Tijera, a un kilómetro de Orejo y a tres de Heras. Dada la violencia de la colisión, las dos primeras unidades de las tres que componían cada convoy quedaron prácticamente empotradas y convertidas en un montón de hierros retorcidos. Los cuatro muertos son: los maquinistas Filomeno Gómez Sebastián, de treinta años, vecino de Santander, y. Luis Alberto Ruiz Cornejo, de treinta años, también natural de Santander; el jefe de tren Cándido Prado Llerena, de sesenta años, de Santander, y el pasajero Juan Antonio- Pérez Pérezi: de veinticuatro año, vecino defpufblo de Hermosa. Los cadáveres df ártíJidiíjí Filomeno y Juan Antonio fueroríire perádoS e identificados pronto por los equipos dé Salvamento y Rescate de la Cruz Roja, Guardia Civil, Bomberos de Santander y empleados de FEVE desplazados al lugar el suceso. Por el contrario, se emplearon: más de seis horas en rescatar el cuerpo deí maquinista Luis Alberto Cornejo, que quedó atenazado por los restos metálicos del vagón. Fue necesario emplear grúas y sopletes para su rescate. Dado que los restos de este infortunado maquinista estaban esparcidos cuando se intentaba su recuperación, se pensó que en lugar de uno eran dos los cadáveres. De ahí que al principio se dijera que los muertos habían sido cinco. Los 22 heridos fueron trasladados rápidamente en ambulancias al Centro Médico Nacional Marqués de Valdecilla, de. la capital santanderina, donde después de atendidos 16 pasaron a sus domicilios, quedando hospitalizado el resto. Afortunadamente, de estos seis sólo uno, Carmelo Tardío Martínez, de cincuenta y. dos años, de Ceceña, se encuentra en estado grave, pues sufre fractura de cráneo. Los otros cinco internados son: Juan Luis Castañón González, de veintisiete años, de Astillero, y Primitivo Lorenzo Andrés, de sesenta y un años, de Solares, ambos politraumatizados; Manuel Hilario Jiménez González, de treinta y siete años, de Orejo, con fracturas de huesos en la nariz; Juarv Flores Rosado, de sesenta años, de La Cabada, con heridas en las piernas, y Joaquín Crespo Rodríguez, de cuarenta y ocho años, de Orejo, con fracturas en arcos costales. Se dice que uno de los heridos hospitalizados, al ofr sonar fuertemente las bocinas de ambos trenes, ante la inminencia de la colisión, presintiendo el choque, se lanzó por la ventanilla. Al lugar del suceso acudieron en los primeros momentos el gobernador civil de la provincia, el presidente de la Diputación Regional y los alcaldes de Santander y de Marina de Cudeflo, Municipio éste al que pertenece el lugar del suceso. Hasta avanzada la tarde de ayer no se esperaba que pudiera quedar expedita la vía férrea, lo cual ha producido enormes problemas y trastornos, ya que entre Santander y Bilbao, y la bifurcación hacia Liérganes que tiene este ferrocarril, es casi constante el tránsito de trenes durante la jornada. INVESTIGACIÓN OFICIAL SOBRE LAS CAUSAS DEL ACCIDENTE MADRID. Tanto los técnicos de la compañía de Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (FEVE) como las autoridades judiciales, han iniciado la investigación de las causas del accidente, sobre las que oficialmente no se ha facilitado ningún dato. Sin embargo, fuentes próximas a la compañía ferroviaria indicaron que se estaba estudiando la presunta responsabilidad de los jefes de las estaciones, entre las que se produjo el choque. Al parecer, uno de ellos habría dado permiso de salida al convoy sin asegurarse de que la vía, que en ese tramo no es doble, estaba libre. Como informa nuestro corresponsal en Santander, el jefe de estación de Heras no recibió- -por causas no aclaradas- -la llamada telefónica en la que se le advertía del paso por la estación de Orejo de otro convoy. Los dos trenes tenían que haber efectuado el cruce en la estación de Heras, pero la salida precipitada de uno de ellos lo impidió. -i0 Viki- i ú ri W W %i F hffi Í i -y HPRARfOí