Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ABC NACIONAL La espectacular liberación del doctor Iglesias- MARTES 19- 1- 82 Mientras el pueblo de Trasmoz dormía Los trece detenidos, en Madrid Está usted liberado. Enhorabuena dijo un geo al secuestrado ZARAGOZA (M. B. corresponsal y agencias) Doctor Iglesias, está usted liberado. Enhorabuena. Con estas palabras saludo un miembro del GEO (Grupo Especial de Operaciones) de la Policía Nacional al padre del famoso cantante Julio Iglesias al comienzo de su vigésimo día de cautiverio en Trasmoz (Zaragoza) Eran las tres y unos minutos de la madrugada de un domingo lluvioso, y el pueblo, que pocas horas antes bullía en una fiesta popular, se desperezaba sin saber qué ocurría en la plaza. Pero todo había terminado ya tras diecinueve días de secuestro. El doctor Iglesias estaba libre y los secuestradores esposados y bajo control policial. La operación fue tan rápida que nadie en Trasmoz advirtió hasta entonces nada anormal. Minutos antes, en una acción coordinada en la que intervinieron efectivos de la Guardia Civil, del Cuerpo Superior de Policía y del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, estos últimos se habían aproximado, andando por el campo, a oscuras y en silencio, derribado la puerta de acceso a la casa, penetrado por distintos puntos y liberado al doctor: Iglesias sano y salvo y neutralizado a tos secuestradores en una operación relámpago que duró apenas cinco segundos desde la primera explosión. Los geos tuvieron que reducir por la fuerza a uno de tos secuestradores que portaba armas y se resistía a la detención. Eran cuatro, una mujer y tres hombres (miembros, a) parecer, de ETA político- militar) y fueron sacados a la calle, reconocidos por un médico de las Fuerzas de Segundad y entregados al Cuerpo Superior de Policía. Sobre las diez de la noche del sábado se montó la operación, que se vería premiada con el más rotundo de tos éxitos. No hubo víctimas y se produjo, tan sólo, la rotura de algunos cristales de las casas próximas como consecuencia de la onda expansiva que provocaron los cartuchos de dinamita que se habían colocado para hacer saltar la puerta de la vivienda, situada en la plaza de España, en el centro de este pequeño pueblo. UNAS CIEN PERSONAS COLABORARON EN EL RESCATE Se puede afirmar que unas cien personas de las Fuerzas de Seguridad del Estado colaboraron en las tareas de rescate del doctor Iglesias Puga y que el número más alto lo representaban las fuerzas de la Guardia Civil. Habían acordonado todo el pueblo para que nadie pudiera salir de él y tampoco entrar. Y se habían montado controles en los alrededores. A las dos en punto de la madrugada del domingo, tos geos que se encontraban alertados en la zona, empezaron la maniobra de aproximación hacia Trasmoz (Zaragoza) Minutos antes de las tres se situaron a escasos metros de la casa, una recia construcción de dos plantas, que luce en la fachada una placa en la que se lee plaza de España A las tres sonó una explosión, luego otra... y tos geos aparecieron en todas las habitaciones. Encontraron durmiendo a sus Cinco ocupantes: el doctor Iglesias, que vestía una chaqueta de color tabaco y pantalón beige; un presunto miembro de ETA políticomilitar; el propietario de la casa, un vasco llamado José Luis Gutiérrez; su hija Gloria, de veintiún años, y el novio de ésta, Baltasar Calvo Gavete, de veinticinco años, fontanero, que, por cierto, es natural del pueblo de Trasmoz, donde todavía viven sus padres. Uno de los detenidos vestía un chandal deportivo; en mangas de camisa blanca se encontraba otro, y escasamente vestidos los dos restantes. La Policía proporcionó una silla y una manta a la mujer mientras esperaban el traslado a las dependencias policiales. La operación, en Trasmoz y en Madrid, entró en su fase finaf- -el pasado viernes, día 15, a raíz de la detención de una persona que, aunque dijo desconocer el pueblo, facilitó las características de la vivienda donde se encontraba el doctor Iglesias. El día siguiente, sábado 16, funcionarios del Cuerpo Superior de Policía detuvieron a otra persona en Vizcaya, al parecer un miembro liberado de la organización ETA políticomilitar y responsable del secuestro, cuyas declaraciones fueron decisivas para montar la operación dé rescate. El detenido Hevaba una carta que el doctor Iglesias dirigía a su familia y en la que el secuestrado decía encontrarse bien. Durante la tarde del sábado, el Mando Único de la Lucha Contraterrorista (MULC) dispuso todo to necesario para la acción. Ordenó a la Guardia Civil controlar, a distancia, los accesos a la zona, al Cuerpo Superior situarse en un lugar convenido y a tos GEO liberar al secuestrado. Según nuestros informes, no han sido detenidos tos autores materiales del secuestro, que habrían limitado su acción a aquella ocasión. ¡QUE ALEGRÍA! En el momento de la liberación, el doctor Iglesias mostraba aspecto cansado, con una barba de casi veinte días, pero se encontraba satisfecho: Durante estos días- -dijo a sus libertadores- -me he acordado de su magnífica operación en aquel Banco de Barcelona; cuando oí la explosión no. dudé un instante que era la Policía que venía a liberarme. Después les pidió que llamasen a sus hijos: ¡Qué aiegría se van a llevar! Julio- -prosiguió el recién liberado- -dará festivales benéficos para las viudas y huérfanos de la Policía. Los primeros catorce días los he pasado mal, pero he caminado mucho por la habitación para mantenerme en forma. Su primera preocupación fue dirigirse a la centralita de teléfonos, desde donde llamó al Ministerio del Interior, mostrando su satisfacción y pidiendo al ministro, Juan José Rosón, que telefoneara a sus hijos a Madrid y á Miami. Antes de emprender viaje a la capital de España fue objeto de una cariñosa despedida de todos los vecinos, que le pidieron que volviera al pueblo cuando se encuentre más tranquilo. La casa fue comprada por un matrimonio vasco hace año y medio con intención de pasar en ella fines de semana v vacaciones, Esta verdadera cárcel del pueblo estaba muy considerada dentro de la infraestructura de ETA político militar, hasta el punto de que nos aseguran que también estuvo aquí, retenido, el industrial valenciano señor Suñer hasta ser llevado a otro lugar. Nos dicen que el matrimonio vasco- -o La Audiencia nacional asume el sumario de! secuestro MADRID. La Audiencia Nacional se ha declarado competente para llevar a cabo las actuaciones judiciales en relación con el secuestro del doctor Julio Iglesias Puga, según fuentes solventes. Concretamente será el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia, que era el que estaba de guardia el día en que se instruyeron las primeras diligencias relativas al caso. Por otra parte, ha sido aplicada la ley Antiterrorista a los, trece detenidos a raíz de las investigaciones llevadas a cabo por la Policía en los últimos días. Según fuentes policiales, siete de esos detenidos son presuntos miembros de ETA p- m, y seis de ETA m. Las cuatro personas (una mujer y tres hombres) detenidas el domingo en Trasmoz (Zaragoza) son presuntos miembros de ETA político- militar, a la que se atribuye lá autoría del secuestro. Los detenidos se encuentran ya en la Dirección de la Seguridad del Estado, en Madrid, donde han sido trasladados desde Bilbao, localidad en la que se habían centralizado inicialmente las investigaciones. De acuerdo con las mismas fuentes, las dos personas que secuestraron el 29 de diciembre al doctor Iglesias eran miembros de ETA p- m, aunque se hicieron pasar por sudamericanos. Se desecha así la hipótesis de que esa rama étarra pudiera haber encargado a un grupo de delincuentes profesionales la ejecución del secuestro, para hacerse luego cargo del doctor. Por último, la Audiencia Nacional ha concedido la prórroga solicitada por la Policía, y que contempla la legislación antiterrorista, para continuar los interrogatorios de los detenidos; Esa prórroga, como se sabe, dura diez días. mejor dicho, soto el marido- -llegó a Trasmoz el pasado día 29 de diciembre y a nadie extrañó que quisiera pasar en el pueblo las fiestas navideñas. Tampoco extrañó a nadie la presencia de una furgoneta cuando ellos He garon, que entró en el corral- garaje de la casa, ya que creyeron que se trataba de un transporte de muebles, y no del padre de Julio Iglesias, como, en realidad, era. En el interior de la vivienda fueron encontrados 40.000 cartuchos de postas que habían sido robados en una armería del País Vasco recientemente y que estaban ocultos en un zulo o refugio secreto, al que se podía llegar quitando la botella de butano de la cocina y levantando una trampilla hábilmente disimulada en el suelo. También encontró la Policía dos pistolas y una escopeta, pero ningún tipo de explosivo, como se ha afirmado en algún medio informativo. En el exterior se encontraban tres vehículos propiedad de tos detenidos: dos R- 5, matrícula de Burgos y Bilbao y un Citroen GS, matrícula de Zaragoza. Los GEO registraron la vivienda (planta baja, principal y ático) La puerta de la habitación de la primera planta donde ha estado encerrado el doctor tiene un cerrojo por su parte exterior. Los hombres de la Brigada de Información reconocieron inmediatamente a uno de los secuestradores cuando les fueron entregados para su identificación. LA HABITACIÓN la habitación del doctor Iglesias Puga es sencilla. Contiene una cama de matrimonio, una mesilla de madera marrón, un armario