Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 A B C ESPECTÁCULOS SÁBADO 2- 1- 82 Baudelaire. Innovaba Chejov en Moscú, no en Europa. La interpretación ha sido requerida a una forma de sofocado sentimiento. Está bien esa sordina. María José Goyanes, en su última escena, hace la mejor escena de la obra. Alcanza su mayor grado de actriz, establecido en un registro de expresividad ascendente perfectamente marcado. Diría el crítico que tras ella ha encontrado muy justos, bien, a Eduardo Calvo, tipo logrado sin esfuerzo, muy convincente; a Torrents en un Trigorin, como congelado, reservado, indeciso, ególatra cruel en el fondo, que es lo que Chejov describió, y extraordinario de naturalidad de dominio de la expresión, de la actitud, del decir; Vivó, en ese médico, Dorn, en el que seguramente el autor puso rasgos de su propia personalidad. María Asquerino tiene un pape! fácil y lo hace con más dengues y desplazamientos que interioridad. Una interpretación superficial por exceso de oficio y escasez de interiorización. No es tan sencillo, después de todo, que una actriz haga de gran actriz, aunque sea en casa, porque para eso hay qué serlo. Pedro María Sánchez es un Treplev sincero, conmovido y conmovedor, la verdadera gaviota herida en pleno vuelo. Elvira Quintilla y Ana María Barbany están sólidas, ajustadas en sus papeles y correcto el resto de! reparto. No estamos ante una gaviota de vuelo muy alto. Estamos ante una gaviota amaestrada, doméstica, que sabe muy bien lo que hicieron sus antecesoras. Después de todo, eso es lo que hacen las gaviotas, aunque nos parezca errático su vuelo. De ponerla un solo adjetivo al trabajo de este montaje, no diríamos original. Diríamos, correcto. -Lorenzo LÓPEZ SANCHO. Crítica de teatro La gaviota un Chejov a la manera sabida Ana María Barbany, María José Goyanes, José Torrents, María Asquerino, Pedro María Sánchez y José Vivó adaptación de Llovet es respetuosa, pulcra, utiliza un lenguaje lo más chejoviano posible: frase corta, renuncia al énfasis, decir lo justo, sin exceso ni retórica. Collado ha caído en el error de no peinarla un poco. La calidad del lenguaje de Llovet no puede impedir que el final de la comedia se alargue demasiado, incluso que produzca al espectador una impresión de cansancio. Ya se ha hablado de la Chejov otra vez. Tuvimos a Él tío Vania escenografía a la que habría que poner alen el Marquina en diciembre del 78, traído guna objeción. Por ejemplo, los árboles están por el TEC con montaje de William Layton en yertos, sin hojas, lo mismo cuando se habla escenografía de D Odorico. Luego, en 1979, de bochorno en el verano en que la pieza cotuvimos a Gorki con Los veraneantes mienza, el invierno cuando además según los criterios argentinos de Carlos Gan- de yertosque eninmóviles cuando e l vendaval están dolfo y Citrinowsky. Ahora, Manuel Collado, sopla- furioso fuera de la casa, Pecadillos meprendado de esas exquisiteces, nos trae La nores. El esteticismo se impone al realismo. gaviota que es obra anterior a las otras dos. Se ha dado a la acción un ritmo maestoso. Su precedente. Sin llegar a las minucias estetizant. es, inútiles, La estética teatral sigue dócilmente las cargantes, de Gandolfo y Citrinowsky, cuya huellas de D Odorico y Citrinowsky. Volvemos influencia es patente, en Los veraneantes a encontramos la madera natural, ante los los personajes hacen demasiadas cosas. esbeltos árboles indiferentes, los paisajes Tanta exterioridad los vacía un poco. Distrae apenas entrevistados. Como los escenógrafos al espectador del verdadero paisaje que es el citados, sobre todo el segundo, se habían apoyado en la estética de Asimov y de Svo- de esos seres todos frustrados por causas nimias, por desproporción entre sus aspiracioboda, el uno en Moscú, 1898, al montar La nes y sus posibilidades, lo que hace de todos gaviota el otro en Bruselas, 1965, excusado ellos un poco gaviotas heridas estúpidamente es decir que lo que se nos presena es un en pleno vuelo, no sólo Nina, sino también teatro manierista. Es una elección como otra Masha, Trepley y el mismo consejero Sorin, cualquiera. ninguno de los cuales alcanzará a ser lo que En ese paisaje, un escenario precioso, pre- quiso. La alegoría o metáfora de la gaviota ya ciosista, paisajista, de Gerardo Vera, los indela había usado antes en uno de sus poemas, cisos personales de Chejov, los pequeños seres con sus pequeñas frustraciones. El bosquejo impresionista, delicado, con leves toque de color, en que se excluyen la elocuencia y el patetismo, cualquier demostración, pues Chejov en 1896 prefiere la mostración. Mostrar, componer un paisaje de almas que el espectador debe ultimar, realizar, perfeccionar en su retina y eo su entendimiento. Monet (1840- 1926) Rénoir (18411919) Seurat (1859- 1891) componen sus paisajes con la misma óptica, la misma intención. Hay una larga etapa de Juan Ramón Jiménez, nuestro poeta mayor, que entra en igual estética. Chejov, innovador del teatro Carrera de San Jerónimo, 26- Tel. 429.38.77 ruso, desde el impresionismo. La gaviota pieza impresionista. Arenal, 18- Tel. 222.62.60 Título: La gaviota Autor: Chejov. Adaptación: Enrique Llovet. Dirección: Manuel Collado. Escenografía y vestuario: Gerardo Vera. Intérpretes: María Asquerino, Ana María Barbany, Eduardo Calvo, Raúl Fraire, María José Goyanes, Carmen Gran, Elvira Quintilla, Luis Perezagua, Pedro María Sánchez, José Torrents, Mercedes Valdeita, Abel Vitón, José Vivó. Teatro Bellas Artes. Discos RESPIGHI: FIESTAS Y PINOS DE ROMA Ejemplo de una opulencia orquestal que surge del dominio completo de la paleta de colores, timbres y efectos por parte del compositor, las dos suites de Otorino Respighi Fiestas romanas y Pinos de Roma de mucha mayor popularidad la segunda que la primera de ellas, se benefician no sólo de ese aspecto virtuosista y brillante sino del indudable caudal lírico que dimana de la mediterraneidad del autor, que describe, sí, las mesnadas triunfadoras, pero también los poéticos atardeceres, losjuegos de niños y las preces en las catacumbas. Sergiu Comissiona dirige con firme pulso y buen criterio a la Baltimore Symphony Orchestra. Publica Hispavox- -Vanguard Audiophile 90 392- -en disco de reciente salida. -A. F. -C. Musicales W. JAZZ CLUB Diego de León, 7. Teléfono 261 11 65 Todas las noches, excepto martes, el grupo brasileño Samba Trío (cuarteto) Pases: once treinta a tres madrugada. Sábados- domingos tarde, ocho treinta, Samba Trío Los martes, jazz tradicional con Canal Street. -R UNION MUSICAL ESPAÑOLA Órganos Yamaha Próximo lunes 4, en la sobremesa de la cena, actuación de la soprano Paloma Pérez Iñigo. -H. LUNES LÍRICOS CAFE RESTAURANTE VIENA Luisa Fernanda, 23. Teléfono 248 15 91 LOS SOBRINOS DEL CAPITÁN GRANT De Fernández Caballero. Teatro Nacional Zarzuela. Con pañfa Lírica Titular. -R. TEATRO NACIONAL DE LA ZARZUELA Los sobrinos del capitán Grant de Fernández Caba llero. Compañía Lírica Titular. -R. Para proceder con orden digamos que la