Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ABC NACIONAL Accidentado desfile de la histórica Senyera SÁBADO 10- 10- 81 Frente a las afirmaciones de un miembro delburguista Lasunciíín: No pretendo ser PAMPLONA (José Ignacio Roldan, corresponsal) En ningún momento he pretendido ni pretendo acceder al cargo de presidente de Diputación, cargo para el que en su día voté a don Juan Manuel Arza Muñuzuri ha manifestado a este periódico el diputado foral centrista Ángel Lasunción, con respecto a una información en la que un miembro del sector delburguista de UCD, de Navarra, afirmaba la existencia de fuertes enfremamientos entre el mencionado diputado foral y el presidente de la Diputación, Juan Manuel Arza. También declaraba que, en su opinión, ello revelaba el interés de Lasunción por obtener la presidencia. En concreto, en relación con el tema de los enfréntamientos, Ángel Lasunción afirma que sus supuestos enfréntamientos sólo existen en la imaginación del sector delburguista quien desea acabar con el actual presidente de la Diputación para tratar de reponer al señor Del Burgo en el cargo y provocar enfréntamientos y divisiones más profundas én eí partido, haciendo caso omiso al documentó de integración recientemente aprobado por el Comité Ejecutivo nacional En la citada información, este miembro del sector delburguista apuntaba que no se ha de tardar mucho en ver cómo a Arza le harán lo mismo que a Del Burgo, por lo que Lasunción puntualiza que el señor Jaime Ignacio del Burgo no fue destituido por ninguna acción personal suya (de Lasunción) sino por acuerdo del Pleno de Diputación Foral, que consideró al ex presidente como no digno de su confianza. Asimismo, Lasunción manifiesta que, como afiliado a UCD, me voy a dirigir al Comité Ejecutivo nacional y al Comité de disciplina, dando cuenta de los hechos y proponiendo que se tomen las medidas oportunas La Diada regional valenciana volvió a ser ocasión de enf remamientos VALENCIA. (Carlos Sentí corresponsal) Una vez más, la fecha del 9 de octubre, fiesta de San Dionisio y Día de Valencia, se ha visto perturbada por incidentes no deseables y producto de una tensión que está en el ambiente y crispa los nervios del colectivo popular. El polo de expresión visible de ese nerviosismo está, naturalmente, en los símbolos externos y tal vez el más aparente representativo sea el de la Senyera, acerca de la cual, como es bien sabido, existe discordia por si debe ser con las cuatro barras de la Corona de Aragón con la franja azul o sólo con las citadas barras sobre fondo amarillo. El programa de actos organizado por el Ayuntamiento era parecido al de los años anteriores. A las once de lá mañana, tras la recepción de autoridades en el Ayuntamiento, se procede a lá entrega de la Senyera, que se conserva en el Museo Histórico Municipal y que sale por el balcón, porque, según la tradición, esta bandera no debe inclinarse en ningún caso. Le rendían honores con disparos de salva un piquete de fuerzas militares, mientras sonaba el Himno Nacional. La insignia era portada por el concejal Juan Antonio Lloret, del Partido Socialista. El recorrido se había variado, porque, según criterio del Ayuntamiento, sacrificaba un poco el protocolo en aras de la seguridad. Pero precisamente ese deseo dé seguridad qué acortaba lá procesión cívica ha sido lo que ha desencadenado las iras populares. La bandera fue portada con los honores correspondientes en procesión cívica, como ya hemos dicho, hasta la estatua del Rey Conquistador, sita en el jardín llamado El Parterre. No hubo discursos. Se colocaron las coronas y comenzaron ios incidentes por pequeñas y casi invisibles provocaciones. Pero cuando los ánimos se encresparon más fue al no poder regresar por el tradicional trayecto de la calle de la Paz. Se organizó una sentada de valencianistas partidarios de la Senyera con franja azul que obligaron a volver al recorrido tradicional. Se gritaba al concejal portador de la bandera: Si no la sientes, ¿por qué la llevas? y a los demás miembros del Ayuntamiento: Cobardes, cobardes También se oyó coreado elgrito de: Menos Policía y más valencianía Había un fuerte despliegue policial, compuesto por unos mil agentes de la Policía Nacional más los miembros del Cuerpo Superior de Policía y un servicio de orden organizado por el Ayuntamiento. En el trayecto citado, el grupo de informadores que acompañaba a la comitiva fue, en dos de sus componentes, atacado y amenazado verbalmente por varias personas del público, teniendo que recibir protección policial. Sobre este incidente, la Asociación de la Prensa valenciana ha hecho pública una nota, en la que señala que, al conocer la agresión verbal y amenazas físicas contra dos compañeros durante la manifestación, quiere hacer pública su protesta por este ataque a la libertad de los informadores, y solicita una protección y la investigación que aclare la personalidad de los agresores para la aplicación de la Ley Según Trías Fargas Escasa financiación estatal para la autonomía catalana BARCELONA. El conseller de la Generalidad, Ramón Trías Fargas, acudió ayer a la Comisión de Economía y Finanzas del Parlamento catalán para informar sobre la situación actual dé las transferencias, así como de tós diferentes propuestas de financiación e la autonomía por parte de la Administración Central. El señor Trías dio lectura a una carta enviada al Ministerio de Hacienda dando cuenta de las inquietudes de la Generalidad ante las propuestas de financiación consideradas por Trías como muy por debajo de (o mínimo necesario. Señaló el conseller que mientras la propuesta que presentaba la parte catalana de la Comisión mixta de transferencias era de 115.187 millones de pesetas, como fórmula aceptable de cobertura financiera, la propuesta estatal se quedaba, a mediados de julio del presente año, en 63.674 millones de pesetas, cifra que no fue concretada como tampoco k) fue la que se propuso por parte de la Administración Central en septiembre pasado, que ya ascendía a 99.600 millones de pesetas. Calvo- Sotelo reitera que no habrá pacto con AP en Galicia SANTIAGO DE COMPOSTELA. (Lois, Caeiro, corresponsal) Un no a lá coalición con AP ert el futuro Gobierno gallego y la defensa del centro- centro puede ser el resumen de la intervención ayer en Santiago del secretario general de UCD, Rafael Calvo Ortega, que permanecerá varios días en Galicia para apoyar la campaña de los centristas al Parlamento gallego. Calvo Ortega insistió una y otra vez en la opción de UCD como partido de centro, claramente diferenciado de la derecha no reformista y de la izquierda marxista, aunque ésta dé imagen de moderación en las intervenciones de su secretario general, Felipe González. El secretario general de UCD presidió en Santiago, acompañado de varios candidatos centristas al Parlamento gallego, la presentación de un folleto de 40 páginas que recoge las líneas programáticas del Gobierno para Galicia del partido centrista. Por otra parte, en esta reunión se dio a conocer una encuesta encargada por el partido del Gobierno y realizada antes de la visita del presidente Calvo- Sotelo a Galicia, según la cual UCD podría obtener de 34 a 36 escaños en el futuro parlamento autónomo, rozando con ello la posibilidad de mayoría absoluta sobre los 71 escaños totales. Los mejores resultados de los centristas serian en Lugo y Orense, y las mayores posibilidades de variación, siempre según esta encuesta, se darían en Pontevedra y La Coruña. Un dato importante de esta encuesta es el descenso de los nacionalistas radicales del bloque. El PSOE contaría con 20 ó 22 escaños y AP con 12 6 14. También hay que destacar que se constata una mayor intención de participación del electorado, con el consiguiente descenso del abstencionismo gallego. CARRILLO, NO A LAS ELECCIONES ANTICIPADAS. Santiago Carrillo aseguró ayer en Santiago que estamos asistiendo ya a una precampaña de las elecciones generales. El secretario general dei PCE se manifestó contrario a la celebración de las mismas antes de 1983, y aseguró que unas elecciones anticipadas podrían ser peligrosas para la estabilidad democrática. En cuanto a las elecciones gallegas, dijo que el PCG obtendría algún parlamentario, lo que significaría su despegue como partido.