Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ABC NUMERO EXTRAORDINARIO LUNES 20- 7- 81 Opiniones de urgencia Pemán, visto por sus contemporáneos Ofrecemos a continuación las opiniones que ha recabado la agencia Efe en una encuesta de urgencia entre diversas personalidades españolas sobre la vida y la obra dei insigne polígrafo gaditano ahora desaparecido. DÁMASO ALONSO: Me levantó el veto para ser miembro de la Academia La obra de Pemán ha sido inmensa y de una variedad enorme en géneros y temas. No puedo olvidar el gran favor que me hizo cuando, gracias a su intervención, me fue levantado el veto de las autoridades políticas de entonces de poder ser miembro de la Real Academia Española. Su obra como dramaturgo, como poeta, como novelista, y esa otra que como autor de artículos de periódico ha venido realizando en la Prensa es inmensa, de tal manera que si se pudiera recopilar en su totalidad formaría una buena biblioteca. No conozco toda la obra de Pemán, pero sí tengo conocimiento del importante efecto que ha tenido su obra dramática, por ejemplo con El divino impaciente estrenada en 1933, y una gran cantidad de obras dramáticas posteriores. He leído con gusto gran parte de su poesía, desde sus obras de juventud: De la vida sencilla A la rueda, rueda y otras muchas. Todas ellas rebosan andulucismo y algunas de ellas están ambientadas en su Cádiz natal, como Señorita del mar Su amor a España y a la tradición española puede encontrarse en todos sus poemas directa o indirectamente. Es, además, un poeta religioso con enorme frecuencia. He leído varias de sus novelas, como Romance del fantasma y doña Juanita El paraíso y la serpiente El horizonte y la esperanza y cuentos y novelas breves, como El profesor y yo La señora Luisa Eulalia y otras más. Es literatura sencilla, amable y muy agradable. Pero Pemán no acaba en su obra literaria, fue un excelente orador, tanto como conferenciante, con éxito notable no sólo en Es paña, sino en Hispanoamérica. Precisamente he tenido ocasión de oírle varias veces en Buenos Aires y he podido apreciar el entusiasmo del público por sus palabras. Además, su gran intensidad de pensamiento y su facilidad de palabra fue muy pródiga en discursos breves de salutación y homenaje Dámaso Alonso afirma que no ha conocido a ningún otro escritor español contemporáneo más completo que Pemán como articulista de periódicos. Habría que hablar también de su labor como académico. Como director de la Academia tuvo algunos enfrentamientos con las autoridades políticas de aquella época, nunca por su culpa. Últimamente, ya muy enfermo, todos le recibíamos con enorme cariño cuando iba a la Academia. Era entonces difícil entenderle, por su voz ya entonces apagada. Como ser humano era encantador, buenísimo, con un deseo de satisfacer y no dañar a los demás; verdaderamente extraordinario. Yo he sentido mucho su muerte y estoy muy triste. D teraria y en todos ellos aparece su fino ingenio andaluz. Pemán fue, además, un caballero, una persona exquisita, de muy buenos sentimientos. expresan su condolencia Entre los millares de telegramas que habían llegado al domicilio de la familia hasta la hora de cerrar esta edición figuraban los de los mjnistros de Educación y Ciencia, Juan Antonio Ortega, y de Asuntos Exteriores, José Pedro Pérez- Llorca, al que unen estrechos lazos de amistad con la familia Pemán, ya que el ministro nació en la misma ciudad de Cádiz. Los familiares de Pemán han recibido, asimismo, mensajes de los cardenales de Madrid y Sevilla, monseñores Tarancón y Bueno Monreal, respectivamente; marqués de Mondéjar, jefe de la Casa Real; marqués de Bradomín, hijo de Ramón María del Valle- lnclán; Domingo Ortega y Jordi Pujol, presidente de la Generalidad de Cataluña. MANUEL HALCÓN: Andalucía no le olvidará nunca Pemán quedará en las letras españolas para siempre. Serán siempre recordados sus muchos aciertos literarios más después de muerto que en vida. En sus obras completas hay una fuente para la investigación y el estudio de toda una época. Andalucía, particularmente, no le olvidará nunca. O JORGE GUILLEN: Le he admirado c o m o p r o s i s t a en sus artículos periodísticos Para mí tuvo gran talento, sobre todo como prosista, con esos artículos de impresiones que escribía en los periódicos. Como tal lo he admirado, más que como poeta o como dramaturgo. Era un mozo gallardo, bien plantado, guapo, que llevaba una vida intensa y que había tenido muchos hijos. Sin embargo, hace algún tiempo que se obró en él un fenómeno de decrepitud propio de los hombres que han llevado una vida intensa y que a mí me produjo mucha pena. Fue un cambio tremendo. Del hombre agresivo pasó rápidamente a ser un anciano que producía compasión. Me preocupa saber si él ha sufrido o no en estos últimos tiempos por ese cambio tan tremendo. Yo no soy quién para juzgarle, porque eso sería tanto como el juicio final. TORCUATO LUCA DE TENA: No es una estrella que se apaga; es una estrella que crece TORRENTE BAL! ISTER: Sus artículos son de una gran belleza literaria Paradójicamente lo más permanente de Pemán es lo más efímero, su labor periodística, sus artículos periodísticos, por la calidad de su prosa y por propia estructura son una de las obras más importantes de los últimos cincuenta años. En ellos, pese a su posición derechista, se manifiesta su talante liberal muy tradicional en su Cádiz natal. Técnicamente son estupendos. Están muy bien hechos, son muy clásicos, de gran belleza li- El nombre de José María Pemán pasará a la Historia de las Letras españolas con harto mayor fulgor del que tuvo en vida. No quiero decir con esto que su obra literaria no haya tenido aplauso ni haya despertado entusiasmo y admiración. Pero sí afirmo que su magna tarea será reconocida algún día como la mayor aportación contemporánea a nuestra literatura. Pemán no es, con su muerte, una estrella que se apaga. Es una estrella que crece. La generosidad que desplegó a manos llenas hacia escritores de menos talla o de ninguna talla, no le fue pagada en vida con la misma moneda. En un poema que dedicó a un escritor, entonces novel, le dijo: Te admirarán y no te citarán. Con rabia y con cariño te darán esos nombres que a mí tanto me han dado: burgués y señorito Era obsequiado por el palo y el pan. ...Porque quieras que no ya has ingresado en el Pequeño mundo de Pemán La crítica no fue generosa con él. Le situó en un cierto lugar distinguida. Pero no en el máximo lugar que ia calidad, vanidad y vastedad de su obra merecían. Al dolor que me ha producido en estas lejanas tierras, la noticia de su muerte sumo hoy este anhelo de justicia por el público reconocimiento de su formidable aportación a la literatura de nuestro tiempo. de su espíritu sencillo y claro y de un cristianismo profundamente sentido y practicado. Como escritor de artículos de periódico, Pemán ha sido el mejor de la Historia del Periodismo español. Cada semana durante cincuenta años levantó sobre las tres columnas de A B C un monumento de poesía, de humor y de pensamiento. Hizo periodismo con el sudor de la inteligencia y despreció a las máquinas de producir calderilla literaria. Como dijo en una ocasión, sus artículos eran sus libros escritos con prisa. Con inmenso dolor por mi amigo muerto, contesto a estas preguntas. No quiero escribir un artículo necrológico de urgencia. Ya lo dije hace unos meses cuando publiqué en ABC un artículo sobre Pemán titulado Grande de España Sí quiero recordar que Pemán ha sido uno de los grandes y fecundos escritores del siglo XX español, como dramaturgo en Las soledades del Rey como poeta en veinte libros, como ensayista en Meditaciones Españolas como novelista en Romance del fantasma y doña Juanita como narrador en Cuentos sin importancia como creador del Séneca en televisión, como orador en centenares de discursos y conferencias. IÑIGO CAVERO: Hombre de convicciones y lealtades José María Pemán era un hombre de convicciones y lealtades, con las que fue coherente durante toda su vida. Precisamente el claro catolicismo de Pemán, y su fervor monárquico, le restaron, en algunos momentos, el apoyo que otros literatos, defensores de diferentes posiciones políticas, encontraron con más generosidad. José María Pemán ha sido una figura importante en la literatura española del siglo XX y ha ensayado todos los géneros. Pienso que por encima de sus condiciones como poeta y autor teatral está su prosa y el estilo con que manejó la lengua castellana. GUILLERMO MARÍN: Un autor al D LUIS MARÍA ANSON: El mejor articulista de la Historia del Periodismo español Pemán era antes que nada un hombre bueno, con una bondad incesante que nacía que no se ha hecho justicia Siento una emoción inmensa por esta desgracia. Pemán ha sido un autor estupendo al que creo no se ha hecho la justicia debida, tanto como autor de comedias, como poeta, como orador. Creo que su obra literaria, en conjunto y en cada uno de los géneros ha sido portentosa. Como persona era un hombre maravilloso, cuya muerte siento como algo íntimo, ya que le quería como algo muy mío. El fue uno de mis autores preferidos y yo uno de sus actores preferidos también. Por eso, es posible que mi opinión sea apasionada, pero no por ello menos sincera. Mi recuerdo de Pemán será imborrable.