Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA TABLA REDONDA Fueron especial mente famosos los caballeros fJe a Tabla Redonda, club f u n d a d o por un supuesto rey Arturo de Inglaterra en el siglo VI. pero del que no se tuvo apenas nolicias hasta el sjglo XII, que es cuando realn ente se inventó el rey, el club y la literatura caballeresca en general, y cuando los monies de Glastonbury- e n c e n t r a ron -la t u m b a de Arturo (1164 ya ve usted que o p o r t u n i d a d Por muy inventados o magnificados que fueran, los caballeros del rey Arturo sirvieron de modelo, no sólo a los caballeros imaginados por los poelas, sino t a m bién a t o d o s los caballeros de carne y hueso que f u n c i o n a b a n por Europa: asi que c o m o seres reales hemos de hablar de ellos, pues fueron reales para la g e n l e medieval, y reales fueron más tarde para d o n Quijote, c o m o d ó n Quijote es real para nosotros. La idea de Arturo al fundar su aristocrático club de la Tabla Redonda fue la de poner la fuerza al servicio de la razón. A u n q u e según T, H. WhitEn autor de C a m e l o l más larde lamentó el m o n a r c a haber convertido la caballería en una especie de pugna deportiva- y a M e r l i n le habla advertido que lo deportivo es la maldición deí mundo- y éi mismo c o m p r o b ó apenado, que sus bravos caballeros, los defensores del débil, de doncellas y de huérfanos, del o p r i m i d o contra el déspota, pon a í? más empeño en favor del hien cuando sabían que más tarde podrían contar fo que habían bocho. Arturo quiso hacer de aquellos bárbaros fanfarrones c a m p e o n e s de a l g o espiritual y más alto, y les asjgnó un objetivo sublime, la búsqueda del Santo Grral, para lo cual era necesario ser castos y virtuosos, abandonar el o r g u l l o y la jactancia y dejar de m a t a r a la gente sm t o n ni s o n Un modelo de cabaJIerosajustado al plan, el verdadero prototipo, fue L a n celol du Lac (Lanzarote para nosotros) especre d e santo q u e llego a h a cer un milagro o dos, fo que le dejó asombrado de si mfsmo y c o n m o v i ó a la rema Ginebra, esposa de Arturo; tanto que decidió seducir a aquel virtuoso personaje y no paró hasta llevárselo a la cama. Al h g m b r e qu Arturo haOia ganado para su Ideal, ta mujer de su amigo lo convirtió en un adúltero más bien c o rriente. P o r q u e así son las cosas, i n cluso en Cameloi, Ei pecador Lanzarote tema vedado alcanzar el Santo Grial. La hazaña estaba reservada para su hijo, el limpio, puro y casto Galaad, De estas historias y otras parecidas estuvo habJando la gente durante siglos.