Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 28- 6- 81 ESPECTÁCULOS ABC 61 Crítica de cine Radio On de Chrisiopher Petit Producción: British Films Institute- Road Movies- Film Produktion (Gran Bretaña) 1979. Director y guionista: Christopher Petit. Fotografía: Martin Schafer. Blanco y negro. Música: David Bowie, Deyo, Lene Lovítch, The Rumour. Duración: ciento un minutos. Principales intérpretes: David Beames, Lisa Kreuzer, Sandy Ratcliff y Andrew Byatt. Versión original inglesa con subtítulos en español. Sala de estreno: Alphaville. esfuerzos encabezados por David Beames, como Robert. El director de fotografía es Martin Schafer. Ambos nombres, con el del guionista- realizador, quedan flotando, en el recuerdo de Radio On con la música omnipresente, cuando se sale de la proyección, en busca de motivos para el optimismo y la reacción. -Pedro CRESPO. El tren del terror de Roger Spotíiswoode CINEASTA SOVIÉTICO, DESAPARECIDO EN MÉXICO El secretario mexicano de Gobernación, Enrique Olivares Santana, manifestó que desconoce el paradero del cineasta soviético Vladimir Ratchkin, quien, al parecer, pedirá asilo político en México. En declaraciones a la Prensa, Olivares Santana añadió: No sabemos nada de eso, pero lo estamos investigando. Según despachos procedentes de Moscú, Ratchkin, de treinta y dos años, debió quedarse en este país el pasado 21 de los corrientes, aprovechando que se encontraba en México participando en el rodaje de la coproducción soviético- mexicano- italiana Campañas rojas dirigida por su compatriota Sergei Bondarchuk. Campañas rojas es la historia del periodista y escritor norteamericano John Reed, quien, tanto en libros como en informaciones de Prensa, narró pasajes de las revoluciones mexicana y rusa. Reed murió en Moscú y fue sepultado en uno de los muros del Kremlin. Ben Johnson y Jamie Lee Curtís Pod. Harold Greenberg (USA) 1980. Director: Roger Spottiswoode. Guión: T. V. Drake. Fotografía: John Alcott. Color. Duración: 97 minutos. Principales intérpretes: Ben Johnson, Jamie Lee Curtís, Hart Bochner, David Cooperfield, Derek Mac Kinnon, Sandee Currie y Timothy Weber. Salas de estreno: Cartton, Minicine- 2 y Urquijo. Lisa Kreuzer y David Beames Esteticismo, presente en el exquisito cuidado de los encuadres, en la soberbia gama de grises que concede profundidad a una fotografía en blanco y negro, y música. Música de hoy mismo- a película es de 1979- con David Bowie, Lene Lovitch y otros compositores menos conocidos, pero no menos rítmicos ni menos angustiados en su expresión formal. Radio On de Christopher Petit son cien minutos de espléndida fotografía y de música percútante. Lo de menos son las mínimas peripecias de Robert, en busca de un porqué para la muerte estúpida- -ahogado en una bañera- -de su hermano, en ruta de Londres a Bristol y regreso. Pesimismo juvenil, indiferencia existencial, desesperación sin gritos, ausencia de reacciones. Casi todo está en Radio On película- caminante, road- movie filme casi stendhaliano si Stendhal se hubiese limitado a la imagen del espejo en el camino, sin profundizar en las motivaciones, complejidades y pasiones de sus personajes. Radio On corre el peligro de aburrir a una parte del público: la que espera que se le cuente una historia, donde unos personajes con los que puede indentificarse, aunque sea por oposición, se lanzan a una u otra empresa, pecando a practicando la virtud, desesperada o esperanzadamente, expresando con sus actos o palabras sus reacciones. En Radio On la mayor expresividad viene dada por el paisaje, por la música que emite el aparato de radio del coche en el que viaja Robert. Que recoge a un autoestopista que resulta ser un soldado de permiso que ha decidido desertar tras haber vivido atrocidades en Irlanda. Que tiene una avería en su vehículo. Que encuentra a la inexpresiva compañera de casa y cama de su infortunado hermano. Que traba relación con dos alemanas. Que mira, como si no las viera, unas fotografías de su hermano. Que intenta regresar y que lo hace subiendo a un tren, abandonando su coche, de nuevo averiado. Christopher Petit, realizador y guionista, muestra un pulso apreciable- -además del mentado afán estético- -para contar, sin hacer traición a su protagonista, a base de silencios y monosílabos, la indiferente desesperanza de un sector juvenil que, por supuesto, no es solamente británico, ni tan solo europeo, que camina a ciegas por una vía sin horizontes, en un mundo propicio a la alienación del individuo. Los actores se limitan a estar, sin mayores Avda- Burgos, Km. 5 EXCLUSIVAMENTE MUEBLES DE ESTILO INGLES LIBRERÍAS A MEDIDA Fernando VI, 15 Teléfono 419 0544 El tren ha servido de vehículo para temas de intriga y de asesinato. No hay más que recordar las dos versiones de La dama desaparece Extraños en un tren o Asesinato en el Orient Express Ahora nos llega, procedente de Estados Unidos, aunque hecho en Canadá, este tren terrorífico conducido por el para nosotros desconocido Roger S, pottiswoode, arrastrando una serie de asesinatos urdidos, por un patológico criminal que así se venga de una de esas bromas estudiantiles. La localización de la acción, en el recinto, fijo y cambiante a la vez, del tren; un convoy donde viajan chicos y chicas jóvenes, miembros de una fraternidad universitaria y sus amigas, y la colaboración de un mago que, con sus trucos, da paso a una serie de ambientes irreales, más o menos misteriosos, colabora a la formación de un cierto suspense que queda rápidamente ahogado por la exhibición hemoglobínica de las primeras violencias Hay efectos fáciles, aunque resulten en su mayoría eficaces, una trama que se sigue a saltos y un final que cae dentro de las normas habituales que protegen todas las conclusiones de asuntos con psicópatas dentro. Entretenida, en líneas generales, especial para aficionados perseverantes, el convencionalismo de la película llega a ser excesivo, con proliferación de máscaras y vestidos para, la identificación engañosa, del criminal y de sus víctimas, dejando que desear el capítulo interpretativo, donde al lado del veterano y habitualmente sobrio Ben Johnson y de la heroína Jamie Lee Curtís- -especializada en filmes de terror, como La noche de Balloween Sabe que no estás sola y La niebla se alinean el mago David Cooperfield- -que actúa como tal, frecuentemente, en la televisión americana- -y un reparto bisoño de chicos y chicas poco conocidos, que necesitarán otro director para darse a conocer. -P. C. lili ABC UN MEDIO PUBLICITARIO A TENER EN CUENTA