Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 28- 6- 81 NUESTRO TIEMPO puesto por personas provenientes de I03 distintos partidos políticos: se trata de evitar una discriminación ideológica de los filmes subvencionados. Para la producción de películas de mayor valor artístico existe un fondo especial de ayudas, que valora, sobre todo, la participación en los costes de producción de autores, directores y actores. Se quiere así premiar, sobre todo, la calidad de algunos filmes sobre la comercialidad a la que apunta el conjunto de la ley de ayudas. Una nueva ley en estudio prevé la posibilidad de eximir de impuestos a la actividad cinematográfica en la vertiente de la producción. En ayuda de la industria del cine ha acudido, en los últimos años, la televisión estatal. En el último año, la televisión italiana ha actuado como productora de 16 filmes de gran inversión, y como co- productora de grandes filmes extranjeros que ya han recibido una óptima acogida de crítica y público Alejandro el Grande de griego Anghelopulos; Prueba de orquesta de Felhni; El árbol de los zuecos de Olmi; El misterio de Oberwald de Antonioni) La televisión deberá exhibir estos filmes en salas públicas y luego en A B C 55 -las cinco primeras han recogido el 51,5 por 100 de todos los ingresos en las grandes áreas- -y es a estas casas a donde afluye la mayor cantidad de las ayudas y préstamos oficiales para la producción de películas. Grandes distribuidoras y grandes productoras son aquí el eje de la industria cinematográfica. Las ayudas estatales van principalmente a los productores- -también distribuidoresreunidos en las dos asociaciones de la ANICA y la AGÍS. La última ley que regula el crédito cinematográfico es de 1965. El sistema de crédito incluye una cláusula importante: el filme que recibe ayudas debe ser obligatoriamente incluido en los círculos de programación. Lo que quiere decir que la financiación premia el éxito de público y penaliza las pérdidas. Esta orientación ha recibido críticas. La principal es la que acusa a la financiación estatal de ayudar a directores ya afirmados a costa de las nuevas generaciones, menos conocidas y, frecuentemente, de menor calidad. Este estado de cosas se subsana en parte por la financiación que ofrecen las regiones a directores noveles: cuando el éxito ha premiado la obra de un joven director puede acceder al crédito nacional. El crédito y las ayudas se ofrecen a través del Banco Nacional del Trabajo, previa presentación del plan de rodaje que es estudiado simultáneamente por la Dirección General del Ministerio del Espectáculo y un comité para el crédito. El fondo para el crédito cinematográfico proviene en parte del Estado y en parte del impuesto que se cobra a los filmes extranjeros exhibidos en Italia. Naturalmente, se procura que el comité que dictamina sobre la posible erogación de un crédito esté com- la pequeña pantalla, Es, naturalmente, una nueva modalidad de participación del dinero público en el sostenimiento de la industria cinematográfica. Similares dificultades atraviesa el teatro italiano. Aquí no existe una compañía nacional- -idea que resulta extraña al premiar a un grupo sobre los demás- sino que la mayoría de los teatros líricos y una red de nueve teatros estables de otras tantas ciudades importantes están constituidos por dinero público. Normalmente la subvención corre a cargo de las regiones. Pero la nueva iniciativa es la formación de compañías teatrales cooperativas- -en la actualidad, más de 50- que con las 48 compañías de gestión privada y los cuarenta complejos profesionales de experimentación componen el cuadro vivo del teatro italiano. Aunque los ingresos por localidades han concentrado el 70 100 en siete ciudades (Roma, Milán, Genova, Turín, Nápoles, Florencia y Bolonia) la descentralización regional del teatro ha permitido la supervivencia de un gran número de compañías de provincias. Las ayudas se han hecho así más asequibles a todos. La compañía nacional, en un país como Italia, de tantos y tan excelenteds actores, parece un contrasentido. Gran Bretaña: Más voluntad que recursos LONDRES (Ignacio Carrión, corresponsal) A la crisis de creación se ha unido la crisis económica. Estamos en tiempos de ocio forzoso (casi tres millones de parados) pero el Estado ya hace bastante dando de comer a quien carece de empleo. Los fondos no llegan para pagar más. Mientras parte de la población se muere de hastío, la otra parte se mata a trabajar. Y entre tanta muerte, las artes agonizan. No debiera ser así, porque vamos hacia una sociedad de desempleo masivo, y más valiera promover artes del espíritu que artes guerreras, cultura en vez de revolución. Pero ía revolución sigue a la vuelta de la esquina y detrás de cada televisor. El aburrimiento social se combate con el trago de alcohol, el telefilme americano y el hobby casero. Tienen razón quienes lamentan que el arte sea pasatiempo de minorías. Casi es el pasado. Apuestan por lo fácil y el arte no es repetición. Pero, al menos, algo hacen. ESCUELA DE VERANO 1981 Unas magnificas vacaciones que ofrecen la oportunidad de disfrutar de actividades educacionales y recreativas interesantes para chicos y chicas de 7 a 16 años Gases de ingles Deportes, pasatiempos Visitas a lugares de ínteres Matricúlese cualquier domingo entre el 5 de julio y el 29 de agosto. Buckswood Grange, un internado establecido situado en un extenso parque, está idealmente ubtcadoa corta distancia de los aeropuertos y del centro de Londres Para obtener u n folleto, se rueqa dirigirse a la siguiente dirección Buckswood Grange, Uckfield, Susssx, Inglaterra. Tel (0825) 3544. TI- 943763 CROCOM G En Londres sigue habiendo cincuenta teatros (en Gran Bretaña hay 250, con capacidad para 200 espectadores de media) que, con escándalo de algún cierre (el caso del Oíd Vic) sobreviven a todas estas borrascas de dinero. Pero lo importante no es tanto eso que llaman el teatro profesional como el que representan, por todo el país, las compañías Sin embargo, el Estado entrega setenta mi- de aficionados. No hay pueblo mediano o ciudad de provincia que carezca de esos llones de libras anuales (14.000 millones de grupos. El inglés es, congénitamente, un expesetas) para promocionarlo en todas sus celente actor. La tradición se mantiene y los vertientes. Lo hace a través de unos organisAyuntamientos aportan sus medios para que mos creados en 1946 y se llaman Arts Councils Con estos fondos, más los de la cada ciudadano se pueda disfrazar algunas empresa privada y las donaciones generosas del público, Gran Bretaña sigue asombrando al mundo por dos cosas: su elevado nivel culturad y su talento en la admnistración de los recursos, cada día más pobres. Esto es patético, pero inevitable. El Estado insiste en que han de ser las empresas (Bancos, multinacionales) quienes hagan de mecenas de los artistas. Si las artes decaen no es sólo por culpa de la recesión económica, sino en virtua de la recesión intelectual de la sociedad contemporánea. El mensaje ha llegado a los banqueros, ante quienes- a gunas compañías de ballet ya han representado la danza de los siete velos para merecer un cheque casi en blanco. Y las multinacionales salen de su cerco de números y entran en ese mundo de la escena para financiar obras de teatro o grandes orquestas en quiebra. La cuestión de estos mecenas plantea el problema de la censura, que no se llama así, pero que es censura por eliminación. Esas grandes marcas comerciales no quieren ver envuelto su nombre en el escándalo que algunas obras teatrales levantan. Son conservadoras. La vanguardia les horroriza. Evitan riesgos y prefieren dar millones a los valores consagrados que algo menos a las promesas. V E N T A ESPECÍALA INVERSIONISTA Mantenga el valor de su dinero SE VENDE LOCAL COMERCIAL En perfectas condiciones, arrendado a empresa solvente. Renta 10 por 100 Precio: 8.000.000 de pesetas Llamar al número 413 62 17. Señor Alvarez (horas oficina) FEJADO, S. A. ESPECIALISTAS EN INSTALACIONES DEPORTIVAS. SU PISTA DE TENIS, FRONTÓN, PISCINA... EIM SOLO 15 DIXVS. P. Castellana 124 Calle Embajadores, 198, 4. C ABC UN MEDIO PUBLICITARIO Teléfono 468 53 25