Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 A B C DOMINGO 28- 6- 81 Tres observaciones ante un reto El mundo financiero se enfrenta a una transformación en profundidad del propio sistema que, junto a un clima de libertad, comporta mercados y competidores fuera de lo tradicional, una nueva tecnología que afecta a la naturaleza de las relaciones con la clientela y un proceso progresivo de redimensionamiento. En el marco de este escenario, la especial sensibilidad del sector a su entorno debe exigir, en situaciones especialmente tensas, que los esquemas profesionales se refuercen, porque en ellos- -portadores de la garantía de supervivencia de las instituciones, por la solidez de sus equipos humanos, su creatividad y su dedicación- -se fundamenta la continuidad en la confianza pública. notablemente superiores a lo ortodoxo, ha dado una respuesta profesional frente a la insuficiencia de los mecanismos e iniciativas de los organismos internacionales. Sin embargo, hoy más que nunca es necesario enmarcar esta respuesta profesional en un horizonte espacial y temporal más amplio, mediante el establecimiento de unas nuevas coordenadas que optimicen el sentido de la solidaridad en el esfuerzo y la potenciación de los recursos disponibles, sin perder la oportunidad de la nueva división del trabajo y la dimensión de los mercados. dimensión que escapa a lo clásico. Una dimensión cuantitativa, primero, de mero volumen del balance, que permite acceder a riesgos proporcionados y lograr economías de escala, principalmente en la capacidad En segundo lugar, debemos ser de gestión especializada, y luego, una dimensión cualitativa, compleconscientes de que va a arreciar la mentaria, para hacer frente al reto competitividad financiera, con de la diversificación de funciones, nuevas modalidades e instituciones, sobre la base de an balance consoincluida la potente Banca extranjera, lidado y no sólo mayor en términos y de que va a surgir la competencia absolutos, sino muy especialmente extrafinanciera a través de circuitos diversificado en término de actividade distribución extrabancarios. DisUna de las aportaciones más des de riesgos y de países. tribución no sólo de financiación, destacadas de este ejercicio ponEn Europa, donde durante veinte sino de servicios, y, entre éstos, años hemos asistido a diversos proderado de la profesionalidad de la destacadamente, la información, Banca, que permite dosificar la ra- que, en un mundo cada vez más cesos de fusiones y alianzas bancarias, tendentes a alcanzar esa pricionalidad con la innovación creatransparente, se hace mercancía mera dimensión cuantitativa, parece dora, ha supuesto, no hace mucho, ya prevalecer el sentido de la dinecesaria en las relaciones con evitar la quiebra del vigente sistema mensión con diversificación de la dinuestra clientela típica. mensión cualitativa, con una políinternacional, con todo lo que ello Mi tercera observación viene al tica, muy agresiva en la toma de hubiera podido suponer de vuelta a hilo de ese proceso que lleva a la posiciones fuera de su lugar de oriun proteccionismo esterilizador y, Banca a competir en un espacio togen, en previsión de un desmantelaquizá, a una economía de trueque talmente internacional, más abierto miento general de las barreras de la bilateral. Porque la crisis del petróregulación bancaria. y, desde luego, más unitario. Un La lucha contra monopolios, más mundo que se caracteriza por la leo, con la dramática alteración de aparentes que reales, ha sido, a existencia de empresas financieras los flujos internacionales de ahorro que rebasan, con frecuencia, el con- menudo, el camino fácil para una e inversión, ha encontrado y está regulación administrativa y para el cepto tradicional del sector para encontrando una adecuada y geneconsiguiente debilitamiento de los convertirse en conglomerados, en rosa respuesta financiera por parte mecanismos de control que genera grupos de empresas que abarcan la dinámica de mercado. Frente a de la Banca comercial del mundo una multiplicidad de actividades fiella es necesario potenciar el merque a través del reciclaje de los pe nancieras, aparentemente incocado como principal regulador del trodólares, con asunción de riesgos nexas, con un nuevo concepto de sistema. J. A. Sánchez Asiaín Presidente del Banco de Bilbao Junta general de accionistas. 1981 (R.