Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 AB C OPINIÓN DOMINGO 28- 6- 81 ABC DIHMIOH Guillermo t i A DE TEN DlRH HUÍ I Jl MO GOHO bEB R Mipiírl T O R R E S IL D E L R E L S (BIHKM IOKI- s L Santiago ARBOS Franci GIMÉNEZ LKM N TELÉFONOS Redacción y Talleres 435 31 00 Publicidad 435 1 8 9O Administración 435- 40 00 Suscripciones 233 81 09 Apartado 43 y 275 93 08 A MARCAR UN 60 L- Editor Prensa Española 5 A Radicalismo nacionalista Desde el centrismo catalán se ha denunciado, a nuestro juicio con razón, el doble juego, la ambigüedad de fondo, de los partidos nacionalistas catalanes; especialmente, de Convergencia Democrática. Ciertamente, en Madrid se pone una cara, se hacen declaraciones de moderación- -respecto de cuyo fondo se puede discrepar, también moderadamente- mientras que en Cataluña, como en la reciente ocasión del Nou Camp, todo desajuste de fondo con los principios de unidad nacional, recogidos en la Constitución y anteriores a ella misma, tiene inmoderada expresión y cumplido asiento. Estas prácticas de ambivalencia, aparte de reflejar una falta de seriedad política nada conforme con el seny que define el alma de Cataluña y lo más equilibradamente mejor de los catalanes, resultan, por razones obvias, gravemente perjudiciales para la estabilidad de nuestra democracia. Si Convergencia hiciera gala en Cataluña de los cuidados y equilibrios con que suelen producirse públicamente en Madrid sus más altos y cualificados representantes, no se traduciría ni se vendría a conformar como plataforma para el lanzamiento de otras opciones nacionalistas más radicales o más testimoniales; ni éstas, a su vez, servirían para lo propio a otras todavía mayormente acentuadas. Si el radicalismo nacionalista catalán, tan ampliamente manifestado en el mitin del Nou Camp, entra en las mismas o muy parecidas dinámicas que el nacionalismo vasco Cataluña es una nación el delegado del Gobierno debería estar fuera de Cataluña... etc. tendremos a plazo inmediato un problema de Estado de mayor entidad aún que el creado en las Vascongadas. Y este problema de Estado debe ser entendido y asumido como tal por los partidos no nacionalistas, tanto de derecha como de centro y de izquierda. El desarrollo de, la cumbre autonómica fundamenta la esperanza de que así será entendido y asumido; con todas sus consecuencias. Queremos decir con esto que tienen con el Gobierno un deber moral y nacional de asistencia para que el Gobierno pueda ser eficaz en su resistencia a los eventuales acosos parlamentarios que se le hicieran desde el nacionalismo, en el Í 0 JE QUVA J E t A CüANbO E L ¿b TA REMATA SU MÍ JD. m. intento de comprar con sus votos transigencias para cosas en las que ni se debe ni se puede transigir. En cierto sentido, no pocos de los problemas actuales del nacionalismo, e incluso del propio contagio de extremosidad que en Cataluña se advierte, resultan, directa o indirectamente, de haber transigido indebidamente en tiempos anteriores. La eventual deriva desde el pactismo al radicalismo nacionalista en Cataluña no tendría su causalidad ni su responsabilidad en el Gobierno que intenta encauzar lo autonómico, sino en quienes acaso esperaron un día que lo autonómico fuera el cauce para la desvertebración nacional de España. Empleo y paro A la firma del Acuerdo Nacional sobre Empleo, el Gobierno adquirió el compromiso de delinear una política económica que haga viables sus cláusulas, con el fin de mantener a finales de 1982 el mismo nivel de trabajadores ocupados que en estos momentos. Ello significa la necesidad de crear del orden de 350.000 nuevos puestos laborales para recuperar el previsible incremento del paro en ese periodo. En esta línea, en el último Consejo de Ministros se aprobaron diversas disposiciones encaminadas a facilitar el desarrollo del programa, de cuya trascendencia social y económica pocas dudas caben en una coyuntura tan tenazmente adversa como la que vivimos. Las instrucciones abarcan un amplio campo y habrán de ser seguidas por nuevas medidas concretas que es propósito del Gobierno tomar antes de que se inicie el éxodo veraniego. Se adopta, pues, por todos los agentes del sistema una actitud beligerante en materia compleja y vidriosa. La postura de las organizaciones patronales y las más importantes centrales sindicales, y la exigencia que se impone a sí mismo el Gabinete Calvo- Sotelo, pueden traducirse en un alivio de las tensiones que pesan sobre el mercado de trabajo y en un ordenamiento racional y coordinado de las acciones destinadas a quebrar la trayectoria ascendente del desempleo. Porque, en definitiva, se trata más de una operación defensiva frente a un mal mayor de día en día. Sólo la recuperación de los principales equilibrios internos y externos permitirá a medio plazo la solución gradual y progresiva del problema. Un problema que, por cierto, no es sólo nuestro. Los últimos datos que nos llegan de la Comunidad Económica Europea- -sin incluir a Grecia, su décimo miembro- -revelan que el paro ha ere- PIELES LUÍ AL 3 EÍÍO TALLER DE PELETERÍA -ESFECIALISIASEN- REFORMAS R E N Í U J O R I C E SU antigua prenda de PIEL ÍEFORME AHORAYFAGUE EN INVERNÓ (Cámaras frigoríficas propias) HERM 0 SILLA, 81 Teléfono 4040762 ESTACIONAMIENTO GRATUITO EN GENERAL PARDINAS, 15 ANUNCIOS TARIFA OFICIAL Carlos Jaime. 255 56 00- 256 70 23- 256 66 38