Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 12- 5- 81 SUCESOS A B C 59 Dos jóvenes se ahogaron cuando recorrían el río subterráneo Una joven de diecinueve años Otra vez la cueva malagueña Del Gato escenario trágico para la espeleología MALAGA (Francisco Acedo, corresponsal) La peligrosa sima de Benoján, conocida en los ambientes populares como la Cueva del Gato (situada en el interior de la provincia malagueña, en su zona occidental, muy cercana a Marsella) se ha vuelto a cobrar dos vidas humanas: las de Carmen Aguilar Castro y Eduardo Urbano Vallecilio, ambos de veintitrés años, miembros del denominado grupo espeleologico Mar, de La Línea de la Concepción. Junto con otros tres compañeros más, los Jóvenes fallecidos penetraron en la cueva para realizar actividades de diversa índole, pero principalmente deportivas, sobre tas cuatro de la madrugada del sábado al domingo. El grupo, pese a pertenecer federativamente a una entidad linense, estaba integrado principalmente por jóvenes de la provincia malagueña. A las 8,30 del domingo, una fuerte corriente de agua derribó a los cinco espeleólogos, que iban en una lancha de goma. El grupo quedó disgregado en el interior de la cueva. Con el paso de las horas y al no salir al exterior a la hora prevista, jóvenes de los espeleólogos que esperaban en la otra boca avisaron a las fuerzas de la Guardia Civil de la zona, que comenzaron a actuar. La labor de rescate se inició poco después de la medianoche, interviniendo en los trabajos especialistas de la Benemérita, así como grupos espeleológicos de Ronda, La Línea de la Concepción, Marbella y Málaga capital. Tras largas horas de difícil tarea e incertidumbre, en las primeras horas de la mañana fueron hallados tres de los excursionistas: Antonio Núñez Ramírez, de veintitrés años; Juan Montero Benítez, de veintidós, y Cristóbal Santos García, de quince. RESCATADOS LOS CUERPOS. Continuaron las tareas y antes del mediodía de ayer fue hallado el cuerpo sin vida de la única mujer del grupo, Carmen Aguilar Castro, en las proximidades de un lago o remanso existente en la cueva. El dictamen médico- forense oficial indica que la muerte le sobrevino por asfixia y ahogamiento, amén de diversas contusiones en la cabeza y rostro. Sobre las cuatro de la tarde era recuperado por submarinistas de la Guardia Civil el cadáver de Eduardo Urbano Vallecilio, natural de La Línea de la Concepción. Los diferentes grupos de rescate se habían subdividido en las diferentes zonas de la cueva, estimándose que podría estar el cuerpo entre alguno de los múltiples huecos y peligrosos recodos del interior de la sima. El hallazgo se produjo muy cerca de la salida, conocido por Hundillero Gato. N. de la R. De cuatro kilómetros de longitud y con desniveles de unos doscientos metros, la Cueva del Gato es una de las más atractivas de todo el territorio nacional, pero a la vez también la que encierra mayores peligros, sobre todo si se recorre en época de lluvias. En su interior hay más de 30 lagos de gran belleza, riscos, pasos angostos y enormes salas de estalactitas. Es una verdadera cueva- escuela de espeleología, ya que para recorrerla hay que nacer de todo: Escalada, paso de corrientes, descensos, subidas y, cuando el nivel de las aguas está alto, los angustiosos sifones es decir, hacer submarinismo y atravesar, muchas veces a pleno pulmón, pasos con el agua hasta el techo para salir a zonas donde ya hay cavidades sin inundar. Estos sifones a pesar de las dificultades que encierran, no son paradójicamente las causas de accidentes mortales. Estos estriban en la escalada de las cumbres montañosas; en no prevenir los cambios bruscos del tiempo; en las alturas, el hielo y las nieves; en las simas, las inundaciones. Por ello, casi siempre que ocurren desgracias en esta cueva se deben pricipalmente a que el nivel de las aguas sube por las lluvias recfentes más de lo que estiman tos Jóvenes espeleólogos y generalmente los accidentes surgen porque la furia de la corriente arrastra y vuelca las frágiles embarcaciones neumáticas de que se sirven estos deportistas para navegar por el cauce del río subterráneo. En diciembre de 1976 cinco espeleólogos alicantinos se perdieron en la cueva, pero sólo cuatro llegaron a la salida. Ei cadáver del quinto fue hailado tres meses después por otros espeleólogos. Mata a su hijo de cínoa (fías arrojándole a las agyas de! puerto de iafiin IBIZA (Sánchez- Ferreiro, corresponsal) La Policía Nacional rescató el pasado domingo de las aguas del puerto de Mahón e! cadáver de un niño de cinco días, arrojado por su madre. Marta Tortosa, de diecinueve años, quien manifestó a la Policía qua había advertido al padre de la criatura de sus deseos de abortar o de deshacerse del niño. La presunta parricida se encuentra en la Residencia de la Seguridad Social a causa de unas hemorragias surgidas tras el parto y será puesta a disposición judicial. Marta Tortosa, hija de los dueños de una conocida pastelería de Mahón, dio a luz en la mencionada residencia el martes, día 5, y abandonó el centro sanitario el 9, sábado. Cuando a la mañana siguiente, domingo, la abuela del recién nacido acudió a casa de su hija para interesarse por la madre y el hijo la muchacha le dijo que acababa de arrojar al niño a las aguas del puerto. Disfrute unas vacaciones inolvidables navegando por el Mediterráneo a bordo del fabuloso buque GAULEO GAULEI Diez cruceros por el Mediterráneo visitando: Italia- Egipto- Israel- Turquía Grecia- Francia. SAUOAS DESOEBWCEIONA El GALILEO GALILEI está dotado de piscinas, sauna, discoteca, cine, salas de fiesta, salones de juego para niños, etc. Informes y reservas en cualquiera de nuestras 91 oficinas.