Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Todos a la greña Pocos programas de TVE como Su tumo pueden presumir de haber captado la atención del público en tan poco tiempo de permanencia en la pequeña pantalla. En cada programa, como en cada salida de don Juan Tenorio, el escándalao ha ido con él. No se sabe si eso es bueno o es malo, pero forzoso es reconocer que, al menos, es un mérito que no está al alcance de todo el mundo. El miércoles, después del match Ole, olé Yeah, yeah es decir, folklore versus rock Jesús Hermida se despidió hasta mejor ocasión para desesperación de muchos telespectadores. Si vuelve algún día con la misma fórmula le aconsejamos que cambie de título y, en lugar de Su turno lo llame Todos a la vez Algo así, todos a la greña, fue como se desarrolló el programa del miércoles. El único que dio imagen de seriedad y respeto fue el público, muy joven por cierto, que llenaba la sala. Los protagonistas estuvieron a punto de tirarse de los pelos aunque, eso sí, diciendo que se respetaban mucho. Parecía, esa impresión almeno sacamos, que se disputaban el pan y la sal y que en el mundo de la música no hay sitio nada más que para el rock o para el folklore El match tuvo por principales contendientes a Lola Flores- -casi genial, graciosa, ocurrente y muy sensata- -y a Ramoncín, en un despliegue contraculturista muy propio; buenos comparsas fueron Lauren Postigo, menos empalagoso que cuando presenta programas, y Carlos Tena, con un pretencioso tono guasón bastante cargante, que al final amortiguó señalando lo más constructivo de la noche: hay que echarle imaginación a la canción española; tras ellos, a mucha distancia, quedaron Conchita Márquez Piquer, la fina de la reunión, soltando tacos a gqgó y Pepe Cañaveras, para quien parecía que la cosa no iba con él. Pero, sobre todos, repetimos, el público. Ese sí que respetó su turno. Peligro en la carretera Ante las vacaciones de Semana Santa y el elevado n ú m e r o de accidentes- -muchos mortales- -que se producen en las carreteras españolas, el espacio de hoy Más vale prevenir pondrá el acento en esa fecha con una serie de recomendaciones que deben de tenerse en cuenta a la hora de sentarse al volante. Es una llamada de atención, tanto para el conductor miedoso y excesivamente prudente como al valiente que piensa siempre que los únicos que se mueren son los otros. También en este programa se quiere hacer ver la gran importancia de cinturón de seguridad, ya que de los 5.200 accidentes de tráfico que se produjeron el año pasado, esta cifra podría quedarse reducida casi a la mitad si los conductores hubiesen llevado puesto el cinturón. Para que los espectadores tengan- plena conciencia de las consecuencias que supone no llevar el cinturón, el equipo de Más vale prevenir ha rodado las secuencias de un coche que es lanzado en vertical a una velocidad aproximada de 80 kilómetroshora. En este ejemplo se puede ver cómo en los dos primeros segundos el asiento del vehículo se arranca; seguidamente el cuerpo del conductor se vence chocando contra el volante y el cristal delantero, y así en menos de un minuto una persona puede estar muerta por tanta negligencia. Para el rodaje de esta prueba se ha contado con la colaboración del especialista Alain Petit. El programa de hoy está realizado por Vicente Alcobendas, guión de Tomás Zardoya y dirección de Ramón SánchezOcaña. Se emite a las ocho veinticinco de la tarde por la Primera Cadena. En Flandes se ha puesto el sol de Eduardo Marquina Esta noche, en Estudio 1 áe representa la obra de Eduardo Marquina En Flandes se ha puesto el sol que fuera estrenada en el teat r o Urquiza de Montevideo, el 27 de julio de 1909, por la compañía de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza. Esta es una comedia dramática, escrita en. cuatro actos y en verso, sobre las últimas luchas de los Tercios españoles en Conchita Cuetos, en una escena de En Flandes se ha puesto el sol los Países Bajos. Realmente es la historia de una derrota, el sol se centra en la vida del pintor Juan más que de una ocupación, en la que se Pablo Godart, hombre hondamente preoponen de manifiesto las atrocidades que cupado por la guerra entre españoles y flase cometen en tiempo de guerra; con el mencos. Una hija de éste, Magdalena- -la decisivo inventivo de unos invasores, en otra se llama Isabel- se casa con un capieste caso españoles, que actuaron con tán español, Diego de Acuña, de cuyo magran dureza, mientras que el pueblo de trimonio tienen un hijo. Flandes luchaba por su independencia y liCuando las tropas españolas cercan una bertad. Esta es la versión histórica que población vecina a Brabante- -lugar donde ofrece Marquina. Es necesario hacer esta vive la familia Godart- -cae herido el capipuntualización, ya que la crítica ha acután Diego de Acuña. Unos soldados le llesado a esta obra de escasa fidelidad a los van a casa de Juan Pablo, quien les recibe acontecimientos históricos. Es una intercon claras muestras de desagrado; pero su pretación muy sui generis con la que el actitud cambia cuando tiene conocimiento espectador ha de tener cierta cautela, porde que el capitán lleva una carta para firque no todo lo que se cuenta corresponde mar ta paz. a la ocupación española en Flandes. Es un En Flandes se ha puesto el sol está inriesgo que se ofrezcan obras que siembren terpretada por Miguel Gallardo, en Diego; confusión; hecho que es más lamentable Ángel Picazo, en Juan Pablo; Conchita todavía si tenemos en cuenta que esta es Cuetos, en Magdalena; Antonio tranzo, en una de las peores obras de Eduardo MarMancer; Maruchi Fresno, en María, entre quina. un amplio reparto de actores. La obra está realizada y adaptada por Manuel Ripoll. La acción de En Flandes se ha puesto El cine en casa jAY, QUE ME CAIGO! de Clyde Bruckman, norteamericana, realizada en 1930; tiene una duración de hora y media, y se pasa esta noche, a las nueve, por la Primera Cadena. Es ésta una de las películas clave en la filmografía de Harold Lloyd. Por un lado, es su segundo filme hablado, y primero concebido para ser rodado con sonoridad, y, por el otro, estamos quizá ante el último trabajo satisfactorio del gafitas Aquí se inicia la decadencia de este genio del cine cómico, inolvidable, creador de uno de los personajes más humanos y de gags originalísímos, aunque los haya repetido muchísimo. Esta misma noche vamos a tener ocasión de presenciar su acostumbrada, aunque eficaz, representación en el alambre en el vacío: todo un ejercicio de acrobacia que provoca la risa y el suspense Atención a la escena de la huida por el andamiaje de una fachada. Calificación: Véala si no tiene algo mejor que hacer. Vale la pena verla. Debe verla si quiere mejorar su opinión de la televisión. Cosas ha muerto, viva bla, bla, bla No lo decimos para que no se lo pierdan, pues si se lo pierden no se pierden nada, pero, a Dios gracias, esta tarde se despide de la pequeña pantalla ese cajón de sastre que era Cosas Vayase en buena hora ese programa que, pensado para ser el más grande, se quedó en el más largo, más pesado y de menor calidad de toda la semana. Sálvese de la quema alguno de los números que lo constituían y alguna de las personalidades que, como recurso salvador, fueron desfilando por él, pero como conjunto es una de las cosas más lamentables que nos ha tocado ver en televisión. Los responsables del programa presumen de índice de aceptación en la última semana contabilizada andaba por el puesto 16) pero mejor sería que ellos y otros pusieran más atención en la calidad de su trabajo que en esos recursos baratos y, por supuesto, de muy dudosa fiabilidad. Sustituye a Cosas un nuevo programa, relativamente nuevo, pues va a tener el mismo, más o menos, contenido. Se llamará Bla, bla, bla y esperemos que sea algo más que un bla, bla, bla. Lo va a dirigir José Joaquín Marroquí, y, al parecer, se escorará del lado del mundo del espectáculo. Hay películas que no puede uno perderse sin lamentarlo.