Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 6- 2- 81 CULTURA Y SOCIEDAD La más importante figura del arte asturiano 4. BC 35 Una feliz iniciativa cultural Recital sobre los Zéjeles del Libro de Amor de Jesús Riosaüdo MADRID (Julia Sáez- Angulo) Se ha estrenado en Madrid los Zéjeles dei Libro de Amor y algunos poemas más del escritor Jesús Riosalido, musicados por la compositora argentina Estela Uñarte. El concierto- recital en el que actuó el guitarrista Martín Díaz y la propia Estela Uriarte tuvo lugar en el Instituto de Cooperación Iberoamericana y se ha repetido en el instituto Hispano- Arabe de Cultura. Al acto asistieron numerosos arabistas, entre ellos, Emilio García Gómez. Zéjeles del Libro de Amor... fue mi primer libro y me decidí a publicarlo por consejo de Luis Calvo, a quien le gustó y me animó a editarlo dice Jesús Riosalido. Es un libro lleno de optimismo, aíegría de vivir y esperanza en lo más hermoso de la vida que es el amor. En todo amor hay una trascendencia, sea al país, a una mujer o a las personas queridas qué el azar 1 nos ha puesto en derredor. El paraíso, si existe, estará lleno de seres queridos. Los poemas, sigue explicando Riosatido, están inspirados en la cultura árabe. El zéjel es la primera estrofa en lengua popular que conoció la poesía árabe, ya que antes sólo se escribía en casidas u odas monorrimas. En España introduce la poesía estrófica en lengua árabe, Muqáddam Ben Muafa, el Ciego de Cabra, que le llama la ceñida, porque cada estrofa parece como si comprimiera la poesía dentro de un cinturón. El Ciego escribía en lengua clásica, pero Aben Quzmán va a escribir lo mismo en lengua popular llamando a la nueva forma zéjel, que es una especie de balanceo o barlecito. Los poetas del Siglo de Oro usan mucho el zéjel, pero luego cae en desuso hasta el siglo XX en que García Lorca lo utiliza en la canción popular Tres morillas me enamoran en Jaén Yo también intenté renovar esta tradición con una poesía de raíz surrealista, no críptica, sino comprensible, dentro de un formalismo, con temas y sentimientos de la mujer y el hombre de hoy. La compositora Estela Uriarte, que ha compuesto, entre otras obras, la suite Yo canto a Platero en homenaje á Juan Ramón Jiménez, y la ópera- rock Afrodita Jean estrenada en Copenhague, cuenta que quiso musioar los Cuentos de la Alhambra pero cuando leyó los versos de- Jesús Riosalido sintió que llevaban ya la música árabe, que buscaba, dentro. Siempre me ha atraído el mundo árabe del sur de España y los poemas del Zéjeles del Libro de Amor llevan ese mundo. Estoy tan identificada con estos poemas de Riosalido que me gustaría hacer una segunda parte. Estela Uriarte espera estrenar su suite sobre Platero en la Bienal del Sonido de Valladolid de este año. Ahora está componiendo música para los Cuentos de Andersen Estela está casada con el director de orquesta danés Martin Elmquist y ambos residen en Copenhague. El guitarrista, también argentino, Martín Díaz, vive también en la capital danesa, donde actúa y da clases para numerosos alumnos procedentes de los países escandinavos. Paulino Vicente, medalla de plata a las Bellas Artes OVIEDO (A. Méndez, corresponsal) En solemne acto celebrado en el Gobierno Civil de Oviedo el titular del mismo ha impuesto la medalla de plata al mérito en las Bellas Artes al ilustre pintor ovetense Paulino Vicente, sin duda la más importante figura del arte pictórico asturiano que aún vive, y continúa trabajando a los ochenta y un años de edad. Paulino Vicente fue distinguido recientemente por esta su ciudad natal con el título de hijo predilecto y la rotulación de una calle con su nombre. Dentro de pocas fechas Paulino Vicente recibirá, también aquí, ¡a medalla de plata ai Mérito en el Trabajo que, asimismo, le ha sido concedida. Paulino Vicente ha fulminado la dicotomía La gloria, esa cosa fungible, y melancólica le llega plena á Paulino Vicente en su tierra de la pintura regionalista o localista. Su gusto natal, en su rincón ovetense donde ha local- -ese gusto que unlversaliza cuanto plantado, pintado árboles, tuvo un hijo gran toca- -conviven en su obra con una exigente pintor para más señas llamado Paulino Vi- elaboración. Cada país tiene una tradición y cente el Mozo, que murió en su plenitud artís- la de Oviedo es típicamente provinciana, tica, y si no escribe libros, se los escriben, dando al término todo el fulgor de un costumcomo ese magno texto editado por la Caja de brismo que pierde en esta pintura o en las letras colaterales- -Clarín o Pérez de Ayala- -Ahorros de Oviedo, de Gerardo Diego. Paulino Vicente, como tantos otros pintores todo su tipismo que anula lo humano. Desde de su entorno, como Nicanor Pinole, Evaristo Oviedo, desde el gran balcón de sus montaValle, es de esos hombres que vuelven a su ñas Paulino se mira al mundo, como Adán o tierra como las grajas, siquiera fuese con una Moisés. Paulino Vicente puede tener- -como le pata- -aunque Paulino ya traía de Francia e Italia las dos bien cubietas de oficio y arte- -y ocurría a Benjamín Palencia- -la vanidad de ya casi nunca salen. En su rincón de pertenecer a la generación del 27. Cosa que Oviedo, celda y ventana al paisaje, en la queda clara en el libro de Gerardo Diego que ciudad de la nisbla o en las tineblas en ha cantado, además, así ¡a Vicente en su las cumbres -Vicente es a Pérez de Ayala, color de pintor de las viejas casas de Pilares lo que el orbayu al Foñtán el pintor- -todas con almas de azafrán- -cuando deja vivía insuflando el aire que Asturias necesi- el sol sus soñares en las fachadas del Fontaba para respirar. Carlos Luis Alvarez ha es- tán Pues, Paulino Vicente ha recogido toda crito que es el alma personal de Oviedo, la atmósfera, hasta pintar los invisibles repulgos teológicos aparte, lleva una razón átomos del aire como dice Alarcos Llorach en el prólogo de la monografía de Gerardo que define. Y es que por lo demás está casi todo Diego. Condiscípulo de Dalí y de los Mallo, no dicho. Cuando se contemplan los cuadros de Paulino Vicente- -esos pequeños cuadros de sólo ha interpretado la radical emoción de Aslírico impresionismo, esas luces inmóviles, el turias- -en tiempos de falsas identificaciososiego de las lontananzas que no desmere- nes- sino lo elemental humano. Es la prueba de los nueve de su humanismo. Aquel cen sus paisajes de volúmenes monumentales, etc. y se pone una atención franciscana, pintor que hacía las delicias de A B C, Blanco y Negro y La Esfera ha dejado canta en ellos la primavera. Asturias, esa Assu patria quieta y eternizada en los lienzos, turias desbordada de verdes y rojos de Pinole o la nostálgica de Evaristo Valle, cobra línea efigiando de paso a una generación de hombres españoles que van de Salvador de May precisión en un dibujo disciplinado e imbodariaga- -que. retrató en Oxford- -hasta el rrable. Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón. Hijo predilecto de Asturias, la medalla de plata concedida ahora es la coronación de una vida, de una vida que corona una obra. TRES ZETAS Sensacional liquidación Colección Verano procedente de Marbella (incluidos trajes de baño) DE DESCUENTO TRES ZETAS Ortega y Gasset, 17- MADRID Teis. 276 1 G 36- 226 11 43 50 Oyadernos dei Norte recuerda los veinte años de la de Tiempo de silan do Guillermo Cabrera Infante, Emilio Alarcos Llorach, Torrente Ballester, Manuel Vicent, Francisco Umbral, Paco Ignacio Taibo, Gonzalo Suárez y Juan Marsé, son algunos de los autores que colaboran en el cuarto número de Los Cuadernos del Norte revista cultural de la Caja de Ahorros de Asturias que dirige Juan Cueto Alas. En el número con el que cumple su primer año la publicación, Lluis Basset, Jesús Ibáñez, Miguel de Moragas y Vicente Verdú realizan un estudio crítico de la ética y la estética de las diversas partes de la casa. Gerard Xuriguera y Orlando Pelayo escriben de Luis Fernández. Emilio Alarcos Llorach, a! cumplirse los veinte. años de la publicación de Tiempo de silencio de Luis Martin Santos, hace un análisis de esta importante novela.