Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 A BC NACIONAL Visita oficial de tos Reyes al País Vasco JUEVES 5- 2- 81 La España que todos anhelamos debe ser una realidad estable y libre de vida en común proyecto como la construcción de una España de las autonomías, ni ignora las dolorosas manifestaciones de violencia que con frecuencia ensangrientan esta querida tierra vasca. CONDENA DEL TERRORISMO La Reina y yo nos sentimos plena y emocionadamente solidarios con la grave situación que vive este pueblo, con todas y cada una de las víctimas que aquí se han producido en los últimos años, y quisiéramos que conste, una vez más y públicamente, el testimonio de nuestra condolencia. Como quisiéramos que constase a la representación del pueblo vasco, hoy aquí reunida, el dolor que conmueve a la Corona cada vez que los territorios vascos se ven agredidos en la esencia misma de su conciencia pacífica, cristiana y humanitaria, por cada nuevo crimen, por cada nueva violencia. Pero ilusión y esperanza por encima de todo ello. Y esperanza derivada además de la propia realidad histórica del pueblo vasco, de este pueblo corto en palabras, pero en obras largo como lo definió agudamente Tirso de Molina. Porque si hay un término que de alguna manera resume lo que el pueblo vasco ha soportado, al quehacer colectivo de este país ese término es laboriosidad. Desde las antiguas terrerías y empresas marineras, a las grandes concentraciones fabriles actuales, el pueblo vasco ha hecho y hace de la idea del trabajo, del esfuerzo tenaz, callado y vigoroso, principio básico de su sistema social y de su concepción de la vida. El resultado de ese esfuerzo colectivo ha sido la sociedad vasca actual. Una sociedad industrial, urbana y moderna en la que la ética solidaria y democrática del trabajo ha ido gradualmente hermanando a los vascos y a los que aquí vinieron desde otras tierras, en una comunidad plural de convivencia e integración. CONFIANZA EN EL FUTURO DEL PUEBLO VASCO Es el espíritu de laboriosidad, contrastado a lo largo de los siglos, lo que constituye uno de los motivos de mi confianza en el futuro del País Vasco y que yo quisiera transmitir a todos los habitantes de esta comunidad, precisamente ahora, cuando parecen abatirse sobre ellos las sombras de la crisis y del desaliento. Y esa confianza surge de que todo en el País Vasco es expresión de vitalidad de un pueblo emprendedor y dinámico. Espero además que los propios resortes orales del pueblo vasco, reforzados por el apoyo solidario de toda España, terminarán por restaurar en estas tierras la convivencia, la libertad y la tolerancia que siempre las distinguieron. El País Vasco, de cuya vocación de libertad es símbolo el árbol que aquí a todos nos acoge, puede hoy ver realizado el proyecto de democracia vasca que, bajo una forma y otra, siempre alentó en las voluntades vascongadas, antes y después de la abolición toral. Un País Vasco que constituye parte irrenunciable de nuestro proyecto de vida en común, dentro dé la unidad de España. Un País Vasco dotado de autogobierno para sus instituciones políticas, económicas, jurídicas y culturales, siempre al servicio de una idea de sociedad vasca que asuma el pluralismo político y cultural, definidor del comportamiento histórico del pueblo vasco. UN PAÍS VASCO EN PAZ Un País Vasco en paz, donde la convivencia y la seguridad ciudadana vertebren la estructura de la vida social, coronen e impulsen los nuevos procesos de transformación que exige el actual nivel de desarrollo de la sociedad vasca y posibiliten el logro de las nuevas cotas de bienestar social y civil que aquélla requiere. Un País Vasco solidario con el resto de España, ya que no existe verdadera libertad allí donde la paz y la solidaridad no estén garantizadas. He dicho en alguna ocasión que nuestro mayor peligro en la hora actual son el desánimo y el desaliento. Pues bien, en esta mi primera visita como Rey a las tierras que sufren como ninguna el encono de la violencia y del sectarismo quiero hacer un llamamiento responsable a la situación y a la confianza en el futuro de nuestro país. Y quiero hacerlo aquí precisamente porque tengo la convicción de que la energía y la tenacidad de este pueblo han de contribuir, una vez más, a la vigorización moral de la España democrática que estamos construyendo. El País Vasco ha empezado ya a perder el miedo al miedo, a afirmar su voluntad de supervivencia como colectividad y a recobrar la fe en sí mismo y en su futuro. Que el País Vasco y sus hombres acierten a respetar el reto que hoy la Historia les plantea constituye el más ferviente deseo de la Corona. Que renazca con vigor, aquí en Guernica, el árbol de la libertad vasca; así será realidad el deseo que inicia el gran poema épico Euskaldunak de Nicolás de Ormaechea: Geroak esan beza herri bat izan zan edo ta ais semaiogun ontan iraun dezan. (Que el futuro pueda exclamar: Aquí existió un pueblo o mejor aún, démosle ímpetu para que pueda perdurar. Unánime repulsa de los partidos con representación parlamentaria MADRID. La actitud que mantuvieron ayer los componentes de la coalición Herri Batasuna en el acto presidido por los Reyes de España en la Casa de Juntas de Guernica ha sido condenado por la totalidad de los partidos con representación parlamentaria. ABC ha realizado una encuesta de urgencia, que arroja las siguientes opiniones: Miguel Roca Junyent (Convergencia DemoJesús María de Viana (UCD) crática de Cataluña) Repudio y condeno enérgicamente el inci En primer lugar ha sido un acierto, no tan dente protagonizado por Herri Batasuna. Con frecuente, la retransmisión por televisión de la la presencia de los Reyes se mostraba la soescena, porque ha servido para demostrar lidaridad de toda España con el País Vasco. quién concibe la democracia como una norma de respeto y convivencia y quién la ignora Florencio Aróstegui (Alianza Popular) tratando de imponerse mediante el menospre Se ha visto con claridad que son una micio y la violencia. Por otro lado, hay que desnoría. Todos los partidos políticos, a pesar de tacar el temple y la serenidad del Rey, que nuestras diferencias, hemos reaccionado conha sabido estar a la altura de su función tra ellos en defensa de la más alta magistraconstitucional y ha permitido así que el acto tura del país. Nos hemos puesto todos en el se desarrollara, una vez terminado el incibando de la paz frente a quienes quieren la dente, con el valor de su ejemplo y la autoriguerra. dad moral que del mismo se deriva. Francisco Romero Marín (Partido ComuEnrique Múgica (Partido Socialista Obrero nista) Español) Nosotros pensamos que la actitud del Rey Hemos visto de un lado a la Corona, ha sido políticamente importante, contriapoyada por el pueblo vasco, y de otro a buyendo sin duda a la normalización del País Herri Batasuna convertida en apologista braVasco. Cualquier acción que venga a entormante del terrorismo etarra. Ahora, tras la vipecer el viaje del Rey la consideramos muy sita de los Reyes, podemos armonizar desde negativa y la condenamos enérgicamente. la emoción el ¡viva España! y el ¡gora EusComunicado de Alianza Popular kadi! Ante la intolerable actitud de los componentes de la coalición Herri Batasuna, Alianza Luis María Retolaza (consejero del Gobierno Popular solicita que, de forma inmediata, se Vasco) Este incidente estaba en el ambiente proceda por parte del Gobierno a excitar el desde el martes. La intervención de la coali- celo del Ministerio Fiscal en orden a la depución abertzafe en el sentido en que lo ha ración de las conductas antes dichas por los hecho, era de esperar. No ha sido, por lo Tribunales de Justicia, tanto en su aspecto de tanto, ninguna sorpresa; lo que sí hay que actitudes personales como en orden a la ¡ledecir es que hemos presenciado un galización de los grupos, coaliciones y partiespectáculo muy triste de cara a nuestro pue- dos, que ni respetan la Ley ni se producen a tenor de las más mínimas y exigibles normas blo. éticas y democráticas. Mario Onaindía (Euskadiko Ezkerra) José María Benegas (Partido Socialista Vasco) Evidentemente fortalece a la Monarquía. Don Juan Carlos nos ha dado una lección La Monarquía del Rey Juan Carlos, quizá por de democracia, arrostrando la situación y perprimera vez en su historia, ha quedado por maneciendo, durante todo el tiempo, en una encima de las fuerzas políticas, de las disenactitud digna y paciente. siones políticas, como representante de la tolerancia, de la libertad y de la democracia, Roberto Lertxundi (Comunistas del País mientras que el resto de los vascos que no Vasco) estamos de acuerdo con la Monarquía ha La situación, con la presencia de Herri quedado simplemente como los intolerantes. Batasuna, era, de alguna forma, esperada.