Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 A B C SUCESOS MARTES 6- 1- 81 Entre las estaciones de Miraflores y Soto del Real Seis muertos y veintisiete heridos al chocar un Ter con una locomotora MiRAFLORES (Madrid) (Alfredo Semprún) A las diez horas treinta y siete minutos de la mañana de ayer y en el punto kilométrico 45,100 de la vía férrea Madrid- Burgos, en un largo tramo recto situado entre las estaciones de Miraflores y la de Manzanares- Soto del Real, el tren Ter número 2372, que procedente de Burgos se dirigía a la terminal madrileña de Chamartín, chocó frontalmente contra la locomotora Diesel número 333021 que, habiendo partido de la citada terminal se dirigía a la estación burgalesa de Aranda de Duero, donde habría de tomar el correspondiente servicio de tracción. Seis muertos y veintisiete heridos de diversa consideración es el balance definitivo de esta catástrofe ferroviaria. Cuatro de las víctimas son empleados de RENFE y la única mujer fallecida es una hija dei periodista Ismael Medina. El tren Ter, compuesto por un coche tracción de segunda clase, número 597- 037- 7, y otro de primera, el RC- 3739, había partido dé la estación de Miraflores, donde esperó unos breves minutos el paso, en dirección contraria, de otro convoy. Según noticias, que no hemos podido confirmar oficialmente, pero obtenidas tanto en la estación indicada como en el lugar del suceso, esta maniobra viene a ser rutinaria para tos conductores de este tipo de trenes que cubren la línea en cuestión. Eso- -se nos ha dicho- -ha podido ser la causa de que el Ter saliera de Miraflores en dirección a Madrid, emprendiendo su ruta por el carril único, sin fijarse su conductor en que la señal de semáforo continuaba en rojo, es decir, impidiéndole el paso, ya que se esperaba la llegada de la locomotora que en solitario rendía viaje hasta Aranda del Duero procedente de Madrid. Esta circunstancia, ignorada por el conductor, debió impulsarte a emprender la salida sin prestar atención al semáforo, una vez pasó por su iado el convoy que esperaba. El hecho es que el Ter en esos momentos corría ya raudo hacia Madrid siguiendo la recta que configura la vía única entre las citadas estaciones de la sierra madrileña. Entretanto, por la misma vía, y dirección contraria, se acercaba la locomotora cuyos conductores, así se supone por los rastros dejados en la vía, debieron intentar inmovilizar la pesada unidad al ver- -en el tramo existe una gran visibilidad- -que un convoy se les echaba encima. CHOQUE BRUTAL- -La colisión fue inevitable y el impacto brutal. El primer coche del tren Ter se empotró prácticamente en la locomotora, quedando en gran parte montado sobre la misma. Se dieron dos circunstancias que han hecho que el número de víctimas no sea más elevado: la primera de ellas es que en el primer coche del Ter, el que recibió el brutal impacto, viajaran aparte de sus dos conductores y el interventor, sólo cuarenta personas, y seis en el segundo coche, y especialmente que la parte, delantera de aquél estuviera compuesta por la cabina de conducción y separando a la misma del compartimento de pasajeros, la zona destinada a equipaje. La primera persona que se dio cuenta de la tragedia fue el conductor de un camión que viajaba en dirección a Miraflores de la Sierra ¡el cual apresuró su marcha hasta la mencionada localidad poniendo sobreaviso a la Guardia Civil. El benemérito Cuerpo trasladó de inmediato a todos los efectivos con los que contaban en esos momentos en la zona, mientras se ponía en contacto con Madrid en demanda de ayuda. Por su parte, el médico titular de Miraflores, señor Molina Redondo, sus auxiliares sanitarios, se trasladaron al lugar del accidente con material sanitario preciso para atender a las posibles víctimas del siniestro. EL TRABAJO DE RESCATE. -En Madrid fue la Dirección General de Protección Civil la que dispuso y coordinó todos los servicios de auxilio. El teniente coronel señor Del Pino, jefe provincial de Madrid de dicha Dirección, se encargó directamente de enviar los servicios de bomberos, ambulancias, equipos médicos y, en definitiva, todo el conjunto de ayuda humana y técnica que hizo posible que dos horas después del siniestro la totalidad de los heridos hubieran sido ya evacuados a los centros sanitarios más próximos, concretamente a los de Ramón y Cajal y la residencia La Paz. Por su parte, la RENFE envió un tren de socorro con una amplia dotación de operarios El jefe de estación de Miraflores trató de impedir el accidente MADRID. El jefe de la estación de Miraflores de la Sierra trató de adelantar por carretera al Ter de Burgos para avisar al maquinista de que por la vía circulaba una locomotora, según han informado a Europa Press fuentes de Renfe. Las mismas fuentes han señalado que el jefe de la estación, al darse cuenta de que el maquinista, acostumbrado a salir de Miraflores tras el cruce del ferrobús al que esperaba podría emprender en seguida la marcha, tomó su vehículo y viajó por carretera para intentar impedir el accidente, pero no llegó a tiempo El Ter que ha sufrido el accidente llevaba, al salir de Burgos, tan sólo diez pasajeros. Fuentes de Renfe en la capital burgalesa han señalado que, con toda probabilidad, el Ter habrá recogido más viajeros a lo largo de las paradas que realizó hasta Miraflores de la Sierra. EL MI 1I STRO DE TRANSPORTES VISITO A LOS HERIDOS MADRID. El ministro de Transportes y Comunicaciones, José Luis Alvarez, visitó a primeras horas de esta tarde, en el centro hospitalario Ramón y Cajal, a las víctimas del accidente ferroviario. Él señor Alvarez, acompañado del subsecretario de Transportes y Comunicaciones, Juan Carlos Guerra Zunzunegui, y altos cargos de Renfe se personó en el citado centro sanitario, interesándose por el estado de los heridos, con algunos de los cuales habló durante unos minutos. Por su parte, ej presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaicóechea, ha enviado un telegrama al gobernador civil de Madrid, Mariano Nicolás, expresándote su condolencia por el accidente ferroviario. El telegrama del lendakari dice textualmente: Con motivo del trágico accidente ferroviario ocurrido en el término de Miraflores de la Sierra, reciba mi más sincero pésame, con el ruego de que lo haga extensivo a los familiares de las víctimas, así como mi deseo de recuperación de los heridos. Carlos Garaicpechea, presidente del Gobierno vasco. para retirar las unidades afectadas y dejar expedita la vía, lo que fue posible a las siete de la tarde. Hasta Siegar sse momento los trabajos de rescate fueron tan laboriosos como lo exigía el estado en que habían quedado ambas unidades. Todos los cadáveres y gran parte de los heridos pudieron ser rescatados gracias a las grúas y vehículos tractores aportados por Guardia Civil, bomberos y particulares. Finalmente, la poderosa máquina diesel del tren de socorro consiguió arrancar a la locomotora de entre las entrañas del Ter en donde había quedado empotrada. DIFÍCIL IDENTIFICACIÓN. -Tal era el estado en que quedaron los cadáveres- -todos ellos fueron trasladados al depósito de Miraflores- -que su identificación fue al principio casi imposible, salvo en el caso dei interventor del Ter, única de las víctimas al que se le encontró un papel con su nombre, precisamente la comunicación oficial en la que se le notifica el haber aprobado su ingreso como interventor en los exámenes del pasado mes de agosto. En cuanto a los cadáveres restantes se supone- -la RENFE lo daría por definitivo a última hora de la tarde- -que tres de ellos correspondían a personal de la compañía. También resultó muerta Mirian Medina Bañón y su novio, Miguel Ángel Astano. Mirian es hija del columnista de El Alcázar tsmael Medina. Relación de muertos y heridos en el accidente La identidad de los fallecidos es la siguiente: Miguel Martín Segura. interventor del tren Ter; Antonio Mosquera Sánchez, maquinista de la locomotora diesel; Rafael Orense Sastre, maquinista del tren Ter; Jaime Maldonado Nievas, ayudante del anterior; Miguel Ángel Astario y Mirian Medina Bañón. Los heridos son los siguientes: José Antonio Sañudo, Marcos París Sánchez, Fuenctsla Martín, Mario Vilumbrales García, Juan de Pablo López, Salomé Sánchez Carballo, Se bastían Villa Ostategui, Rosa Fuentenegro Cerezo, Agustín Cantos Arranz, Almudena Martín, Faustina Alberto Sanz, Carmen Gar cía Santamaría, Salvador Martínez Pulido, Concepción Parada, Francisco Barbolla, Rosa María Barbolla Preciado, Javier Holgueras, un hombre indocumentado que se encuentra muy grave, Carma Arribas Figuero, José Manuel González Diego, Bienvenido Medina Lozano y Amparo Barona Rodríguez.