Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 ABC OPINIÓN La innombrable Señor director: El otro día tuve precisión de informar a unos amigos sobre mi procedencia. Después de muchas vueltas y revueltas, encontré la fórmula: Vengo, les dije, de un Estado de la Europa sudoccidental, en la Península Ibérica. A los más cultos y curiosos, que me exigieron mayor precisión, pude a duras penas explicarles en alemán que provenía de Spanien, en inglés que había nacido en Spain, en italiano que mi origen estaba en Spagna, y en francés que era natural de la vecina Espagne, porque. ni en el castellano, ni en el catalán, ni en el vascuence de nuestro tiempo me era fácil encontrar palabra adecuada. Sólo pude hallar un extraño sintagma, Estado español como expresión de lo que yo quería significar, pero, como luego supe, no acabó de convencerles. Efectivamente, a los buenos amigos se les hacía muy duro imaginarse el puente internacional sobre el Miño, en el límite entre el Estado español y Portugal, o los puestos fronterizos de Irún en el límite entre el Estado español y Francia; también se les hacía cuesta arriba preocuparse por la sequía o las inundaciones en semejante ente abstracto o soñar con construir castillos en el Estado español Después de mucho argüir, conseguí por fin convencerles de las propiedades tranquilizadoras y. balsámicas de la fórmula Estado esPor tanto, que los señores del Gobierno y de la oposición sean más serios y se apliquen con más interés a otras tareas. Vea el pueblo español más realidades, menos palabras y menos política de intereses de partido, que están todos demasiado preocupados por sus particulares intereses. Devuélvasenos la ilusión perdida; que se vea en el Congreso y Senado auténtica voluntad de hacer las cosas lo mejor posible; y entonces, cuando la Constitución que votó el Estado español esté plenamente desarrollada, entonces y soló entonces empezaremos a hablar de una celebración, que ahora, y debido únicamente a las descorazonádoras intervenciones del Parlamento, no tiene ninguna razón de ser. -José Luis CUENCA ALADRO (Mafrid) SÁBADO 13- 12- 80 Cartas al director Los campamentos juveniles Señor director: He leído el pasado día 29 una carta dirigida a usted por don Javier Basó López- Valencia sobre los campamentos. Dada mi condición de director de estas actividades, con titulación oficial y dedicación a campamentos desde hace muchos años, había oído hablar sobre hechos acaecidos en distintas instalaciones de campamentos y lugares por mí conocidos por haber estado en ellos. Pero, sinceramente, estos actos vandálicos de Covaleda, y otros que no se han hecho públicos, nos demuestran que estas instalaciones, que con tanto sacrificio y cariño se montaron por toda la geografía patria, son objeto de actos de incivilidades como éste. Los campamentos deben ser escuelas de formación para la juventud. Prueba de ello es que en todos los países, sea cual sea el matiz político de sus Gobiernos y organizaciones, dan una orientación formativa, patriótica y cívica a los muchachos a través de cuadros especializados de dirigentes y monitores; y en estos cuadros no caben los irresponsables y los tolerantes de acciones tan viles. Lo que no se puede hacer es dejar en manos de ineptos a las muchachas y muchachos durante quince días; para esto el Ministerio de Cultura, a través del Instituto de la Juventud, cuenta con personal debidamente garantizado. Los padres son culpables de mandar a sus hijos a turnos donde la convivencia se extralimita hasta degenerar en indecencia -que también ha sucedido este verano. Y si continuamos sin poner remedio a esta avalancha de inmoralidad, de antipatriotismo ante la bandera, ante las profanaciones a las capillas de los campamentos, es mejor que, por quien proceda, se dé el cerrojazo a estas instalaciones o, por el contrario, se dicten unas normas- -que a mi juicio ni hacen falta porque de lo que se trata es de llevar gente de una moral probada y de una entrega total a su cometido cual es la formación de la juventud; y estas normas se circunscriben a los responsables, tanto a nivel de organización asociativa como de los cuadros de dirigentes y monitores. Yo tengo que decir- que el pasado verano, en nuestro campamento Carlos I, en Laredo, permanecieron en el primer turno chicas y chicos, hijos de empleados de A B C, quienes durante los quince días observaron una conducta intachable en todos los aspectos. Y me cabe él honor de haber estado con ellos y afirmar que con juventud como ésta se puede ir al fin del mundo. Así podemos justificarlo todos, desde el director de la actividad hasta las monitoras y monitores, quienes, sinceramente, guardamos un excelente y alentador recuerdo de estos estupendos muchachos de A B C Como dice muy acertadamente el señor Basó López- Valencia: ¿podrán esos jóvenes deformados dirigir España con dignidad, decoro y sentido del patriotismo en todas sus dimensiones? Depende de quienes les dirijamos y de quienes recibamos las orientaciones. -Alfonso SUAREZ SUAREZ (Santander) pañol que adormecía a quienes se sentían españoles y servía de coartada a quienes no lo eran. De esta manera- -continué- -se ha conseguido armonizar a quienes sitúan sus orígenes en Neanderthal y a quienes reivindican a Cromagnon. También han quedado satisfechos quienes se congratulan de su parentesco con Gadhafi, como descendientes de los iberos, pueblo libio. E igualmente se encuentran a gusto ios descendientes de celtíberos, fenicios, griegos, cartagineses, romanos, suevos, alanos, vándalos, visigodos y árabes. Por lo que se ve, el eufemismo estado español como el Evangelio, sirve de consuelo a todos. Algunos de estos amigos persistió, sin embargo, en ayudarme a traducir y me preguntó si acaso el nombre de mi país no tendría que ver con lo que los griegos llamaban Spanion (que quiere decir raro según me informó con leve ironía) o con las tierras que Estrabón, Plutarco o Plinio denominaban Spania, Ispania o Hispania. Realmente no supe qué responderle. Entonces, imagino que por ver si suscitaba en mí una difícil asociación de ideas, acudió con elogiable empeño a leerme a Aristóteles, en el Vil Politicorum: Apud Hispanos belicosam gentem. Al oírle dije presto, satisfecho de mi hallazgo: fAh, sí! España. -José- Ventura OLAGUIBEL. El viejo y ios pájaros Señor director: Soy ama de casa y madre de seis hijos, por lo que haciendo un alto en mi cotidiano bregar impulsada por la noticia que llegó a mis oídos y no di crédito, viéndola luego confirmada en la Prensa diaria, le escribo- estas líneas. Se trata del hecho ocurrido en el Barrio de San Blas, en el que ha sido multado con 500 pesetas un anciano de ochenta y dos años, por arrojar migas de pan a los pájaros desde su ventana, incurriendo en la cívica ira del concejal Mariano López San Román, el cual denunció, con todas las formalidades requeridas, a dicho vecino. En ün principio me indigné, pero luego, al pensarlo detenidamente, mi indignación se tornó en pena, en compasión hacia ei octogenario. Debía ser muchísimo el pan arrojado para ensuciar la calle hasta ese punto. ¿Se habrá parado a pensar el señor concejal- -que seguramente se titulará defensor de los derechos humanos y por añadidura ecologista- -que quizá, sería de las pocas ilusiones, o la única, que tendría ese viejo? ¿Le fue tan difícil imaginársele desmigando con sus torpes y cansadas manos el trozo de pan para sus amigos- -quizá también los únicos- -los gamones, esos pájaros desheredados? Ellos no saciarán en lo sucesivo su apetito, pero, y... él? ¿en dónde depositará su ternura? ¿qué les dirá cuando miren a la ventana cerrada? No, no pequeños, no puedo dar de comer al hambriento; es una obra de misericordia que se castiga por la Ley; vuestro hambre y mi pan son molestos y ensucian. Sé que saltan a diario en las páginas de los periódicos grandes catástrofes ocurridas; los muertos se leen a cientos y ello es en verdad tristísimo. ¡Dios mío! pero esto no quita para que el hecho que comento, nos conmueva- -sin sensiblerías- -por lo absurdo, si no cruel, de castigar a un anciano, de privarle de su pequeña gran aventura de alimentar a unos pajaritas: Otra cosa que ya tampoco podrá hacer, recortándole más el exiguo horizonte de su vida. Cuando acabamos con toda la ternura del mundo, habremos acabado con nosotros mismos. Qué penal- -Carmen VEGA (Madrid) AVISO Se ha detectado en la ciudad de León la venta de participaciones del número 36.750 del sorteo de la lotería nacional que se ha de celebrar el próximo 22 de diciembre de 1980, extraordinaria de Navidad en las que figura como supuesta depositaría DRAGADOS Y CONSTRUCCIONES, S. A, y una firma ilegible. DRAGADOS Y CONSTRUCCIONES, S. A. no es depositaría del número arriba referido, por lo que no se responsabiliza de las participaciones deljnismo que se hayan vendido o puedan venderse en lo sucesivo, ni de las consecuencias que de ello pudieran derivarse; por cuyo hecho ha presentado la oportuna denuncia ante la Jefatura Superior de Policía de la ciudad de León. Lo que se pone en conocimiento del público en general a los efectos oportunos. La Constitución y el desencanto Señor director: Se viene hablando en estos últimos días, con cierta insistencia, de la idea, que propugnan los partidos que crearon la Constitución, de proclamar fiesta nacional el 6 de diciembre para celebrar de esta forma todos los años esa fecha, sin duda tan importante. Pero es necesario recordar a nuestros parlamentarios que los que votamos positivamente el Referéndum constitucional estamosprofundamente decepcionados de las maneras y el estilo de nuestros políticos; de todos. ALFOMBRAS Artesanía. Nudo a mano. Nudo español Altas calidades. DR. CASTELO, 30