Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 A B C SUCESOS VIERNES 24- 1080 Frecuentado por hijos de familias humildes Los servicios sanitarios de Vizcaya, volcados ¡sobre QrfuéHa Varios vecinos intentaron suicidarse o sofrieran desmayos al ver la tragedia ORTUELLA (Agencias) Todos ios servicios sanitarios y asistenciales de Vizcaya se vieron voícados hacia la localidad vizcaína de Ortuella. Los médicos fuera de servicio en la provincia fueron llamados para prestar sus servicios en los domicilios de los familiares de la víctimas y a las numerosas personas que vieron, la tragedia y sufrieron crisis nerviosas y hasta paros cardíacos. Los numerosos vecinos de Ortuella que llegaron al lugar de los hechos al escuchar la explosión sufrieron desmayos, shock y algunos intentaron suicidarse en el mismo lugar debido a la desesperación de los primeros momentos. La Guardia Civi! y la Policía, que contaba con numerosos efectivos en la zona, ayudaron a todas estas personas sin que se tuvieran que lamentar más desgracias que las ocurridas con motivo de Ja explosión. l o s servicios de la DYA (Asociación de Ayuda en Carretera) también ayudaron con todos sus efectivos en la tragedia. Por otra parte, se solicitaron los servicios de arquitectos e ingenieros de construcción con el fin de apuntalar el edificio de las escuelas, que debido a los daños causados en su estructura, amenazan con derrumbarse. CINCO MIL PERSONAS TRABAJANDO. -Alrededor de 5.000 personas trabajaban a las dos de la tarde en las tareas de desescombro, y de búsqueda y rescate de muertos y heridos. Entre ese personal figuraban efectivos de parques de bomberos, Guardia Civil, Policía Nacional y vecinos de Ortuella y otras localidades, así como médicos y personal asistencia! En las inmediaciones del colegio podían verse también varios miles de personas, qué habían llegado allí a) conocer la noticia de la explosión. Igualmente, numerosas personas se hablan congregado a lo largo de la carretera de Ortueila a Bilbao. En algunas zonas del colegio siniestrado podían verse algunos cascotes de más de 100 kilos de peso, y entre los escombros restos humados pertenecientes añinos, así como huellas de sangre, ropas, carteras... Algunas chaquetas de alumnos estaban en el techo de algunas dependencias. Había mesas aplastadas, así como material escolar diseminado por los alrededores. SILENCIO. DE MUERTE. -Las viviendas próximas resultaron dañadas en sus cristales, que saltaron hechos añicos y varias personas que circulaban por la calle reultaron también heridas, algunas de consideración. Sin em bargo, fuentes de la Guardia Civil han manifestado que los daños podrían haber sido mucho más dramáticos si las escuelas no llegan a estar situadas en un alto y a unos veinte metros de las viviendas más próximas. La localidad dé Ortuella se encontraba por la tarde sumida en un profundo silencio de muerte y por sus calles son frecuentes las escenas de dolor, interrumpidas únicamente por las sirenas de ias ambulancias. Rara es la familia de Ortuella que no ha tenido alguna víctima en esta tragedia que no sea pariente o allegado. El alcalde de Ortuelia, Joaquín Ramos, ha pedido a ios medios de comunicación de Vizcaya, en especial a los periódicos, que mañana viernes, incluyan en sus primeras páginas una esquela funeraria como recuerdo por las víctimas, en su mayoría niños. El colegio Marcelino Ugaide, construido hace una década El colegio nacional Marcelino Ugaide está enclavado en la región minera más importante de Vizcaya y es frecuentado por niños pertenecientes en su mayoría a familias humildes. El centro docente es un edificio de moderna construcción, realizado hace, aproximadamente, una década y está dividido en tres bloques de tres pisos cada uno, unidos entre sí por corredores. En uno de estos bloques se encontraba precisamente la caldera. La capacidad de! colegio es para unos mil trescientos alumnos, si bien a. la. -hora, de producirse la explosión- -uno de los bloques se vino abajo y un ala dé otro corre peligro de derrumbarse- -se encontraban en los edificios unos setecientos niños. Vecinos de la localidad de Ortuella, que enviaban a sus hijos a la mencionada concentración escolar, han informado que la violentísima explosión ha afectado, en realidad, a los tres bloques y que la mayor parte de los edificios que quedaron en píe, tienen las paredes resquebrajadas, habiéndose producido, asimismo, daños de consideración en sus estructuras. Por su parte, el alcalde de Ortuella ha hecho un llamamiento a las madres cuyos hijos estudiaban en el colegio para que pasen por la sede municipal y confeccionar las listas de heridos y fallecidos en el suceso. Casi trescientas personas muertas en España por explosiones de gas en los últimos nueve años Sin contar con el siniestro de ayer, desde 1972 se han registrado en España numerosas explosiones de gas (butano, propano, gas natural, gas ciudad y otros combustibles gaseosos) con un balance, según los sucesos que hemos podido controlar en nuestro archivo, de 277 muertos y una cifra mucho más elevada de heridos. Muchos de los siniestros se registraron en Barcelona, aunque la cifra de victimas más elevada corresponde al camping Los Alfaques, de Tarragona. En la siguiente relación se han eliminado los siniestros en los que sólo hubo heridos para no hacerla f interminable: 6 marzo 1972. -Explosión en la calle C a p i t á n Arenas, 57, de Barcelona. Se derrumban 10 pisos y mueren 1,8 personas. Cuatro años después el Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña aseguró, en un informe, que el gas natural no provocó la explosión, pero tampoco se dijo cuáles fueron las causas. 30 octubre 1972. -Se hunden tres casas de la calle Ladrilleros, de Barcelona, por una explosión de gas: 14 muertos y 17 heridos. 11 enero 1973. -Un muerto y siete heridos por una explosión en la calle de Consortes, de San Bernet (Barcelona) 25 diciembre 1973. -Cuatro muertos en los locales 1 del Club de T e n i s Andrés Jiménez, de Barcelona, por una explosión a consecuencia de un escape de gas en las tuberías subterráneas. 19 noviembre 1974. -Por un escape de gas ciudad se producé una explosión en la calle Palafox, de Madrid, causando cuatro muertos, tres de ellos ocupantes de un taxi que fue lanzado a gran altura. 28 septiembre 1975. -Tres niños perecen al saltar por los aires una vivienda unifamiliar en la calle Arriba España, de Madrid, por explosión de gas propano. 18 diciembre 1975. -Cuatro niños mueren en Sevilla a consecuencia de una explosión de gas registrada en su vivienda. 23 diciembre 1975. -Un muerto y tres viviendas incendiadas tras la explosión por escape de gas de uña estufa de butano, en la calle Viladomat, 59, en Barcelona. 24 junio 1976. -Once muertos y 40 heridos al hacer explosión el camión- cisterna que acababa de llegar a una factoría de butano en Utebo (Zaragoza) 6 junio 1978. -Dos muertos y 12 heridos por la explosión registrada en el restaurante El Desastre, de Barcelona, tras formarse una bolsa de gas propano procedente de botellas Instaladas en el local. 11 julio 1978. -Un camión cisterna cargado con propüeno, procedente de la refinería de Enpetrol, hace explosión en el término de Alcanaz (Tarragona) ocasionando 215 muertos y 74 heridos, en su mayoría turistas que ocupaban el camping Los Alfaques. Por la Junta de padres de los alumnos de ¡a escuela La mala colocación en la insfalacien de gas había sido ya denunciada ORTUELLA (Vizcaya) (Efe) La Junta de padres de los alumnos de la escuela siniestrada habían denunciado ya con antelación la mala colocación en la instalación de gas, así como lo cerca que estaba colocada la caldera de gas dé las aulas, según explica la Asociación de vecinos de Ortuella en un comunicado hecho público esta tarde. Esta Asociación, que expresa su más profundo pésame a los familiares de las víctimas, considera que este hecho trágico está motivado por la situación de malas condiciones en que se encuentran numerosas escuelas, muchas de las veces construidas deprisa y corriendo y añade que hace unos días se cayó el tejado de otra escuela del pueblo, y tos pequeños fueron trasladados a la siniestrada hoy. Por último, la Asociación reclama una jornada d luto, así como un llamamiento ai pueblo a que acuda a los funerales y demás actos, que se organicen en recuerdo de tas víctimas.