Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
chear. las máscaras intraducibies del carnaval andaluz. En el pintor Cortijo, por el contrario, las máscaras pueden confesarnos sus deseos, pues todavía están en esa fase de la transfiguración en que no han dejado de ser todo lo que son. ¿Y las máscaras de Romero Resendi? Son, tal vez, las máscaras más elegantes de nuestra pintura, algo así como las máscaras venecianas de Piefro Longhi. Sus antifaces y dóminos r 6 s inquietan más que las destrozonas de Solana: sus manos delicadas nos dan más miedo que las sartenes que blanden las máscaras solanescas. Sus sutiles disfraces ias revelan llenas de muerte. Galería Heller. NIGEL KONSTAM Desde William McMillan a Alan Durst, pasando por Charles Wheeler. la escultura inglesa contemporánea- -con la gran excepción de Moore- -se debate en un expresionismo italianizante y goticista, cierto que lleno de vitalidad, como ahora vemos en Nigel Konstam (Londres, 1932) artista en el que la expresión y el movimiento recobran sus actitudes más tradicionales. (Galería Kreisler. PEDRO MOZOS Extraordinaria colección de dibujos de uno de los dibujantes- -de los pintores que dibujan- -más extraordinarios que tenemos. Un noble eco veneciano traen estas sanguinas. (Galería Balboa, 13. EIRAVELLA A. M. CAMPOY Se alcanza aquí una Galicia silvana que antecede en ingenuidad a la de Colmeiro; una Galicia como de románico nuevo, mágica y pueril, no perturbada todavía por los genieciílos de Cunqueiro. (Galería Faunas. Bustillo: Toros en Chinchón MARUCHI RIPOLL Pinturas y pequeños bronces en donde se mezclan deliciosamente un naturalismo jugoso y un lenguaje simbólico del mayor interés. Hemos de voíver con más amplitud a esta obra. (Galería Ramón Duran. BUSTILLO Pintor de jugosa sensibilidad colorista frente al paisaje, ai que ve como crónica de la realidad y como ocasión de recrearlo desde la intrínseca pintura. Reencontramos al pintor muy dueño ya de su expresión propia, individualizado, original. (Galería Espalter. Maruchi Ripoll Pedro Mozos Nigel Konstam: Pensamiento 19