Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SABÁD 8 KE M A Í t Z O DÉ 1980. PAG. 49. ESPECTÁCULOS Crítica de cine MIEDO A SALIR DE MOCHE DE ELOY DE LA IGLESIA La escena al día NUEVO REPARTO DE CONTRADANZA -Tras meticulosa selección, José Tamayo, como promotor y director, ha conseguido reorganizar el reparto de la comedia dramática de Francisco Ors, Contradanza del siguiente modo: José JLuis Pellicena, como insinuábamos ayer, en el papel de la Reina de Inglaterra; G e n m a Cuervo continúa eon el de lady Carolina, y Manuel Gallardo, en el de lord Enrique. Los personajes secundarios siguen encomendados a los mismos, esto es: a Miguel Palenzuela, Alfonso Goda, Carlos Piñeiro y Vicente Gisbert. MANOLO COLLADO. -Terminados s u s compromisos con el Infanta y el Fígaro, no se limita a la explotación de Historia de un caballo en Maravillas; Panorama desde el puente en el Marquina. y Petra Regalada en el Príncipe, y gestiona ahora, oara septiembre, la Comedia, y en enero el Reina, donde presentará, sin interrupción, La lozana andaluza de Alberti. con Carlos Jiménez de director. i; Claudia Grayy y José Sacristán Prbd. Bfeu Bilms- AIfaro Films (1980) Director: Eloy de l; a Iglesia. Guión: Roberto Bodegas, José ¡Waría Palacio y Eloy de ¡a Iglesia. Fotografía: José García Gal ísteo. Color. Música: Carmelo Bernaola, Duración: 92 miniiros: Principales intérpretes: José Sacristán, Antonio Fernar. cBs, Claudia Gravy, Tina Sainz, Mari Carmen Prendes, Florinda Chico y Ricardo Tundidor. Sa! a tte estreno: Conde Duque. JORGE LAVELLI Y CARLOS AUGUSTO FERNANDEZ. -Varios directores españoles se dirigen a nosotros sorprendidos por las preferencias oficiales hacia colegas argensu entorno, con las circunstancias sociales que nos rodean. La intención de Eloy de la Iglesia, justo es reconocerlo, resulta eminentemente positiva. Todos estamos de acuerdo en que el miedo es cosa mala y que lo mejor es no tenerlo; no hipertrofiar los hechos criminales ni violentos y procurar vivir con la mayor naturalidad posible, sin que ningún pastor, vecino o lejano, venga a meternos el susto en el cuerpo. Lo malo es que los razonamientos seguidos, las observaciones que De la Iglesia nos relata, resultan tópicos, manidos y nada convincentes. Todas las premisas son falsas y chorrean una extraña moralina que quizá quiera pasar como progresista. Pese a ello, Miedo a salir de noche conserva un cierto aire de comedia intrascente, apta para casi todos los públicos, con algunos lances capaces de despertar la sonrisa, si no la carcajada, pese a la baratura o gratuidad de sus planteamientos. Pepe Sacristán repite, de forma mecánica, su trabajo en cometidos anteriores. Algo parecido ocurre con Antonio Ferrandis, encarnando al inexplicable sesentón. Eficaz, dentro de su particular comicidad, resulta la labor de Mari C a r m e n Prendes, y tanto Claudia Gravy como Tina Sainz realizan trabajos discretos sin gran esfuerzo. -Pedro CRESPO. tinos y aseguran que Carlos Augusto Fernández, por ejemplo, ha percibido millón y medio de pesetas por su aún inacabado montaje de El José de las mujeres espectáculo con destino a la reapertura del Español (cuyo presupuesto rebasa ya los catorce millones) mientras el señor Lavelli percibirá dos millones por el de Doña Rosita la solteras, capitalizando gastos de estancia más setecientas y pico mil pesetas abonadas o anticipadas hasta el momento. i MERCEDES VECINO. -Ha sido llamada ipara representar el papel de la s ñá Rita iñe La verbena de la Paloma junto a Antonio Garisa, con destino a TVE. INQUIETUD DE RAFAEL PANTOJA. ¿El director de la- Venta del Gato se ha ido itina vez más a Sevilla para seleccionar una serie de valores que nutran los programas! de su local. Entre los presuntos contratados ¡figuran Los Roderos, Matilde Coral y Raifael el Negro. NUEVA COMEDIA. La hora del lobo se titula la nueva comedki que Ana Diosda, do destina a la reaparición de Amparo Rivelles a su vuelta de México, señalada para los primeros días de 1981. -A. L. Que el miedo es uno de los principales elementos desestabilizadores de la democracia resulta muy claro para cuantos, con el cambio de régimen, hemos ido asentándonos en ella y, de forma paralela, aunque no directamente dependiente, hemos visto cómo se deterioraba nuestra seguridad merced a los indeseables efectos del terrorismo, de las bandas armadas, de los delincuentes en incremento constante, de los robos, violaciones y demás atentados contra las propiedades o la integridad de los individuos. Consciente de ello, Eloy de la Iglesia, casi con el patrocinio moral del Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid, ha realizado, en clave de comedia facilona, este Miedo a salir de noche en la ue se ridiculizan las puertas blindadas, se ataca duramente la Posesión y el uso de sprays antiasaltantes, se hace burla de las alarmas antirrobo y se viene a demostrar, graciosamente, que las violaciones pueden ser, en la práctica, producto de la fantasía de algunas solteras recalcitrantes. Para Eloy de la Iglesia- -y así lo expresa a través de un inverosímil personaje, el de un hombre en la sesentena, poseído de wna increíble e inexplicable jovialidad- -lo Que ocurre es que nos está contando el cuento del lobo favoreciendo así la posibilidad de un rechazo del sistema democrático. Por ello, critica duramente a los vigilantes armados, hace un chiste con el aspecto de los policías nacionales y se ríe dé los t e m o r e s catastrofistas de quienes piensan que atravesamos un período abierto a la posibilidad de un conflicto, que vacíe de existencias los establecimientos de ultramarinos. La historia que Eloy de la Iglesia nos cuenta, como cañamazo donde insertar todas las observaciones anteriores, es la de un supuesto español medio, ese español utilizado para contarnos tanto la furia erótica que nos poseía en los años sesenta como las alegrías y angustias de la transición política del último tercio de la década dé los setenta. Paco, empleado en un Banco, siente que esa sensación de miedo va poseyéndole paulatinamente hasta que precisamente una muerte accidental le hace abrir los ojos y enfrentarse, vitalmente, con el panorama de TERROR EN AMIÍWILLE DE STÜART ROSENBERG Margo Kidder y James BroSin Prod. Samuel Z. Arkoff piara American International (USA) 1979. Director: Stusrt Rosenberg. Guión: Sandor Stern, según! a- novela de Jay An son. Fotografía: Fred J. Koenekamp. Color. Múr sica: Lailo Sohifrki. Duración: 110 minulos. Principales toténpref- ss: James Brolin, Margot Kidder, Rod Steiger, Don Stiroud, Murray Hemilton, Michaef S. acks, Natasha Ryan, Ami Wright y Val Avery. Safes da estreno: Palacio de ¡a Música y Novedades. Promociones del Oeste y Centro, S. A. (PROCSA) En su Junta general universa! celebrada el día 30- XII- 79, se acordó trasladar el domicilio social de la calle Serrano, número 84, de Madrid, a Plasencia: calle Matías Montero, número 34, piso F. Quedando modificado el artículo 2. de los estatutos sociales de la sociedad. P a r t e Terror en Amityvüle de una j j historia real Se nos asegura que el 5 d e TM febrero de 1976, en Amityville, Nueva York, George y Kathleen Lutz, acompañados de sus tres hijos, huyeron de su casa en medio de la noche, manifestando que un ser diabólico se les había aparecido, poniendo en peligro sus vidas. Los Lutz se fueron otro Estado, y el relato de lo que les ocurrió, narrado en una novela de éxito por Jay Anson, es ahora esta película que se ofrece a la curiosidad de los espectadores madrileños. En ella se nos cuenta cómo en una mansión colonial, realmente atractiva, situada en las márgenes de un río, con embarcadero propio, casa para el jardinero, murieron en 1975, asesinados por el hijo mayor, un matrimonio y sus cinco hijos. El asesino